Genial
Genial

9 Maneras efectivas de reafirmar y tonificar tu abdomen

Si uno de tus objetivos principales es un abdomen atractivo, bienvenido al club. Créenos, no estás solo. La grasa del estómago no solo afecta la apariencia y la confianza en uno mismo, sino que también tiene un gran impacto en tu salud. Los médicos la llaman grasa visceral, cubre tus órganos, puede dañar tu bienestar y provocar problemas de salud graves, como enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2.

En Genial.guru nos preocupamos por nuestros lectores y queremos que se mantengan saludables y se vean bien, por eso preparamos este artículo para ti.

Hay tres aspectos principales que debes tener en cuenta para lograr tu objetivo: adoptar un estilo de vida más saludable, mejorar tus hábitos alimenticios y elegir el plan de ejercicios adecuado con un par de trucos adicionales.

1. Hacer ejercicio regularmente

El déficit de calorías o una disminución de estas se puede lograr al concentrarte en comer menos calorías o quemar más, o ambas, lo cual sería aún mejor. El ejercicio es una de las formas claves para lograr tu objetivo, te ayuda a perder grasa en todo tu cuerpo, incluso alrededor de tu estómago. Además, el ejercicio regular aumenta tu metabolismo, lo que significa que tu cuerpo quemará más calorías que antes mientras realizas la misma actividad.

2. Enfócate en todo tu cuerpo

Los ejercicios para todo el cuerpo son excelentes cuando se trabaja para perder peso; disminuir la grasa y reafirmar el estómago son una parte de este resultado. Piensa en nadar, caminar, correr o realizar entrenamiento en circuitos. Además, no olvides incluir ejercicios de abdominales como parte de tu rutina regular.

La clave es hacer ejercicio durante al menos 30 minutos y mantener tu ritmo cardíaco en aproximadamente el 70% de su máximo. Es entonces cuando tu cuerpo comienza a quemar grasa real. Si no tienes un dispositivo para controlar tu ritmo cardíaco, usa el truco de la vieja escuela: mantenlo a un nivel en el que aún puedas hablar pero no puedas cantar.

3. Encuentra un deporte de equipo

Si te resulta difícil forzarte a ti mismo a hacer ejercicio, piensa en un deporte de equipo. Esto te mantiene activo incluso cuando parece que solo te estás divirtiendo. Muchos lugares de trabajo organizan equipos de fútbol o voleibol y muchas ciudades tienen clubes deportivos locales. Diviértete, haz nuevos amigos, ponte en forma y comienza a perder esa obstinada grasa abdominal.

4. Corta calorías

Todos hemos escuchado millones de veces que, “somos lo que comemos” y eso nunca cambiará. Desafortunadamente, no puedes quemar grasa localmente solo alrededor de tu estómago, pero reducir el porcentaje de grasa en general también afectará tu estómago de una manera positiva. Para reducir el porcentaje de grasa, debes crear un déficit de calorías, en otras palabras, debes quemar más calorías de las que obtienes de los alimentos que consumes. Los entrenadores sugieren que, si puedes mantener un déficit diario de 250 calorías, la pérdida será alrededor de 1 kilo por semana.

5. Evita el azúcar

El azúcar es tu mayor enemigo. El peor tipo es el azúcar escondido, ya que a veces es posible que ni siquiera te des cuenta de cuánta azúcar estás consumiendo en lo que consideras una comida saludable. Los alimentos en escabeche, el aderezo para ensaladas, los jugos de frutas, incluso los que están recién exprimidos, son muy altos en azúcar. La solución es muy simple en estos casos: evitarla por completo o sustituirla por otra cosa, el último consejo sería utilizarla con moderación.

6. Comienza tus alimentos con verduras

Comenzar tus comidas con vegetales es una manera de engañar a tu propio cuerpo. Todos entendemos que las verduras son lo más saludable en tu plato y, si comienzas con ellas, no tendrás mucho espacio para otro tipo de comida. Las verduras se digieren más rápido que la carne, y comer un alimento de digestión más rápida primero facilita el proceso para tu sistema y mejorará tu digestión, resultando en menos grasa en tu organismo en general. Además, los vegetales son ricos en fibra, lo que significa que te llenarán por más tiempo.

7. Elige la comida perfecta

Elige sabiamente lo que comerás. Si das prioridad a los alimentos de origen vegetal, como las verduras, las frutas y los granos integrales, esto disminuirá tu ingesta calórica en general de forma predeterminada, ya que, en general, los alimentos de origen vegetal son mucho más bajos en grasa y más ricos en fibra que otros alimentos, por lo que llenan más sin consumir muchas calorías.

8. Haz cambios en tu estilo de vida

La conclusión es que necesitas cambiar tus hábitos de estilo de vida. Para que tu cuerpo cambie, algo en tu rutina tiene que cambiar. Tú eres la única persona que puede decidir lo que puedes ser en cuanto a tu dieta, tu ejercicio, dormir lo suficiente, solo tú puedes saber cómo cambiar para mejorar tus hábitos. Sé honesto contigo mismo y responde esta simple pregunta: ¿qué tanto deseas deshacerte de esa “barriga flácida”?

No hay cura mágica. Si realmente quieres deshacerte de ese vientre problemático, haz un plan y apégate a él. La consistencia es la clave del éxito.

9. Utiliza aceites esenciales

Algunos aceites esenciales son conocidos por su capacidad de tensar y reafirmar la piel. Los aceites de incienso, pachulí, lavanda, geranio, nerolí, rosa mosqueta, y jazmín pueden ayudarte en este proceso. Pero no esperes milagros, los aceites pueden ayudar a tensar la piel, pero no ayudarán a quemar la grasa.

Usa 6 gotas de cualquier aceite esencial mencionado arriba y mézclalo con una cucharada de aceite de aguacate, coco, argán o cualquier otro aceite portador que tengas y masajea suavemente sobre tu piel.

¿Tienes otras sugerencias sobre cómo conseguir un abdomen plano y perfecto? ¡Por favor, cuéntanos en los comentarios a continuación!

Genial/Salud/9 Maneras efectivas de reafirmar y tonificar tu abdomen
Compartir este artículo