Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

9 Productos para bebés que los padres experimentados posiblemente no comprarán

Nos gustaría creer que todos los artículos que se venden son seguros, pero en 2019, en Estados Unidos se retiraron del mercado más de cinco millones de unidades de productos para niños. Esto demuestra que los padres deben tener cuidado, ya que incluso los objetos más populares pueden causar lesiones y hasta muertes.

En Genial.guru estudiamos qué elementos es mejor evitar por el bien y la seguridad de nuestros hijos.

1. Protectores de cuna

A menudo, los padres usan protectores de cuna para que el pequeño no se golpee la cabeza con los listones de esta. Sin embargo, estos hermosos accesorios pueden convertirse en una pesadilla para los niños. Expertos advierten que son un peligro y que aumentan el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante. Incluso los “protectores transpirables” pueden asfixiar a un niño. Se sugiere mantener todos los elementos que podrían cubrir la cara del bebé lejos de la cuna.

2. Mochila portabebés con una base estrecha

Este artículo es excelente en términos de vinculación y cuidado del bebé, pero en la mayoría de los modelos, el niño se mantiene en la posición más insalubre. Con las piernas rectas, y las rodillas y caderas estiradas, se genera mucha tensión en la columna, y esto aumenta el riesgo de sufrir una dislocación de cadera. Este es especialmente alto para los bebés menores de 6 meses.

Creemos que cargar a un bebé tiene numerosos beneficios tanto para los padres como para los niños. Solo ten en cuenta que los portabebés deben tener una base ancha, de modo que las piernas del pequeño queden en una posición de M. Estos modelos no representan una amenaza.

3. Andadores o saltadores

Cuando el bebé comienza a moverse por la casa, algunos padres ceden a la tentación de comprar andadores o saltadores. Pero hay razones por las cuales, en algunos países como Canadá, tales objetos son ilegales. Estos productos permiten que los niños se pongan de pie y caminen cuando sus músculos aún no están preparados para ello. Los andadores presentan un gran riesgo de trauma, ya que, al usarlos, los pequeños pueden volcarse o, lo que es peor, caer escaleras abajo.

Médicos señalan que a menudo se observan retrasos en el desarrollo de los niños que pasan mucho tiempo en andadores y saltadores. La razón de eso es que estos pequeños pierden un valioso tiempo de juego en el piso, omitiendo una etapa importante en su crecimiento.

4. Asientos de tina para bebés

Cada tercer caso de ahogamiento entre niños menores de 2 años es causado por asientos de bañera. Algunos padres piensan erróneamente que estos son una medida de seguridad. Sin embargo, al usarlos, los niños pueden deslizarse al agua y sumergirse.

5. Cunas con baranda móvil

Dado que los bebés pasan muchas horas en sus cunas, es mejor asegurarse de que estén seguros allí. Los padres con experiencia evitan las que tienen una baranda móvil, ya que saben que el riel de la cuna puede deslizarse fuera de las vías, creando un espacio entre el colchón y la baranda. Si esto sucede, los niños pueden sufrir lesiones o incluso asfixiarse. Esto puede evitarse fácilmente cuando los padres son conscientes de semejante peligro y eligen cunas clásicas, sin barandas móviles.

6. Mantas y almohadas para bebés

Aparte del hecho de que las almohadas pueden bloquear la nariz y la boca de los niños, los padres deben tener en cuenta que ellos simplemente no las necesitan. Estas son absolutamente innecesarias para pequeños menores de 2 años o antes de que los hombros del bebé sean más anchos que su cabeza.

7. Bandoleras portabebés (que los padres se ponen alrededor del cuello)

La variedad de artículos portabebés existente puede ser abrumadora. Todos los fabricantes prometen tener exactamente lo que tu pequeño necesita; sin embargo, ten en cuenta que las bandoleras que los padres se colocan alrededor del cuello pueden representar un riesgo de asfixia para los niños. En estos transportadores, los bebés no pueden estirarse, por lo que su barbilla se mantiene presionada contra su pecho, cortando sus vías respiratorias.

Ten cuidado. Expertos sugieren que todas las bandoleras portabebés conllevan un peligro potencial para los niños menores de 4 meses. Dado que ellos tienen los músculos del cuello débiles, si se les cubre la boca o la nariz, no podrán moverse y podrían asfixiarse.

8. Cama inclinada para bebés

Los padres hacen todo lo posible para ayudar a los bebés a dormir mejor, porque esa es la única forma en que pueden tener algo de tiempo libre. Sin embargo, las camas inclinadas no ayudarán a un niño a descansar más placenteramente. Además, los resultados de una investigación sugirieron que los bebés que no duermen en una superficie plana no están seguros y corren el riesgo de asfixiarse.

9. Flotador de cuello para bebés

La natación es un gran ejercicio para los bebés, y estos no necesitan ningún equipo para ello. Los flotadores de cuello se inventaron para niños con discapacidades, y en tales situaciones se utilizan como elementos de recreación.

Los padres evitan estos flotadores porque no permiten que los niños se muevan de forma activa en el agua, sino que se limitan a hacerlos flotar pasivamente en la superficie. Lo peor es que pueden desinflarse o el niño puede deslizarse a través de ellos.

¿Hay algo que te gustaría agregar a esta lista? ¡Cuéntanos en los comentarios!