Genial
Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Lo que la ubicación de tu dolor abdominal revela sobre tu salud

Dolor ardiente, sordo, agudo o cólicos en diferentes áreas de tu vientre pueden decir mucho sobre cómo se siente tu cuerpo. Así como el vientre contiene muchos órganos y terminaciones nerviosas importantes, hay muchos factores que pueden causar dolor en diferentes zonas de esta parte de tu cuerpo. La dieta poco saludable, demasiada comida, tabaco y algunos medicamentos pueden causar úlceras, cálculos biliares o incluso acidez estomacal. Por eso es importante localizar el dolor y tomar las medidas necesarias sin demora.

Genial.guru quiere recordarte una vez más sobre la importancia de llevar un estilo de vida saludable y contarte todo sobre los dolores abdominales que son importantes y deben ser atendidos de inmediato.

Dolor abdominal superior sordo: exceso de gases

Si estás experimentando un dolor sordo en la parte superior de tu estómago o abdomen y te sientes hinchado, puede significar que tienes exceso de gases. También es posible que tengas otros síntomas: experimentas las olas de dolor que hace que tu estómago se hinche, sientes que algo se está moviendo en tu estómago y estás eructando o expulsando gases.

Causas: comer y tragar rápido puede causar esta sensación. Las bebidas gaseosas, la cerveza, los productos lácteos y los frijoles causan la formación de gases excesivos en el estómago.

Solución: para evitar este estado incómodo, es mejor consumir menos de los alimentos enumerados anteriormente. Una de las soluciones rápidas para este problema es una pastilla de carbón activado o una cápsula de aceite de menta

Dolor en la zona inferior del tórax o en la parte superior de la zona abdominal: acidez estomacal

La acidez (reflujo ácido) provoca un dolor ardiente en la parte inferior del pecho y en la parte superior de tu abdomen. Además, puedes sentir ardor en la garganta y, a veces, un sabor ácido extraño que también puedes sentir en tu garganta.

Causas: hay muchos alimentos que pueden provocar acidez. Entre ellos se encuentran: alimentos grasosos y picantes, alcohol (especialmente vino tinto), cebollas crudas, chocolate, cítricos, café y bebidas con cafeína. Además, el tabaco empeora la acidez de estómago.

Solución: trata de no comer en exceso; es mejor comer de 5 a 6 comidas pequeñas durante el día, en lugar de 2 o 3 comidas grandes. Además, se recomienda usar ropa holgada para evitar la presión sobre tu abdomen y tratar de dejar de fumar.

Dolor severo en la zona abdominal superior: úlceras

Las úlceras pueden ser la causa del dolor agudo en la zona abdominal superior y la del estómago. Las úlceras aparecen cuando el revestimiento de tu estómago está dañado, pero también pueden ser provocadas por analgésicos potentes. Los otros síntomas de las úlceras son: cambios en el apetito, náuseas, heces con sangre u oscuras, pérdida de peso inexplicable, vómitos y dolor en el pecho.

Causas: el uso frecuente de aspirina, ibuprofeno u otros medicamentos antiinflamatorios, así como tabaquismo y exceso de bebidas alcohólicas afectan negativamente al estómago y causan úlceras.

Solución: para prevenir las úlceras, se recomienda no tomar más de 2 bebidas alcohólicas por día y no mezclarlas con medicamentos. También no debes abusar de analgésicos y lavarte las manos antes de cada comida. Es muy importante seguir una dieta que incluya granos enteros mezclados con frutas o vegetales, y dejar de fumar.

Cólicos e hinchazón: síndromes del intestino irritable

Si tu aparato digestivo se ha hecho sensible, sientes cólicos e hinchazón en el área abdominal, entonces es probable que padezcas síndrome del intestino irritable. En este caso puede haber 2 desenlaces posibles. Tal vez tu sistema digestivo comience a funcionar realmente rápido lo que dará lugar a diarrea, o todos los procesos se ralenticen lo que causará estreñimiento.

Causas: todavía se desconocen las causas del SII, pero se cree que puede ocurrir debido a una cierta combinación de movimientos anormales del tracto gastrointestinal, las anomalías en los nervios del aparato digestivo y la interrupción en la comunicación entre el cerebro y el tracto gastrointestinal.

Solución: en este caso, es mejor verificar qué alimentos provocan este síndrome y disminuir su ingesta.

Cólicos y diarrea: gastroenteritis (gripe estomacal)

Si sientes dolor agudo y cólicos en el área abdominal, tienes diarrea acuosa (generalmente no sangrienta), náuseas, vómitos, dolores musculares ocasionales o dolor de cabeza y fiebre baja, puede ser que tienes gastroenteritis.

Causas: puedes infectarte con gastroenteritis si comes o bebes agua o alimentos contaminados, o si usas los accesorios, toallas y objetos personales de una persona infectada.

Solución: Para evitar que te infectes, vacúnate, lávate las manos antes de comer, asegúrate de que todos tus familiares no compartan objetos personales y desinfecta las superficies duras.

Dolor leve e indigestión: intolerancia a la lactosa

El dolor de estómago y la hinchazón son algunos síntomas comunes que indican intolerancia a la lactosa. Este trastorno puede causar diarrea, acumulación de gases o estreñimiento. Algunos otros síntomas pueden incluir dolores de cabeza, fatiga, pérdida de concentración, dolor muscular y articular, úlceras en la boca y problemas para orinar.

Causas: normalmente, la intolerancia a la lactosa es causada por la deficiencia de la enzima lactasa intestinal. Desintegra la lactosa en 2 azúcares más simples (glucosa y galactosa) lo que permite que la lactosa sea absorbida desde el intestino.

Solución: si observas que eres intolerante a la lactosa, se recomienda seguir una dieta sin lactosa. Sin embargo, para asegurarte de que tu cuerpo no pierda calcio y otros elementos útiles, que obtenemos de los productos lácteos, intenta comer más productos como brócoli, col rizada, atún, salmón y productos ricos en calcio como la leche de soja.

Gases, diarrea crónica, distensión abdominal: intolerancia al gluten

La intolerancia al gluten tiene muchos síntomas, y los más comunes son: diarrea, estreñimiento, heces malolientes, distensión abdominal, dolor abdominal, problemas de la piel, pérdida de peso inexplicable y depresión.

Causas: si tienes intolerancia al gluten, productos como el pan, la pasta o cualquier otro alimento que contenga trigo y productos no alimentarios con ingredientes a base de trigo (como Play-Doh, por ejemplo), cosméticos o productos de baño pueden desencadenar estos síntomas.

Solución: Para controlar tu sensibilidad al gluten, se recomienda tratar de evitar los alimentos y productos a base de trigo y consultar con tu médico para iniciar el tratamiento.

Dolor severo en la parte superior derecha del abdomen y debajo del hombro: cálculos biliares

No es tan fácil detectar la presencia de cálculos biliares en tu cuerpo. Solo te darás cuenta de que están allí si causan la inflamación u obstruyen uno de los conductos que transportan los jugos digestivos desde el hígado hasta el intestino delgado. En este caso, tendrás los siguientes síntomas: dolor intenso y repentino en la parte superior derecha del abdomen, fiebre, escalofríos y náuseas.

Causas: hay varios factores de riesgo que pueden desencadenar la formación de cálculos biliares: sobrepeso u obesidad, sedentarismo, embarazo, consumo de alimentos altos en grasa y colesterol, falta de alimentos ricos en fibra, herencia, diabetes y administración de medicamentos que contienen estrógeno, como anticonceptivos orales o medicamentos de terapia hormonal.

Solución: para evitar la formación de cálculos biliares, debes seguir algunas reglas simples. No te saltes comidas, controla tu peso, si estás siguiendo una dieta: la pérdida rápida de peso aumenta el riesgo de formación de cálculos biliares. Además, trata de mantener un peso saludable. Ser obeso o demasiado delgado es muy arriesgado para tu cuerpo.

Dolor abdominal inferior derecho: apendicitis

La inflamación del apéndice se llama apendicitis. Es una enfermedad inflamatoria peligrosa que requiere tratamiento médico inmediato. Los síntomas de la apendicitis son dolor agudo en la zona del ombligo o la parte superior del abdomen que se desplaza hacia la parte inferior derecha del abdomen, hinchazón abdominal, fiebre alta y la incapacidad de expulsar gases.

Causas: las causas de la apendicitis pueden ser: obstrucción de la luz del órgano, inflamación de los tejidos de la pared (debido a una infección en el tracto gastrointestinal o en otra parte del cuerpo), parásitos o tumores que pueden obstruir la luz del apéndice.

Solución: no podemos prevenir la apendicitis, sin embargo, es menos común en personas que se adhieren a una dieta saludable y comen alimentos con alto contenido de fibra, como verduras y frutas frescas. Si crees que presentas algunos síntomas de apendicitis, llama a tu médico de inmediato para que te examine y administre el tratamiento adecuado.

Importante: si presentas alguno de los síntomas mencionados en nuestro artículo, consulta con tu médico de forma inmediata.

¿Alguna vez has experimentado alguno de estos dolores abdominales? ¿La ubicación del dolor coincidía con alguna de las descrita anteriormente? ¡Nos gustaría conocer tu experiencia en la sección de comentarios!

Ilustrado por Oleg Guta para Genial.guru
Compartir este artículo