Genial
Genial

Orinar en la ducha puede no ser una buena idea, especialmente para las mujeres, según la ciencia

Probablemente todos hemos escuchado la afirmación de que orinar en la ducha puede ayudarnos a salvar el medio ambiente. Los investigadores nos siguen impresionando con números sobre cuánta agua podríamos ahorrar si hiciéramos 2 trabajos al mismo tiempo en nuestras cabinas de ducha. Sin embargo, los médicos ven este hábito aparentemente positivo desde un ángulo totalmente diferente, y descubrimos por qué les preocupa tanto que orinemos mientras nos bañamos.

En Genial.guru siempre buscamos una opinión diferente para descubrir la verdad. Hoy, nos encantaría que echaras un vistazo a lo que piensan algunos médicos sobre esta rutina que puede ser común para muchos de nosotros, y también que compartas tus propios pensamientos al respecto.

Orinar en la ducha parece una buena idea para muchos, y por una buena razón

Probablemente todos lo hacemos de vez en cuando sin prestar mucha atención al proceso. Para las personas que se preocupan por el medio ambiente no solo es bueno, es absolutamente excelente para nuestro planeta porque ahorra agua que podría usarse al descargar el inodoro.

Sin embargo, además de la conservación del agua, la gente se pregunta si es seguro o higiénico, ya que la ducha es un lugar del que esperas salir más limpio que cuando entraste. A pesar de la creencia común, la orina no es estéril, y esta es una de las varias preocupaciones que expresan los médicos acerca de orinar en la ducha.

Tu vejiga puede terminar entrenada de manera incorrecta

Alicia Jeffrey-Thomas, fisioterapeuta certificada en suelo pélvico, advierte que cuando orinamos en la ducha con el sonido del agua corriendo, es posible que sin querer nos estemos enseñando a orinar cuando aparece la orden, que es el sonido del agua rociando. “Si orinas en la ducha o abres el grifo o la ducha y luego te sientas en el inodoro para orinar, estás creando una asociación en el cerebro entre el sonido del agua corriendo y tener que orinar”, dice ella.

Este efecto se conoce como efecto pavloviano, que es una respuesta refleja a algún sonido o estímulo externo. Un terapeuta explica que esto podría no ser un gran problema para todos, pero “para las personas con algún tipo de disfunción del suelo pélvico, podría contribuir a la fuga de orina cuando tienen ganas de usar el baño”.

Tu vejiga podría no estar preparada anatómicamente para ello

Orinar en la ducha resulta ser potencialmente dañino para las mujeres. El detalle clave es que podrías no estar vaciando la vejiga de manera efectiva. La Dra. Jeffrey-Thomas explica por qué. Según ella, las mujeres no pueden relajar completamente los músculos pélvicos cuando intentan orinar de pie. Los hombres tienen una próstata para sostener su vejiga, lo que significa que para ellos, la posición de pie mientras orinan está bien.

Pero las mujeres no tienen este apoyo adicional, por lo que, para ellas, orinar de pie no es natural y hace que la vejiga se vacíe a niveles mucho más bajos de lo necesario. Suspender la pelvis sobre el inodoro es similar a pararse en la ducha y significa que los músculos no se relajarán y el mecanismo de continencia deberá, nuevamente, ser empujado y manipulado.

Qué hacer si la tentación es demasiado alta

Si no puedes resistir la tentación de orinar en la ducha, es mejor que lo hagas en tu casa, no en un lugar público.

El Dr. Brahmbhatt, urólogo clínico y profesor asistente en la Facultad de Medicina de la UCF en Florida, dice: “Alguien podría tener una infección del tracto urinario. La orina podría recoger algunos microbios del final de la uretra a medida que sale”. Entonces, hacer este acto en tu propia ducha, no en una pública, te ayudará a evitar algunas sorpresas desagradables.

¿Cuál es tu actitud ante este delicado tema? ¿Crees en ahorrar mucha agua mientras orinas en la ducha?

Genial/Salud/Orinar en la ducha puede no ser una buena idea, especialmente para las mujeres, según la ciencia
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos