Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Por qué no puedes dormir sin abrazar algo

Aunque este hábito podría estar relacionado con la posición fetal desde que éramos bebés, no se trata en absoluto de volver a nuestra infancia. Ya sea un juguete de peluche o una suave almohada sin la cual no te puedes dormir, hay algunas razones por las que simplemente no puedes dejarlos ir.

En Genial.guru hemos descubierto las razones por las que la gente duerme fácilmente cuando tienen algo que abrazar.

1. Reduce los ronquidos o la apnea del sueño

La apnea del sueño es un trastorno en el que la respiración de una persona no es tan fluida como debería ser. Esto, en efecto, crea un ambiente de sueño que es regularmente perturbado, donde uno se despierta repetidas veces durante la noche y tiene una sensación de cansancio matutino y somnolencia durante todo el día.

El hábito de abrazar la almohada tiene el beneficio físico de reducir este trastorno del sueño. Tener una almohada corporal soportará el peso de todo tu cuerpo y te permitirá dormir de lado cómodamente.

2. No quieres sentirte solo

Un usuario de Reddit compartió una vez que abrazar algo le hace sentir que está abrazando a alguien.

No todos dormimos abrazados, pero cuando estamos solos y básicamente nos cansamos de que sea así, necesitamos algo a lo que aferrarnos, aunque signifique abrazar una almohada.

3. Te hace valorar el apego emocional

Abrazar una almohada te da un confort emocional durante el sueño. Si tomas esta posición para dormir, eres uno de los que valora un fuerte vínculo en sus relaciones, especialmente entre la familia. Eres muy servicial y te encanta hacer un esfuerzo extra por las personas que amas y cuidas.

4. Estás acostumbrado a abrazar mientras duermes

Si ya has establecido una costumbre, básicamente es porque funciona para ti, como levantarse a la misma hora o hacer la misma rutina de la mañana y la noche. En realidad, estás orientado a la rutina.

Dicho esto, cuando abrazas algo todas las noches antes de dormir, significa que esto también es uno de tus hábitos.

5. Tiendes a abrazar cuando te pones ansioso

Nos dificulta dormir cuando tenemos ansiedad. Cuando experimentas esto, siempre es mejor hacer de tu cama una zona de confort. Las personas que la padecen pueden necesitar un abrazo para aliviar su ansiedad.

¿Abrazar algo cuando duermes te hace sentir más cómodo? ¿Podrías dormir sin abrazar?