Genial
Genial

Qué hábitos de vida provocan el acné en 8 áreas del cuerpo y cómo evitar que se produzca

El acné, en realidad, puede determinar qué es lo que le ocurre a tu cuerpo y qué problemas de salud puedes tener. Pero en la mayoría de los casos, todo se debe a cuestiones de estilo de vida muy sencillas que pueden cambiarse fácilmente y de inmediato. Lo que hay que hacer es averiguar qué fue lo que desencadenó un nuevo granito y qué podemos hacer hoy mismo para evitar que se produzca en el futuro.

En Genial.guru hemos investigado las causas del acné en diferentes zonas del cuerpo y nos gustaría compartir contigo este conocimiento útil que podría llegar a cambiar tu vida de aquí para siempre.

1. Alrededor de la boca

El acné alrededor de la boca puede aparecer si la piel de esta zona está irritada o si se toca con frecuencia, por ejemplo, con un teléfono celular u otros objetos como las correas de un casco o los instrumentos musicales. Los diferentes cosméticos y productos faciales también pueden ser la causa. Así como las hormonas y la genética.

En primer lugar, si aparece con frecuencia, acude a un dermatólogo para que encuentre un tratamiento adecuado que te funcione. Pero en cualquier caso, siempre es mejor prevenir que curar. Así que, convierte en tu rutina la limpieza de tu piel con un producto suave o delicado dos veces al día: por la mañana y por la noche. Utiliza maquillaje etiquetado como “no comedogénico” (que no obstruye los poros) y productos sin aceite. Y, por favor, evita tocarte el rostro.

2. En la nariz

Nuestra nariz es una de las zonas de la cara en las que el acné aparece con más frecuencia. Es debido a que sus poros suelen ser más grandes, lo que facilita que la suciedad y las bacterias los obstruyan. Además, la piel de esta zona también es más grasa y, por tanto, más vulnerable al acné.

El acné en la nariz puede ser provocado por la dieta, el estrés y ciertos medicamentos. A veces, puede ser una señal de problemas de salud subyacentes más graves. Pero la causa más común es la falta de higiene. Por eso, siempre es bueno añadir a tu rutina un poco de aceite de árbol de té, que es un tratamiento muy suave y eficaz contra el acné, o sulfacetamida sódica y azufre que evitarán que se multipliquen las bacterias de la piel. En casos muy graves, consulta a un dermatólogo.

3. En la frente

El factor significativo en este caso es el mismo: un aumento de la producción de sebo en la piel. Pero, a veces, es difícil averiguar por qué ocurre. Especialmente si no tomas ciertos medicamentos y no son las hormonas o el estrés. Es interesante saber que nuestro cabello también puede ser el origen del acné en la frente.

Si no lo lavas con suficiente frecuencia o si tu cabello es graso, el sebo puede llegar a tu frente y obstruir los poros. Las diferentes pomadas, geles y ceras también pueden ser la causa, ya que a menudo contienen manteca de cacao o aceite de coco y pueden dejar la piel muy grasosa. Un limpiador suave puede solucionar este problema. Si esto no ayuda, trata de evitar cualquier producto capilar aceitoso y simplemente lávate el cabello con más frecuencia.

4. En la mandíbula y en el cuello

Si crees que el acné, en general, puede ser algo hormonal, hay buenas noticias para ti: no siempre es así. Cuando ciertos niveles de hormonas cambian, puede producirse un aumento de los andrógenos, el factor común que contribuye al acné en adultos. Pero hay algunas zonas que son verdaderos indicadores de las fluctuaciones hormonales, y entre ellas se encuentran la mandíbula y el cuello.

Es completamente normal si las fluctuaciones se producen durante los ciclos menstruales. También puede ser causadas por la toma de algunos medicamentos como los anticonceptivos. En casos graves, puede ser una afección médica, pero la mayoría de las veces un producto de limpieza no comedogénico, una crema humectante y un tratamiento para el acné pueden resolver el problema. Al igual que las medidas básicas de seguridad frente a la insolación y el uso adecuado de protectores solares.

5. En las mejillas

El acné en las mejillas también es un problema muy común, especialmente ahora que todos tenemos teléfonos móviles. Sí, no es solo por tocarse el rostro, sino incluso una simple conversación telefónica puede hacer que aparezcan algunos granitos en esta zona. Los teléfonos son excelentes para propagar bacterias. Al igual que las fundas de almohadas y sábanas sucias, así como otros objetos que entren en contacto con la piel.

El acné en las mejillas puede ser a causa hormonal. Pero es mucho más posible que sea provocado por ciertos hábitos de vida. Así que, en este caso, todo puede solucionarse con unos sencillos cambios. Como, por ejemplo, limpiar tu teléfono antes de cada uso y no llevarlo a lugares con gérmenes, como el cuarto de baño. Cambiar las fundas de almohadas y las sábanas cada semana también es una buena idea, al igual que lavarse las manos regularmente.

6. En la espalda

El acné aparecido en la espalda puede ser una mera alergia al protector solar, la crema hidratante, las lociones corporales, los aceites de masaje y la cera. También puede ser causado por nuestro sudor que se mezcla con el sebo y las toxinas en nuestra piel y obstruye los poros. Por eso es tan importante una ducha rápida después del entrenamiento. Y una limpieza adecuada de la espalda es imprescindible.

La ropa, las mantas y las almohadas sucias también pueden convertirse en una de las principales causas del acné en la espalda. Llevar las prendas demasiado ajustadas también es una mala idea. No permiten que la piel respire, lo que puede provocar irritación y, en consecuencia, granitos en la espalda. Si no hay una causa externa evidente, es mejor que prestes atención a tu dieta y compruebes si obtienes suficientes nutrientes. El estrés también podría ser la causa en este caso.

7. En las piernas

El acné en esta zona es principalmente el resultado de las bacterias, el sebo y las células muertas de la piel atrapados en los folículos pilosos obstruyendo los poros. Eso lleva a la inflamación, por lo que en las piernas es un problema completamente físico. Suele ser causado por el roce de algún equipamiento deportivo en la piel o por las prendas y la ropa interior demasiado apretadas.

Pero hay que tener cuidado. Las personas a menudo pueden confundir el acné en las piernas con afecciones similares como la foliculitis, el eccema o la queratosis pilaris. Por eso, si produce picor y duele, es mejor consultar a un médico y recurrir a un tratamiento profesional.

8. En el pecho

El acné en el pecho se desarrolla prácticamente por las mismas razones que el de la espalda y las piernas. Por ejemplo, si tienes la piel sensible, los detergentes fuertes pueden obstruir e irritar los folículos pilosos. Por lo tanto, es mejor optar por productos hipoalergénicos sin sulfatos ni fragancias cuando planifiques tu próxima rutina de lavado.

Llevar ropa demasiado ajustada o que no transpira bien durante el entrenamiento deportivo también puede atrapar el sudor, el sebo y las bacterias en los poros de la piel. Esto también puede ocurrir al usar ciertas lociones corporales que contengan algunos ingredientes capaces de bloquear los poros. Así que, asegúrate de buscar productos sin perfume y sin aceite la próxima vez. Suelen estar etiquetados como “no comedogénicos”, lo que significa que no obstruyen los poros.

¿Qué métodos utilizas para prevenir el acné en el rostro y el cuerpo? ¿Conoces personas que hayan conseguido deshacerse de él de una vez por todas?

Genial/Salud/Qué hábitos de vida provocan el acné en 8 áreas del cuerpo y cómo evitar que se produzca
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos