Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Advertencias de la naturaleza que podrían salvarte la vida

Durante mucho tiempo se creyó que los sismos, terremotos, huracanes y tormentas eran causados por la ira de los dioses. Sin embargo, con el correr de los años se descubrió que nada tenía relación con algún ser divino, si no que se trataba de poderosos fenómenos naturales. Aunque no podemos controlar todas estas manifestaciones de la naturaleza, ella misma nos da señales que pueden salvarnos la vida, tanto a nosotros como a nuestra familia.

Genial.guru no quiere que te pierdas la belleza de la naturaleza, por lo que quiere compartir contigo 10 advertencias que nos brinda la naturaleza antes de un desastre natural, para que estés atento y tomes las medidas de seguridad necesarias.

Tsunamis

Los tsunamis son el resultado de un terremoto bajo el mar, el cual desplaza el agua a una velocidad de 800 km/h. Tanta fuerza provoca una ola gigante que puede alcanzar hasta 30 metros de altura.

Antes de que ocurra un tsunami, el nivel de la marea baja drásticamente. Si observas esta señal mientras paseas por una playa del Pacífico, y puedes ver peces y corales en la arena, lo mejor es que salgas de allí y te refugies en un terreno alto. Las olas gigantes son devastadoras y arrastran todo lo que tienen delante, incluyendo árboles, casas, automóviles y enormes barcos.

Otra señal que advierte la inminente llegada de un tsunami es el sonido del mar. En general, el vaivén de las olas produce un ruido relajante. Sin embargo, cuando una ola gigantesca está en camino se oye como un tren a toda máquina. Si escuchas eso mientras estás asoleándote en la playa, ya sabes qué hacer: huir de inmediato.

Corrientes de resaca

Cuando el agua del océano está demasiado agitada y las olas arrastran escombros mar adentro, significa que hay una corriente de resaca mortal debajo de la superficie. Se estima que alrededor de 100 personas en Estados Unidos mueren cada año al ser víctimas de estas. Esta señal puede observarse desde la playa. Así que, si no eres buen nadador, evita el mar picado. Si te atrapa mientras estás nadando, muévete en paralelo a la costa y aléjate rápidamente.

Otro fenómeno de cuidado son las olas cuadradas. Parece absurdo, pero sucede cuando dos corrientes de olas chocan entre sí y siguen su curso a pesar del cambio de viento. Esta situación suele verse en las playas de Francia o Nueva Zelanda. El mar cruzado es sumamente peligroso para nadadores, surfistas o embarcaciones que pasan por allí.

Inundaciones repentinas

La señal de que una inundación repentina está cerca es el ruido de agua corriendo. Si en el lugar donde te encuentras llueve sin parar durante bastante tiempo y escuchas un sonido similar al de un río, ve a una zona alta lo más rápido que puedas. No te gustaría quedar atrapado en el medio de una inundación repentina, ya que es un fenómeno climático severo y mortal.

Deslizamientos de tierra

Si estás dando un paseo por el bosque y notas que los árboles se curvan en forma de “J”, sal de allí y corre a un terreno plano. Esa es una clara señal de que la tierra debajo de estos está moviéndose, algo que suele suceder en zonas inclinadas. Lo que sigue es un peligroso deslizamiento de tierra o alud. Las grietas en el suelo bajo los pies son otra señal de este fenómeno destructivo.

Tornados

Observar las nubes es una actividad placentera, pero también sirve de señal cuando se avecina un tornado. Las nubes bajas con forma alargada que se extienden hacia una tormenta indican que podría desatarse este fenómeno. Si las ves en el cielo, busca refugio enseguida (en lo posible, en un sótano).

Lo mismo sucede cuando se ve una pared de nubes. Significa que el aire caliente está subiendo rápidamente, mientras la presión atmosférica cae. Si, además, las nubes comienzan a girar, un tornado es inevitable.

Tormenta eléctrica

Antes de una tormenta eléctrica con probable caída de granizo y rayos, el cielo se torna verde, ya que la luz solar se mezcla con la de la tempestad. Cuando veas el cielo verde, corre y resguárdate bajo un techo o dentro de una habitación bien cerrada

Caída de un rayo

Que te golpee un rayo puede ser una experiencia fatal, aunque muy probable si caminas debajo de una tormenta eléctrica. Cada año mueren más personas por esta razón que por ataques de tiburones. La señal inequívoca de que un rayo está por caer cerca de ti se detecta fácilmente. Si el cabello se te pone de punta y sientes vibrar la joyería que llevas puesta, agáchate o busca refugio acercándote a un objetivo pequeño.

Incendios forestales

Nuestra capacidad olfativa está muy por debajo de la de los animales. Por eso, si estás caminando por una zona arbolada y de repente ves a los animales corriendo hacia ti, da la vuelta y haz lo mismo. Seguramente se aproxima un incendio forestal, aunque tú no huelas ni veas humo. Este tipo de siniestro se propaga tan rápido, que si no haces caso del instinto animal puedes quedar atrapado en medio de uno casi sin darte cuenta.

Avalancha

Esquiar es muy divertido y seguro, siempre que tengas en cuenta las señales que alertan de una posible avalancha. Fíjate que la nieve bajo tus pies no se vea agrietada o se sienta hueca, produciendo un sonido diferente del usual. También infórmate acerca de las últimas lluvias. Si fueron abundantes, deja el esquí para otro día, pues la nieve tiende a desmoronarse después de esos sucesos. La velocidad de una avalancha puede llegar a los 80 km/h, algo imposible de esquivar.

Hielo negro

Después de una lluvia invernal, el asfalto se ve brillante y liso. Es algo hermoso de observar, pero también es extremadamente peligroso. Debido a las bajas temperaturas, el agua de lluvia se transforma en una delgada capa de hielo transparente casi imperceptible. Antes de encender tu vehículo, verifica que no haya puntos relucientes en el pavimento. El hielo negro es resbaladizo, así que, acelerar o frenar de repente puede ocasionar un tremendo accidente si no tienes cuidado con esta peligrosa señal.

¿Presenciaste estas señales alguna vez? ¿Conoces otras que ayuden a evitar un desastre natural? Por favor, compártelas con nosotros en la sección de comentarios.

Ilustrado por Elena Sorokina para Genial.guru