Genial
Genial

10 Errores que podrías estar cometiendo en tu cocina y que no hacen más que complicarte la vida

La cocina probablemente sea uno de los espacios más bonitos de la casa. Allí se preparan los platillos más deliciosos y quizá también ocurran las charlas más lindas mientras lavamos y secamos los platos. Y así como pasamos mucho tiempo en este lugar, también usamos bastante sus objetos. Por eso es importante emplearlos correctamente y no cometer errores que puedan arruinarlos.

En Genial.guru elaboramos este artículo para alertarte sobre algunas cosas que podrías estar haciendo mal en tu cocina sin saberlo.

1. Colocar los ingredientes en la batidora sin seguir un orden

Cuando queremos hacernos un batido, probablemente coloquemos todos los ingredientes juntos en la licuadora sin seguir un orden determinado. Sin embargo, esta práctica no es correcta, ya que podría dañar la máquina. Lo ideal es comenzar agregando la base líquida (ya sea yogur, agua, jugo, leche, etc.) y luego ir sumando el resto de los ingredientes, desde los más pequeños a los más grandes. El hielo y las frutas de mayor tamaño siempre deben ir al final.
De esta forma, la licuadora podrá triturar todo mejor y evitarás tener que detenerla varias veces para mezclar.

2. Pelar los ajos antes de ponerlos en el triturador

Si eres de esas personas que aman el sabor del ajo, pero odian que las manos les queden impregnadas de su olor, quizá utilices una prensa o triturador. La buena noticia es que en esta pequeña herramienta no es necesario colocar los ajos pelados. Puedes ponerlos con piel, ya que esta quedará dentro de la prensa, dejando pasar a la comida solo las partes “buenas” o utilizables.

3. Dejar la puerta del horno cerrada cuando usas la parrilla

Algo que solemos escuchar muy seguido, sobre todo de los pasteleros, es que no se debe abrir la puerta del horno mientras estamos cocinando. Y es cierto, pero en el caso de los pasteles. Cuando utilizas la función “parrilla” y deseas que la comida salga crocante y sequita, dejar un poquito abierta la puerta podría ser una buena idea para que se escape el vapor y evitar que los alimentos parezcan hervidos.

4. Usar el pelador de verduras al revés

El pelador de verduras quizá sea uno de los utensilios de cocina más útiles que se han inventado. Para obtener un producto más limpio y prolijo, asegúrate de hacer el movimiento con tus manos hacia afuera, es decir, alejándolo de ti. Si lo haces de la forma contraria, no solo podrías tener algún accidente, sino que además no conseguirás un vegetal perfectamente pelado.

5. Organizar los platos incorrectamente en el lavavajillas

A la hora de lavar los platos, el lavavajillas puede ser un gran aliado. Pero para que este electrodoméstico brinde su máximo potencial, es preciso acomodar bien los trastes en él. ¿Cómo hacerlo? Coloca los platos más sucios en el centro de la máquina, que es donde recibirán un chorro más grande de agua. Y en los bordes ubica la vajilla en la cual se sirvió alguna proteína, porque en ese sector obtendrán una mayor cantidad de detergente.

6. Dejar electrodomésticos enchufados

¿Sabías que los electrodomésticos apagados pero enchufados consumen del 5 al 10 % del total de tu cuenta de energía? Bueno, ahora lo sabes. Es importante dejarlos desenchufados mientras no los estamos usando. Esta buena práctica no solo sirve para ahorrar, también puede evitar accidentes e incendios.

7. Guardar el helado en el fondo del freezer

Es cierto, para mantener la comida fresca es importante que el congelador esté a una temperatura lo suficientemente baja. Sin embargo, si no quieres que el helado esté duro como hielo a la hora de consumirlo y prefieres evitar tener que sacarlo del refri un rato antes, una buena idea es ubicarlo en la puerta del congelador, que es donde recibirá menor frío. Así lo consumirás más cremoso y, por ende, más rico.

8. Agregar sal a la comida antes de colocarla en el microondas

El microondas es otro de los grandes compañeros en la cocina. Tanto para calentar la comida como para cocinarla desde cero, este aparato puede salvarnos en más de una ocasión. Pero es importante que evites colocarles sal a los alimentos antes de introducirlos en él. Y es que este ingrediente podría resecar la parte superior de la comida. Es mejor agregarla al final, cuando el plato ya haya salido del artefacto.

9. Utilizar contenedores cuadrados para el microondas

Otro tip clave a la hora de utilizar el microondas es tener en cuenta el tipo de contenedor que colocaremos en él. Si utilizas un tupper cuadrado, probablemente la comida se queme en las esquinas. Esto sucede porque este estilo de recipiente atrae el calor hacia las puntas, haciendo que los alimentos se cocinen mucho más en esas zonas. Lo ideal es usar contenedores redondos en donde la temperatura se distribuya de manera más uniforme.

10. No utilizar la cuchara para pastas para medir la cantidad justa de espagueti

No hace falta ser un experto cocinero para contar con una cuchara de espagueti en casa. Este utensilio probablemente esté en todas las cocinas. Pero lo que tal vez no sabías es que el agujero que tiene en el centro sirve para medir una porción de pasta. Lo que debes hacer es colocarla allí en seco, antes de echarla en el agua, y listo.

¿Conoces algún otro truco que pueda facilitarnos la vida en la cocina? ¡Compártelo en los comentarios!

Genial/Consejos/10 Errores que podrías estar cometiendo en tu cocina y que no hacen más que complicarte la vida
Compartir este artículo