Genial
Genial

10 Errores que cometemos con nuestro auto que podrían enviarlo al mundo olvidado del Rayo McQueen

Para muchos, el auto es un miembro más de la familia, y a veces puede llegar a ser el más mimado, razón por la que terminamos invirtiendo grandes cantidades de dinero para mantenerlo en el mejor estado mecánico y estético. Sin embargo, el día a día, los afanes y hasta la falta de conocimiento nos pueden llevar a cometer errores que podríamos evitar sin mayor esfuerzo.

En Genial.guru hablaremos sobre 10 cosas que deberías dejar de hacer con tu auto si quieres mantenerlo joven y bello por más tiempo.

1. No prestar atención a la limpieza

La limpieza es fundamental para que tu auto luzca siempre bien y, aunque puede parecer lógico, no todos están pendientes de los detalles. En el exterior, el polvo y la humedad pueden arruinar la pintura del vehículo, creando manchas que luego serán muy complicadas de quitar.

En el interior, los pelos de las mascotas, el cabello o migas viejas de comida pueden llegar incluso a afectar la calidad del aire del interior de tu auto, poniendo en riesgo la salud y seguridad de quienes viajan en él.

2. Olvidarte de los limpiaparabrisas

Al momento de lavar el auto, solemos olvidarnos de los limpiaparabrisas. Estos son de vital importancia para la buena visibilidad, sobre todo en época de lluvias. Pues bien, en las escobillas de los limpiaparabrisas suele acumularse tierra y polvo, incluso pequeñas piedras que pueden rayar el vidrio, quitando valor y estética a tu auto.

3. Llenar el tanque en exceso

Muchos aún tienen la costumbre de pedir que pongan más gasolina a su auto, sobrepasando los límites aconsejados por los fabricantes. Generalmente lo hacemos para redondear la cantidad de dinero que debemos pagar.

Este hábito perjudica principalmente nuestro bolsillo, pero también podría afectar el medioambiente y la estética de tu automóvil si la gasolina se derrama y deja rastros en la pintura.

4. Pasar a alta velocidad los topes y baches del camino

En las vías es frecuente encontrar topes y baches, como también resulta usual pasar por encima de ellos, ya que algunos están puestos allí por seguridad. Hacerlo a altas velocidades hará estremecer el auto y nuestra economía.

No solo el balanceo y alineación están en juego. La suspensión, carrocería, rines y llantas también podrían verse afectados. Lo mejor siempre será disminuir la velocidad y prestar atención al camino para evitar sorpresas desagradables.

5. Usar agua en vez de anticongelante

Pese a que el agua se usó por muchos años como refrigerante principal en los autos, el anticongelante tiene varias características que lo hacen superior. Propiedades antioxidantes y punto de ebullición más alto harán que el motor mantenga una temperatura ideal para su funcionamiento. Así que el punto lo gana el anticongelante.

6. No mirar por debajo

Cada una de las partes de nuestro auto es importante, tanto aquellas que se ven como las que no. El exceso de polvo, agua, sal, arena, entre otros, puede hacer que tu automóvil comience a presentar un desgaste prematuro en su parte inferior.

Asegúrate de utilizar lubricantes y protectores especiales en esta área, que te ayuden a repeler el polvo y la humedad, así protegerás de la corrosión a tu amigo de cuatro ruedas y harás más placentera la sensación de conducir.

7. No proteger de la intemperie

No siempre se tiene la posibilidad de mantener el auto bajo techo protegido de los rayos UV, lluvia o “regalos” de algunas aves. Lo recomendable es usar pijamas de microfibra que permitan el paso del aire y protejan el auto de agentes externos. Esto evitará manchas en la pintura y decoloración en la parte interna de tu automóvil, haciendo que luzca como nuevo por más tiempo.

8. Usar limpiavidrios de hogar para limpiar el parabrisas

La mayoría de los limpiavidrios que se usan para el hogar contienen amoniaco, y este químico es perjudicial para diferentes partes del auto.

Se aconseja utilizar productos diseñados específicamente para automóviles, además de trapos de microfibra que únicamente sean utilizados para tal fin. Por último, el uso de agua destilada evitará la presencia de minerales que puedan rayar los cristales de tu auto.

9. Dejar mucho tiempo el auto detenido

En algunas circunstancias es necesario dejar el auto parado por algún período. Queremos contarte que para tu vehículo es importante, como para ti, el movimiento para estar en buenas condiciones.

Si piensas salir y dejar detenido por más de un mes a tu amigo rodante, recuerda que su funcionamiento se puede ver afectado. Lo mejor será dejar a alguien de confianza encargado para que encienda el vehículo cada 3 o 4 días y lo saque a dar una rodadita.

Si no es posible moverlo, pide que lo dejen encendido al ralentí por unos 15 minutos. Esto ayudará a que el motor se lubrique y la batería se recargue. No olvides revisar la presión de las llantas.

10. Querer ahorrar dinero con una batería económica

En algunas ocasiones, el hecho de querer ahorrar dinero en el mantenimiento del auto puede salir más costoso de lo esperado. Un ejemplo muy común es con la batería, la cual compramos sin tener en cuenta ciertas características.

Es aconsejable comprar baterías de marcas reconocidas, aunque sean un poco más costosas, y que, además, se ajusten a las recomendaciones del fabricante de tu auto.

Algunos aspectos que deberías tener en cuenta son: la fecha de fabricación, la garantía, los amperios de arranque en frío y el voltaje.

Para ti, ¿qué tan importante es el cuidado de tu auto? ¿Cuánto tiempo inviertes en hacer que tu vehículo luzca increíble y se mantenga a punto?

Genial/Consejos/10 Errores que cometemos con nuestro auto que podrían enviarlo al mundo olvidado del Rayo McQueen
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos