10 Errores que podemos evitar para proteger nuestros celulares del calor extremo

4 horas y 10 minutos es el tiempo promedio diario que la gente pasa en su teléfono celular. Por eso, lo mínimo que esperamos es que este elemento tan presente en nuestras vidas, tanto para las relaciones personales y laborales como para el ocio, funcione siempre de forma óptima. Y cuando esto no sucede, puede convertirse en momentos de frustración y molestia para muchas personas.

Uno de los problemas a los que te puedes estar enfrentando es el exceso de calor en tu smartphone. Por eso Genial.guru decidió darte una mano para saber qué hacer y qué no cuando tu teléfono está que arde (literalmente).

Señales de que tu teléfono puede estar sufriendo de calor

Antes incluso de lo obvio, es decir, de que sientas tu smartphone un poco más caliente de lo habitual o de que te aparezca una alerta al respecto, existen otros comportamientos que pueden ser una señal de que tu teléfono se está sobrecalentando:

  • Los procesos de funcionamiento son más lentos, algunas aplicaciones tardan en abrir o se cierran repentinamente.
  • El flash de tu cámara deja de funcionar.
  • La carga de la batería toma más tiempo de lo habitual o no carga para nada.
  • La pantalla puede oscurecerse o incluso apagarse.
  • Tienes fallas en la señal, ya que el teléfono pasa a modo de bajo consumo.

1. Usarlo o dejarlo en cualquier lugar un día caluroso

Aunque pueda sonar obvio, en un día caluroso evita dejar tu smartphone expuesto al sol o dentro de tu automóvil. Esto podría pasar incluso sin darnos cuenta, por ejemplo, si estamos almorzando al aire libre con el teléfono sobre la mesa o si estamos tomando fotos en la playa. También puede suceder que utilizamos el navegador con el celular colocado en el soporte del parabrisas.

Si la temperatura supera los 35 ºC, debes evitar utilizar tu teléfono exponiéndolo a la luz directa del sol.

2. Lo tienes siempre a mano, junto a la computadora, la tableta, otro teléfono...

En nuestra zona de trabajo, solemos colocar todas las herramientas que necesitamos, como nuestra computadora, junto al teléfono móvil y a veces la tableta. E incluso después de usarlas, las guardamos todas en el mismo bolso.

Si alguno de estos aparatos se calienta, solo con la cercanía transmitirá su calor a tus otros dispositivos, lo que modificará su temperatura y afectará su funcionamiento a largo plazo. Por eso es mejor que los mantengas separados.

3. Llevas el celular en el bolsillo

Si es un día con temperaturas elevadas y a esto le sumas tu calor corporal, será muy difícil que puedas enfriar pronto un teléfono que está sobrecalentándose, o incluso evitar que esto suceda. Por eso no es recomendable llevar siempre tu teléfono en el bolsillo, menos aún en un día muy caluroso.

4. Le prestas poca atención a todo lo que hace tu teléfono

Dejar el teléfono cerca de una fuente de calor no es el único motivo por el cual se puede calentar, ya que al ser como un pequeño computador, pero sin ventiladores, los componentes internos del teléfono también pueden calentarse considerablemente. Si estás con este problema, desactiva funciones como la localización, o procesos innecesarios como las actualizaciones en segundo plano, que consumen recursos y energía de tu celular.

5. Nunca le sacas la funda

Las fundas para los celulares los protegen de cualquier caída o daño externo que puedan sufrir. Lamentablemente, no todas son adecuadas para que el teléfono se ventile lo suficiente. Si lo sientes ligeramente más caliente de lo normal, puedes probar quitándole la funda. También lo puedes hacer cuando estás cargando la batería de tu teléfono. Y si sabes que estarás mucho tiempo en el sol, puedes conseguirte una funda especial para evitar este tipo de problemas.

6. No desactivas las conexiones inalámbricas

Muchas veces nuestros teléfonos están funcionando sin que nosotros nos demos cuenta, e incluso sin tenerlos cerca. Por ejemplo, si estamos en un lugar con poca señal o con mala conexión a internet, nuestro celular sigue en su búsqueda de redes o, en el caso del bluetooth, buscando otros dispositivos para conectarse. Si tu smartphone empieza a calentarse, prueba apagar las conexiones, al menos hasta que se regule su temperatura.

7. Ignoras los “modos” que tu teléfono necesita

Si sientes tu teléfono ligeramente más caliente de lo normal, prueba usar el modo obscuro, que reduce el trabajo de la pantalla y, por lo tanto, genera menos calor. Esto se puede activar desde la configuración general de tu teléfono o en algunas apps populares, como Facebook o WhatsApp. Otro truco para enfriar un poco tu dispositivo es activando el modo avión, que reduce también el funcionamiento interno del teléfono.

8. Utilizas aplicaciones que le exigen mucho al teléfono

Si te encanta jugar en el teléfono o tal vez ver una película o una temporada completa de alguna serie, todo desde tu smartphone, ten en cuenta que este tipo de acciones pueden ocasionar que tu celular se caliente un poco más de lo normal. Al utilizar tanto tiempo la pantalla, fuerzas sus procesadores, generando más calor.

9. Cargas la batería de forma incorrecta

Los problemas con la batería y su carga suelen ser las causas más comunes para que tu celular se sobrecaliente. Es por eso que debes evitar cometer algunos errores, como usar el teléfono mientras lo cargas o utilizar cualquier cargador genérico. Otro error que puede generar mayor calor mientras lo cargas es colocarlo debajo de la almohada o sobre una superficie que no le permita ventilarse correctamente.

10. No mantienes tu celular y sus apps actualizadas

Intenta mantener siempre actualizado tu teléfono. Esto se aplica tanto el sistema operativo como a las aplicaciones, ya que en muchos casos estas actualizaciones sirven para arreglar algunas fallas y mejorar los procesos en su funcionamiento, lo que podría influir en el calentamiento de tu dispositivo.

También acostúmbrate a hacer una limpieza de las apps que no utilizas. Tal vez alguna funcione en segundo plano, lo que genera más trabajo para el procesador y la batería de tu teléfono.

Qué pasos puedes seguir si tu teléfono ya se sobrecalentó

Si no cometes ninguno de los errores que mencionamos anteriormente y aun así tu teléfono se sigue calentando, puedes probar también los siguientes consejos:

  • Apágalo y déjalo descansar hasta que se regule su temperatura.
  • Colócalo al lado de un ventilador o en un ambiente con aire acondicionado.
  • Nunca lo metas en el refrigerador para enfriarlo, ya que los cambios bruscos de temperatura pueden ser más perjudiciales a largo plazo; por otro lado, la condensación que se puede generar humedece internamente tu teléfono.

Si vives en una zona cálida, tal vez te enfrentes más seguido a este tipo de problemas con tu smartphone. ¿Cuántas horas al día utilizas tu teléfono celular? ¿Puedes contarnos qué haces para que no se caliente al usarlo?

Compartir este artículo