Genial
Genial

10 Trucos para darles uso a esos alimentos que aparentemente deberían tirarse a la basura

¿Sabías que casi la mitad de todas las frutas y verduras que se producen a nivel global son desperdiciadas cada año? Probablemente, en casa has notado que una que otra fruta o vegetal se echa a perder casi sin que te des cuenta, y es así como acaba contribuyendo a esa cifra mundial. Eso no solamente afecta tu bolsillo, porque no estás consumiendo lo que gastaste, sino también al medio ambiente, porque al convertirse en basura, esos desperdicios generan gases que incrementan la temperatura global.

En Genial.guru nos encantan las ideas que ayudan al bienestar de nuestro planeta y al mismo tiempo a nuestras finanzas personales. Por eso, preparamos esta lista con consejos que te permitirán hacer ambas cosas desde tu cocina.

1. Salvar las zanahorias blandas

Para esas zanahorias que se han vuelto flexibles como el hule, rehidratarlas es una solución que les permite volver a estar firmes y brillantes. Con ese fin, se deben introducir en un recipiente con agua fría y meterlas de esa forma al refrigerador durante un mínimo de una hora, e idealmente, 24. Luego de eso, volverán a tener casi el mismo brillo y la misma textura que cuando estaban frescas.

2. Aprovechar las bananas muy maduras

Esas bananas que se han madurado mucho y se ven negras por fuera y blandas por dentro aún pueden ser aprovechadas. Si las cáscaras se ponen sobre el suelo en el que están sembradas las plantas del jardín, sirven como fertilizante. Simplemente se colocan alrededor de las plantas sin que toquen los tallos o se cortan y se secan al sol antes, para luego enterrarlas en el suelo del jardín. Ambas formas ayudarán a que las plantas crezcan saludables.

Por otro lado, la pulpa que ya está muy madura se puede machacar e incorporar junto con otros ingredientes para hacer pan casero. De esa forma se convertirá en un pan de banana para toda la familia.

3. Reanimar brócolis tristes

Cuando el brócoli empieza a verse opaco y su tallo se está poniendo oscuro, la forma de devolverle vitalidad es en el refrigerador. Se deben cortar aproximadamente dos dedos de la base del tallo y luego introducirlo en un vaso con agua fría, cubriéndolo. Se deja refrigerado durante la noche y al siguiente día, el brócoli habrá recuperado su brillo.

4. Usar aguacates negros

Antes de tirar los aguacates que se han madurado demasiado y se ven manchados, les puedes dar una doble oportunidad. Primero, la pulpa es un excelente ingrediente en mascarillas caseras para el fortalecimiento del cabello, por su gran cantidad de vitaminas. Una de ellas consiste en aplastar la pulpa de medio aguacate, mezclarla con la yema de un huevo y untarla sobre el cabello. Luego de 20 minutos, se retira con agua y se lava el pelo normalmente.

Además, el hueso o la semilla del aguacate se puede convertir en un té digestivo por sus componentes antiinflamatorios y antioxidantes. Para ello, se debe picar la semilla, agregarla a un recipiente con agua hirviendo y dejar reposar durante 3 o 4 minutos antes de servir.

5. Transformar tomates al fuego

En el caso de los tomates que ya están muy blandos e incluso parecen tener hundimientos en la superficie, la opción es transformarlos en platos sencillos pero deliciosos. Uno de ellos es una salsa casera a base de tomates para acompañar pastas y otro es una sopa de tomate. Para ambos, se deben macerar los tomates y después ir agregando diferentes ingredientes en las preparaciones correspondientes a cada plato, para finalmente terminarlas al fuego.

6. Cáscaras de frutas cítricas

Aunque después de pelar una naranja o una mandarina, lo que generalmente se hace es tirar las cáscaras, la próxima vez piensa en reservarlas, ya que son útiles para hacer un limpiador multiuso casero.

Elaborarlo solo requiere colocar la piel de las frutas dentro de un recipiente de vidrio, llenarlo con vinagre hasta cubrir las cáscaras, cerrarlo y dejarlo reposar por dos semanas. Luego de ese tiempo, se puede verter el líquido en una botella con atomizador y estará listo para ser usado como limpiador de superficies en el hogar.

7. Vegetales de hojas verdes

Vegetales como las espinacas, acelgas o coles que empiezan a verse marchitas o incluso los tallos, que generalmente se tiran, pueden ser usados como ingrediente estrella en sopas o para otras recetas. Asimismo, esas verduras se pueden incluir en quichesmuffins, para llenarlos de todas sus propiedades nutricionales.

8. Darles vida a los tallos de apio

Para traer de nuevo a la vida a esos tallos de apio que se han vuelto blandos, es necesario ponerlos en un recipiente con agua fría que los cubra del todo; incluso se pueden agregar algunos cubos de hielo para conservar la temperatura. Lo ideal es cortar las hojas y raíces antes de introducirlos en ese envase y dejarlos dentro del refrigerador por algunas horas, para que se puedan recuperar.

Otra forma de usar el apio cuando ya no está crujiente es agregarlo a un licuado. Por sus propiedades, los licuados a base de apio pueden aportar muchas vitaminas, minerales y antioxidantes al cuerpo.

9. Usar las papas de principio a fin

Las papas son un tubérculo tan versátil cuando están en su mejor estado como cuando ya no lo están. Si ese es el caso, la piel de las papas se puede usar para hacer unos pasabocas crujientes, tan solo colocando las cáscaras en el horno con un poco de aceite y sal encima, hasta que estén tostadas. Siempre hay que recordar lavar bien las papas antes de pelarlas.

El resto de la papa se puede convertir fácilmente en un sello decorativo si cortamos una figura sobre la pulpa y la dejamos sobresalir. A esa figura se le pone pintura encima y es así como sirve para decorar papeles para envolver regalos o también telas.

10. Hacer brillar los frutos rojos opacos

Alguna vez nos puede haber pasado que frutas como las fresas, arándanos o cerezas, que en un comienzo lucen brillantes, con el pasar de los días se vuelven opacas y les aparecen magulladuras. Si después de lavarlas bien con agua para retirar las partes dañadas, decidimos no comerlas en su estado natural, la alternativa es convertirlas en algo completamente diferente, pero que tenga todo su sabor.

Una opción es hacer mermelada casera con esos frutos rojos, poniéndolos al fuego en una olla con azúcar hasta que reduzcan. La otra es añadirlos a una mezcla para hacer pastel y llevarlos al horno para darles uso en esa presentación.

¿Cómo conservas las frutas y verduras que compras? ¿Qué haces generalmente con las que se maduran más rápido de lo esperado?

Genial/Consejos/10 Trucos para darles uso a esos alimentos que aparentemente deberían tirarse a la basura
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos