10 Pequeños trucos que pueden ayudarte a lucir mejor en las fotos

A menudo nos quejamos de que nuestras fotografías no son en absoluto como las pretendíamos. En las imágenes, de repente tenemos sobrepeso, los brazos y las piernas aumentan de tamaño y aparecen ojeras. Algunos culpan a la falta de fotogenia, otros lamentan no haber utilizado filtros.

Genial.guru habló con el fotógrafo profesional Alexei Serov y descubrió cómo lucir como una estrella en las fotos sin tener nada que ver con el negocio del modelaje. En el bono, aprenderás cómo prepararte adecuadamente para una sesión de fotos.

1. Gira tu nariz hacia la fuente de luz

La iluminación probablemente sea una de las cosas más importantes de la fotografía. Puede hacer una figura tridimensional completamente plana o cambiar la forma de las cosas. Para evitar que aparezcan pliegues traicioneros y ojeras en tu rostro, siempre deberías girar la nariz hacia la fuente de luz.

2. No contengas la respiración

La cámara captura sin piedad cualquier falta de naturalidad y tensión. Si una persona contiene la respiración en el momento de sacar la foto, esto se refleja tanto en la cara como en la figura. Se ve rígido y la postura se siente incómoda.

3. Dobla todo lo que se doble

Por extraño que parezca, debes intentar doblar todas las articulaciones, y de hecho todo lo que se dobla en el cuerpo: hombros, codos, muñecas, caderas, rodillas, cintura. Será bastante difícil hacerlo por primera vez.

Para que la postura parezca natural, simplemente puedes moverte o bailar. Si una persona se siente incómoda, ninguna curva encantadora salvará la foto.

4. No te apoyes en las manos

La pose elegante en la que la joven se apoya en una o ambas manos parece hermosa solo en palabras. Tan pronto como una persona estira sus manos, inmediatamente se vuelven visualmente más grandes. Una especie de patas gigantes. Si no te apoyas en las manos, pero mantienes la postura a expensas de los músculos de la prensa y la espalda, todo el cuerpo parecerá constreñido. Es mejor poner las manos sobre las rodillas con calma.

5. No apoyes las mejillas en las manos

Cuando una persona apoya su rostro con los puños, esto no solo hace que sus manos sean visualmente más grandes, sino que al mismo tiempo abulta sus mejillas, distorsionando su forma. Sin levantar las manos, basta con tocar ligeramente el mentón y las mejillas con los dedos. Al mismo tiempo, no hay que doblar los dedos, es mejor enderezarlos.

6. No te pongas las manos en el cabello

Esta pose es difícil incluso para modelos profesionales. Es demasiado pretenciosa y complicada en la ejecución, y en las imágenes a menudo parece ridículo. Además, si la forma de las manos está lejos de ser ideal, todas las imperfecciones serán visibles de inmediato.

La forma más sencilla es colocar los dedos en la cadera, la cintura o agarrar el antebrazo de la otra mano. Esto hará que el look sea mucho más elegante y tenga más estilo.

7. No escondas las manos en los bolsillos y no dobles demasiado los dedos

Idealmente, todas las partes del cuerpo deberían ser visibles. Es decir, no debes esconder una mano detrás de la espalda, esconder la pierna ni meter las manos por completo en los bolsillos. Puedes ocultar solo los pulgares, dejando el resto en las piernas mostrando calma y relajación.

8. Si giras la cabeza, tapa el cuello con el cabello o un paño

La pose cuando una mujer mira por encima del hombro, se ve muy femenina y elegante. Lo único negativo es que aparecen pliegues traicioneros en el cuello. Pueden cubrirse cuidadosamente con pelo o con una bufanda.

9. No mires directamente a la cámara

No mires directamente a la lente de la cámara. Parece demasiado deliberado. Es mejor encontrar un punto a la derecha, justo encima de la cabeza del fotógrafo, y fijar la mirada allí.

10. Actúa de forma natural

Hasta las poses más sofisticadas y elegantes siempre pierden en comparación con el comportamiento natural. La risa natural y la diversión genuina se ven más ventajosas y atractivas. Una sesión de fotos es, por supuesto, un asunto serio, pero a veces vale la pena distraerse un poco con algunas tonterías.

Bono: cómo prepararse para una sesión de fotos profesional

  • Incluso si realmente te gustan los trabajos del fotógrafo, tómate el tiempo para conocerlo en persona. Si una persona causa hostilidad, será difícil y desagradable comunicarse con ella, nada que valga la pena saldrá del evento.
  • Practica un poco frente al espejo, eligiendo una u otra posición.
  • La ropa debe ser cómoda y uniforme. Si usas una playera o un vestido, entonces no debe tener estampados ni patrones brillantes.
  • Los tacones son los mejores amigos de una joven en una sesión de fotos. Pero caminar en ellos durante 2 horas por las calles es una verdadera tortura. Por lo tanto, vale la pena llevar calzado o chanclas de reemplazo, que serán cómodas, y ponerse los zapatos justo antes de la sesión.
  • Sin tomar líquidos adicionales la noche anterior a la sesión y con un sueño reparador y profundo: esa es la clave para lograr excelentes tomas. Cualquier profesional puede usar Photoshop, pero una cara exhausta e hinchada será difícil de modificar.

¿Te gustas a ti mismo en las fotografías? ¿Tal vez hay algún secreto o truco que usas?

Compartir este artículo