Genial
Genial

10 Productos que aunque no tengan fecha de caducidad, sí se deben cambiar con el tiempo

¿Sabías que debemos cambiar nuestro cepillo para el cabello cada año? Hay productos en los que el paso del tiempo no se nota a simple vista, por lo que podemos verlos aún útiles, con defectos que no afectan su función o apariencia. Por eso los dejamos entre nuestras cosas y seguimos usándolos. Sin embargo, muchos de ellos tienen un tiempo recomendado de vida.

1. Tenis para correr

Si bien este calzado suele desgastarse con el uso, ese no es el único indicador para saber que es hora de comprar un par nuevo, pues hay ocasiones en las que su deterioro no es visible, pero sí se puede sentir.

Con el tiempo, la espuma que amortigua cada vez que pisamos se deforma y se aplana, por lo que los tenis pierden la forma de la suela, como ocurre con un neumático. Además, el calzado también puede irse rompiendo y despegando.

Aunque depende mucho del clima, el tipo de suelo que se pise y la sudoración, los daños que pueden causar incomodidades y, en casos graves, hasta lesiones, indican que es momento de cambiar los zapatos.

Algunos fabricantes recomiendan cambiar los tenis después de haberlos usado de 400 a 500 millas corridas, mientras que otros indican que el deterioro podría comenzar entre los 6 meses y 1 año de uso. Sin embargo, lo mejor es prestar atención a cómo se sienten cuando practicamos deporte o los usamos.

2. Audífonos

En este caso, la duración de los audífonos dependerá de su calidad. Sin embargo, en general, si estos son buenos, pueden durar de 4 a 5 años. Estos productos se ven afectados por el desgaste común al utilizarlos, la sudoración, el modo de guardarlos, así como si jalamos o forzamos los cables.

3. Pegamento para pestañas

El pegamento para las pestañas postizas es otro producto que, a veces, si no se seca, seguimos usando. Pero es importante considerar que se trata de algo que se coloca muy cerca de nuestros ojos, por lo que más vale tener cuidado. Si está cerrado y sin abrir, este producto puede durar de 3 a 4 meses. Una vez abierto, es recomendable usarlo dentro de las 4 a 5 semanas.

4. Brochas para maquillaje

Es necesario tener en cuenta que, al igual que el maquillaje, nuestras herramientas para aplicarlo tienen un tiempo de vida, y este no necesariamente tiene que ver con si se rompen o no. En el caso de las brochas, que tienen contacto directo con nuestro rostro, si son de muy buena calidad, pueden durar de 10 a 12 años.

Si son más económicas, el momento para decirles adiós llega cuando comienzan a perder sus “pelitos”.

5. Gafas de sol

Las gafas no solamente son para lucir bien, sino también para proteger la vista del sol, por lo que tener presente que tienen una duración limitada es útil para nuestra salud. Pues sí, estas caducan.

Estudios de investigadores japoneses concluyeron que, tras el uso de 2 horas diarias durante 2 años, las lentes pierden las propiedades de protección, por lo que hay que renovarlas con cierta periodicidad. Esto explicó a un medio la oftalmóloga Marta López Fortuny.

6. Cepillo para el cabello

Aunque nos cueste imaginarlo, nuestro cepillo puede estar almacenando bacterias, caspa, polvo y otros elementos que pasan por nuestro cuero cabelludo cada vez que nos peinamos. Debido a eso, un cepillo viejito podría ocasionar irritación y obstruir los folículos pilosos.

Por ello, se aconseja hacerle una limpieza profunda mensual a nuestro cepillo, así como prestar atención a cómo luce para saber cuándo es momento de cambiarlo.

Si las cerdas ya no están completas, el cepillo no se puede limpiar más, la almohadilla está muy blanda o ya tiene grietas, es momento de conseguir uno nuevo. La esteticista Essie “Tiffany” Button sugiere reemplazar este producto cada 6 o 12 meses, sobre todo si es de plástico o goma.

7. Pantuflas

A diferencia de otro tipo de calzado, las pantuflas las utilizamos normalmente todos los días para descansar en casa, por lo que su deterioro podría ser más apresurado que el de otros zapatos. En general, su vida útil promedio es de 12 meses, pero esto también depende de qué tanto las usamos, si son exclusivas para el interior del hogar o no, así como de su calidad.

8. Toalla de baño

Es común que cambiemos las toallas, pero quizá lo hacemos porque están rotas o percudidas. Sin embargo, es mejor fijarnos antes de llegar a ese punto y revisar si aún conservan su capacidad de absorción, pues esta se puede perder en aproximadamente 2 años.

9. Almohadas

Si no cambiamos nuestra almohada regularmente, podemos enfrentarnos a alergias, dolor de cuello y hasta a la aparición de granitos. Por estas razones, los especialistas recomiendan no solo limpiar estos productos, sino también cambiarlos cada uno o dos años.

10. Esponja para lavar trastes

Esta esponja quita todos los residuos de nuestros trastes, por lo que obligatoriamente debemos cambiarla con frecuencia. Se recomienda lavarla con agua caliente todos los días para alargar su vida útil, así como cambiarla cada semana o cuando notemos que huele mal o se siente viscosa.

¿Qué otro producto crees que tenga caducidad, aunque no sea evidente?

Genial/Consejos/10 Productos que aunque no tengan fecha de caducidad, sí se deben cambiar con el tiempo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos