Genial

10 Simples trucos para calmar el llanto de un bebé

Un estudio reveló que los bebés lloran por supervivencia y emiten dicho mensaje acústico para pedir atención inmediata de algo que los aqueja. Desde hace muchos años, los padres han buscado trucos para calmar esas lágrimas. Hoy te traemos varias técnicas que te ayudarán a lograrlo, entre ellas, la “mágica” del pediatra estadounidense Robert Hamilton para tranquilizar en muy poco tiempo a un bebé que llora sin parar, que ya ha dejado a más 31 millones de usuarios de YouTube asombrados.

En Genial.guru nos preocupamos por la salud y tranquilidad familiar; por eso elaboramos una lista con trucos para calmar el llanto de tu bebé.

1. Asegúrate de las causas del llanto del bebé

Este es el paso inicial que debe hacer cualquier padre. Aunque muchas veces es difícil distinguir la verdadera razón de sus lágrimas, considera estos puntos sobre lo que podría estar pensando tu hijo mientras llora:

  1. Tiene hambre
  2. Quiere succionar algo
  3. Se siente solo
  4. Está cansado
  5. Tiene el pañal sucio
  6. Quiere moverse
  7. Quiere que lo cubran
  8. Siente frío o calor
  9. Siente dolor
  10. Está enfermo

"Si hace bastante que comió, puede que sea por hambre; pero si acaba de comer hace cinco minutos, pues puede ser otra cosa... Básicamente, los niños pueden necesitar o que les tomes en brazos, o que les cantes, o que les des el pecho, o que le hagas cosquillitas… Bueno, hay que ir probando una cosa tras de otra para ver con cual se calma", decía en una entrevista Carlos González, pediatra español, reconocido por promover la crianza respetuosa.

2. Recostarlo sobre el hombro izquierdo

Este truco sería efectivo porque el niño tendrá contacto cercano contigo y puede escuchar y sentir la frecuencia de los latidos del corazón que conoció durante los 9 meses de embarazo. Algunos padres o madres, además de recostarlos, dan palmaditas en la espalda al bebé porque puede que tenga algún cólico sin expulsar después de haber comido.

3. Mecer al bebé

Siempre que el bebé llora, partimos a tomarlo para después mecerlo suavemente de un lado a otro en nuestros brazos o con la ayuda de una mecedora. Mecer es la técnica utilizada por el pediatra Robert Hamilton, mientras sostiene al niño en un ángulo de 45 grados. Los pasos para ejecutarlo son:

  1. Levanta al bebé a modo de que su mirada quede orientada al piso
  2. Dobla sus brazos en cruz y ponlos contra su pecho
  3. Sujeta al bebé con una mano de manera que pueda apoyar su barbilla sobre ella
  4. Con la otra mano, toma sus nalgas sin ejercer presión
  5. Colocar el bebé en un ángulo de 45 grados y mécerlo suavemente hacia arriba y abajo

Consulta a tu pediatra sobre esta técnica antes de ponerla a prueba por tu cuenta.

4. Succionar pecho o chupete

Esta es la más común de las estrategias. Por eso, las madres recurren directamente a darles pecho con la primera intensión de que succionen algo o para satisfacer sus ganas de comer. Hay otros padres que le entregan al niño un chupete, pero hay que estar atento, porque no es aconsejable dárselo cuando hablamos de bebés lactantes.

5. Envolver en una manta al bebé

Esta técnica, conocida como swaddling, consiste en envolver al bebé en una sábana o manta, dejando su cabecita por fuera. Sirve para darle calor y seguridad al recién nacido, sobre todo si tiene pocos días de nacido, ya que todavía está en fase de adaptación al exterior del útero materno. Quienes han usado el truco dicen que los bebés duermen mejor. ¿Cómo se hace?

  1. Estira una manta fina y dobla una esquina
  2. Coloca al bebé boca arriba sobre la manta, con su cabeza sobre la esquina doblada
  3. Posiciona su brazo izquierdo, y envuelve la esquina de ese mismo lado de la manta sobre su cuerpo y ahora, métela entre su brazo derecho y el costado derecho de su cuerpo. Repite la misma acción para el lado derecho
  4. Finalmente, cierra la envoltura metiendo lo que sobra dentro de la manta sin apretarla, asegurándote de que el bebé pueda mover sus caderas

Además, sigue el consejo de la Dra. Rachel Moon de la Academia Estadounidense de Pediatría. "Yo dejaría de envolver al bebé a los 2 meses de edad, antes de que comience por sí solo a darse vuelta. Si los bebés están envueltos, deben ser colocados solamente sobre su espalda (boca arriba) y ser supervisados para que no se volteen accidentalmente".

6. Utilizar sonidos tranquilizantes

Puedes probar colocando música relajante o utilizando sonidos más monótonos, como el zumbido de un ventilador, una grabación de los latidos del corazón, el movimiento de una lavadora o las manijas del reloj. Aunque pueda parecer extraño, son sonidos tranquilos para el niño y suelen funcionar.

7. Pasear al bebé entre los brazos

Otro de los que no falla. Puedes caminar dentro de tu casa o permanecer de pie en un punto fijo mientras mueves tu cuerpo, casi como si estuvieras bailando o, como lo llamaría este papá, “la pareja de baile”. Según dijo la psicóloga infantil Coks Feenstra, “Un paseo con tu bebé es siempre recomendable. Pasear dentro del hogar calmará la intranquilidad del pequeño”.

8. Darle un masaje

La propia psicóloga Coks escribió el libro ¿Por qué llora mi bebé?, donde explica a través de testimonios las técnicas que han ayudado a controlar la situación. Ahí mismo comenta que los masajes deben ser delicados y por todo el cuerpo, pues le ayudará al bebé a reconocerse y relajarse.

9. Acabar con la tensión

Después de oír por horas el llanto de un pequeño, los padres se sienten agotados y sin ideas para resolver el estado. Es aquí cuando los expertos dicen que la madre o el padre deben calmarse y evitar la tensión, pues el niño es capaz de absorber esos sentimientos y aumentar su llanto.

10. Apaga las luces, reduce los ruidos y no dejes que lo carguen tantas personas

Algunos bebés se agotan de la sobreestimulación. Los constantes ruidos de los autos, las luces del televisor o lámparas, así como pasar de brazo en brazo, son otros de los motivos por los que los bebés dicen “basta ya” a través de sus lágrimas. Por eso, trata de dejarle un ambiente sereno, sin que ciertos sonidos o luces interrumpan su tranquilidad.

¿Qué otros métodos conoces para calmar el llanto de un niño? ¡Recuerda compartirlos dentro de los comentarios!