Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Vecinos molestos que deberían pagar tu renta por tolerarlos

A la hora de comprar o rentar un departamento, la factura de los servicios públicos debería incluir un descuento obligatorio por tolerar a los vecinos. De hecho, a veces nos cuesta muchísimo soportar su eterna pasión por las remodelaciones, la música a todo volumen y los ruidos inexplicables a altas horas de la noche, lo que hace que la vida a su lado se convierta en un verdadero desafío.

Genial.guru encontró 11 historias sobre vecinos que hacen que la vida se parezca a una película... pero no está claro si a una de comedia o de terror.

  • Una vez renté un departamento, y al otro lado de la pared vivía una mujer que siempre le gritaba a su perro. El pobre animal se llevaba reprimendas por todo: por tener las patas sucias, por comer de forma descuidada, por sacar la comida fuera del tazón, y simplemente por ser un can. También solía reprocharle a gritos: “Sería mejor si tuviera un cerdo: comería menos, ¡y luego podría matarlo!”. Realmente sentí pena por el perro. Pero luego descubrí, por casualidad, que ella no tenía ninguna mascota: vivía solo con su esposo. © Margadon
  • Durante 3 años, la vecina de arriba me impidió hacer cualquier ruido porque su hijo siempre estaba durmiendo. Mi conciencia no me permitió reparar mi moto en el patio de nuestro bloque residencial, jugar con mi carro de control remoto, escuchar música o hacer cualquier ruido durante las reparaciones. Y, si repentinamente subía el volumen de la radio, enseguida aparecía en mi puerta quejándose de que había despertado a su niño. Recientemente descubrí que no tiene hijos y que nunca los tuvo, pero sí tiene 3 gatos. © MotoGunsVapeRc
  • Una vez, a mi madre le regalaron un ramo de lirios para su cumpleaños, y es alérgica a ellos. Entonces, por la noche, sacó las flores al pasillo común. Por la mañana, en lugar de estas encontró una botella de champán y una nota: “Queridos vecinos, ¡muchas gracias!”. Resultó que nuestra vecina también cumplió años aquel día. © kohan_olga
  • El otro día me mudé a un departamento nuevo, y decidí que debería mantener relaciones de amistad con los vecinos. Le sostuve la puerta a una abuela, y ella, agradeciéndome y mostrando su confianza, compartió la información de que había 2 vagabundos viviendo al lado de los contenedores de basura.
  • Mi amigo tiene un lujoso dóberman de peluche en el balcón. Hoy, un vecino presentó la denuncia ante la administración de la residencia diciendo que es agresivo. ¡Y no es ninguna broma! © memesoid
  • Recientemente, un amigo mío compró un departamento en un antiguo bloque de pisos cuyos residentes, en su mayoría, son ancianas, maestros jubilados y exingenieros. En general, todos se ven decentes y se saludan cortésmente cuando se encuentran. Y el sábado por la mañana sonó el timbre de la puerta. Era una anciana vecina parecida a una exmaestra de primaria:
    — Joven, si es tan amable, podría hacerme un favor prestándome unos productos.
    Mi conocido es un joven educado y comprensivo:
    — ¡Por supuesto! ¿Sal, azúcar, fósforos?
    — No, un poco de aguardiente... © dolltroll
  • Tenemos un vecino jubilado. Fumaba en el balcón de su vivienda, un piso más abajo. El olor, por supuesto, subía a nuestro departamento. Ignoraba nuestras quejas y sugerencias, así que hicimos un pacto con él: saldría a fumar a la calle a cambio de 5 USD al mes. El acuerdo se concluyó en agosto, y le pagaría el mes siguiente (si no incumplía el pacto). Justo hace un par de días le pagué. Pero ayer vino a mí departamento con otra propuesta: “Y si dejo de fumar por completo, ¿cuánto me pagarías?”. © zhekaural
  • Estaba en el ascensor y un chiquito vecino me saludó diciendo: “¡Hola, tetita!”. Sus padres comentaron que eso no era lo peor que solía decir, pero todos estaban avergonzados. © kohan_olga
  • Hace un mes, una vecina nuestra echó a su esposo del departamento a las 10 de la noche. Todos los residentes los miraban a través de las mirillas de las puertas. Sacó sus cosas al pasillo gritando que se fuera al infierno. En ese momento se abrió la puerta del departamento de una mujer soltera. Se asomó y dijo: “¿A dónde quieres que vaya? Chico, puedes pasar la noche en mi departamento”. El hombre recogió sus maletas y aceptó la invitación de esta mujer. Ya llevan un mes viviendo juntos. © artur654312

  • El año pasado coloqué una cerca de 2 metros en casa. El vecino de al lado estaba muy ofendido, pero la cosecha de frutas fue sorprendentemente buena. Hasta ese momento, mi esposa y yo creíamos que teníamos algunos problemas con el suelo: los árboles florecían bien, pero no daban frutos. Resulta que la altura de la cerca es directamente proporcional a una buena cosecha. © PivBear

  • Xxx: “¿Quién más está cansado de los ladridos nocturnos del perro del piso 7 u 8?”.
    Yyy: “Yo”.
    Xxx: “¿Vives en el departamento de al lado?”.
    Yyy: “Soy el dueño del animal”. © PivBear

¿Alguna vez has vivido situaciones divertidas con tus vecinos? Comparte tus historias con nosotros en la sección de comentarios.

Imagen de portada artur654312 / pikabu