Genial
Genial

12 Consejos fáciles y rápidos que podrían ayudarte a lucir más joven sin retoques estéticos

El paso del tiempo es algo que no solo se percibe en un reloj o en el calendario, sino también en nuestros cuerpos. Con el transcurrir de los años, la piel y el cabello son los mayores exponentes de esto, y aunque a algunas personas les pueda parecer normal y estén bien con ello, hay muchas otras que buscan aprender tips para reducir un poco la edad.

Por eso, en Genial.guru queremos mostrarte algunos trucos que podrían ayudarte a esconder algunos años de tu apariencia sin necesidad de gastar mucho, de manera fácil y rápida, sin exponerte a cirugías estéticas.

1. Recurre a masajes faciales

Uno de los consejos que se pueden implementar de manera fácil y rápida en la comodidad de tu hogar son los pequeños masajes en el rostro. Estos ayudan a mejorar la circulación de la sangre, el movimiento del tejido adiposo y disminuyen las líneas de expresión, rejuveneciéndote entre más los apliques. Eso sí, no olvides utilizar un hidratante para evitar rozaduras por la fricción.

2. Opta por darle detox a tu piel

Una buena manera de ayudarte a mantener tu piel más radiante y limpia es hacer ciertas rutinas que promuevan la regeneración celular, la purificación y la hidratación. Estas prácticas pueden realizarse con elementos que podrías tener en casa o son fáciles de conseguir, como sal de mar, yogur griego, hierbas para té, miel, azúcar, limón, etc. Un buen ejemplo de cómo emplear estos ingredientes es realizando una preparación de las hierbas de té en un aproximado de 2 litros de agua y, después de la ducha, aplicar la infusión en todo el cuerpo.

3. Aprende a hidratarte correctamente

Sabemos que, al escuchar “hidratación”, pensamos en toda clase de líquidos, pero no todos cumplen esta función y mucho menos si lo que quieres es mantenerte joven por más tiempo. Por eso es recomendable que conozcas los componentes de las bebidas que consumes en tu día, porque estas podrían ayudarte a limpiar tu cuerpo desde adentro. El café, té negro y refrescos suelen hacer todo lo contrario. En su lugar, podría ser mejor consumir bebidas que favorezcan a tu organismo, como, por ejemplo, agua, tés de hierbas ligeras y jugos naturales.

4. Identifica tu tipo de cabello y cuídalo según sus características

Saber cuál es tu tipo de cabello te ayudará a saber cómo cuidarlo y hacer que luzca sano. Partiendo desde lo obvio, que es determinar si es lacio o rizado, tendrás una idea de ciertas indicaciones que debes seguir para mantenerlo lindo y quitarte algunos años de encima. Lo recomendable es lavarlo con agua tibia, sin productos para tratamientos capilares, no utilizar frecuentemente planchas o secadoras, peinarlo con cepillos adecuados para cada estilo y, sobre todo, en verano, cuidarlo de la radiación solar como al resto de tu cuerpo.

5. Elige lentes que ayuden a resaltar facciones de tu rostro

El seleccionar un estilo de lentes puede ser toda una odisea, pues muchas veces nos gusta un modelo en específico, pero cuando lo usamos, notamos que no nos van tan bien. Por ello, es mejor saber cuál es la forma de nuestro rostro, esto hará más sencilla la tarea. Un ejemplo de gafas que benefician a las caras ovaladas son las rounel o wayfarers. Además, te darán un plus para resaltar los atributos de tu cara, como las cejas, pómulos, nariz, labios y mejillas.

6. Decide sabiamente sobre los colores en tu ropa

A la hora de vestirnos, buscamos colores que nos gustan, pero hay ocasiones en las que estas decisiones pueden jugar a favor o en contra de lo que queremos, que es vernos bien para la ocasión. Para lograrlo, es importante saber que hay un espectro del color que nos ayudará a definir cuáles nos hacen parecer más joviales y elegantes. Un ejemplo es el uso de los tonos lila y fucsia, que pueden dar un brillo a la piel y hacer que luzca más fresca.

7. Reconoce el tono de tu piel y aprovéchalo en tu maquillaje

Otro dato que es bueno conocer es cómo la colorimetría nos puede ayudar a obtener un maquillaje que realce los atributos faciales y también beneficie en la edad que queremos aparentar. Por eso necesitamos entender que existen colores fríos y cálidos. Para elegir cuáles nos quedan mejor, hay que ubicar a qué tono pertenece nuestra piel y, con base en eso, seleccionar hacia cuál de los dos rangos nos inclinamos más con la intención de sacarle el máximo provecho a nuestros rasgos.

8. Emplea la hieloterapia como parte de tu rutina

La técnica de hieloterapia se ha implementado desde hace muchos años para conservar la firmeza y elasticidad de la piel, ya que promueve mejor circulación de la sangre y evita el envejecimiento prematuro. No es necesario gastar mucho dinero en spas o especialistas, pues se puede realizar en el hogar, aunque sí con las debidas precauciones para evitar lesiones cutáneas por las bajas temperaturas. Usualmente, se colocan en el rostro paños de agua fría, bolsas de gel refrigerante o hielos cubiertos con tela, tratando de obtener beneficios como la disminución de ojeras, control de rosácea y/o reducción del acné.

9. Toma más té verde

Sabemos que el té es una bebida preferida por muchos por sus propiedades, y eso lo ha vuelto un ritual ancestral para la cultura asiática, por ejemplo. Si lo que buscas es un hidratante y limpiador natural, una de tus mejores opciones podría ser el té verde. Este aporta beneficios como el rejuvenecimiento de las células de la piel, un poder antioxidante, el control del acné y espinillas, entre otros.

10. Duerme lo necesario para mantenerte en mejor estado físico y mental

Para poder dormir bien, hay que tener en cuenta un sinfín de factores que deben equilibrarse para lograr un descanso óptimo, y aunque no todos se puedan cumplir diariamente, sí podemos hacer lo posible por tener un sueño reparador que nos ayude a conservar nuestra salud mental y física. El descansar un aproximado de 6 a 8 horas diarias nos traerá un gran número de ventajas. Entre ellas está el no aparentar más años de los que en realidad tenemos, incluso, podría ayudarnos a parecer más jóvenes. Por eso, lo recomendable es que organices tu rutina diaria para tratar de cumplir con este objetivo.

11. Selecciona bien tus accesorios de joyería

Tal vez no siempre prestemos atención a la joyería que usamos. Pero, para sorpresa de muchos, algunos accesorios podrían hacerte lucir anticuada y aumentarte años. Usar collares aperlados o con piedras preciosas puede dar ese aspecto, al igual que los anillos grandes y con decoraciones ostentosas. Lo ideal es recurrir a accesorios más sencillos y con pocos detalles.

12. Elige un perfume con el aroma más apropiado para ti

Cuando se busca una fragancia, se toman en cuenta nuestros gustos y otros detalles de nuestra personalidad. Sin embargo, también influyen las notas con las que cada esencia está elaborada y el pH de nuestra piel, pues se encargarán de transmitir un aroma especial. Según algunos expertos en esta materia, los olores frutales, cítricos, frescos y dulces les van mejor a los jóvenes. Mientras que los orientales, amaderados o florales se adaptan mejor a las personas maduras. Así que, a la hora de elegir tu siguiente perfume, ya sabes cuáles te pueden quitar unos cuantos añitos.

Y tú, ¿sabes algún otro truco que quite años sin cirugía? ¿Cuál de nuestros consejos aplicarías?

Genial/Consejos/12 Consejos fáciles y rápidos que podrían ayudarte a lucir más joven sin retoques estéticos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos