Genial
Genial

12 Juguetes que normalmente vemos como educativos, pero que en realidad no son buenos para los niños

Como padres, sabemos que jugar es una actividad esencial en la infancia para un desarrollo saludable y pleno. Por eso, a la hora de comprar juguetes para nuestros pequeños debemos buscar no solo que sean entretenidos, sino que aporten beneficios para su desarrollo físico, social, mental y emocional en estos años tan cruciales de sus vidas.

Por eso, en Genial.guru hicimos una lista con 12 juguetes en los que no es conveniente invertir, para guiarte en la búsqueda de opciones que aporten al bienestar de tus pequeños.

1. Juguetes con pantallas

Es común que actualmente la tecnología sea uno de los recursos principales de los padres contra el aburrimiento de los pequeños, pero invertir en juguetes con pantallas podría no ser una gran idea. Los profesionales recomiendan que el tiempo total frente a estos aparatos sea limitado a una o dos horas por día, y no es sugerido en niños menores de 2 años. Además, esto puede ser muy dañino para la vista y las relaciones sociales en edades tempranas. Intenta cambiar las pantallas por libros o dibujos. Así los ayudarás a fortalecer sus habilidades de lenguaje y motivarás su creatividad.

2. Juguetes grandes con motor

Aunque los juguetes con motor como carritos y motocicletas pueden ser divertidos, en realidad no proporcionan beneficios durante el juego. No propician movimiento ni promueven la coordinación mano-ojo. Los niños necesitan realizar por lo menos 60 minutos de actividad física al día, por lo que debemos optar por opciones que les permitan moverse más y activar su cuerpo.

3. Juguetes que eclosionan de un huevo

Aunque este tipo de juguetes han ganado popularidad, una vez que los huevos eclosionan, usualmente tienen una vida de juego corta y no aportan gran valor de aprendizaje. No proveen experiencias táctiles o estimulación sensorial, las cuales son de suma importancia para el desarrollo en etapas tempranas de la vida. Por lo que además de no tener muchos beneficios para la mente de tus pequeños, es probable que terminen botados y olvidados en poco tiempo.

4. Coches a control remoto

Los carritos a control remoto no suelen ser una gran opción para niños más pequeños. Son juguetes que no promueven el movimiento físico y, sobre todo, no participan en el desarrollo de la imaginación durante el juego, la cual hace que el jugar esté lleno de experiencias como retos mentales, resolver problemas creativamente, aprender de autocontrol, afrontar emociones y sentimientos.

5. Juguetes con Internet habilitado

Con la tecnología de hoy en día, es común que cada vez más productos del hogar tengan conexión a Internet. Sin embargo, aún hay mucho por mejorar en esta rama, y siguen presentándose fallas en la seguridad de la información de los usuarios. Por eso puede ser riesgoso que tus pequeños estén en contacto con juguetes conectados a la red. Es mejor evitarlos, ya que podrían poner en riesgo información sensible.

6. Juguetes de armas

Los juguetes en forma de arma asemejan objetos que en la vida real sirven para lastimar a otros. Aunque no sean reales o no parezca que hacen ningún daño, este tipo de juguetes pueden hacer que los niños normalicen el herir o tener actitudes agresivas con los demás. Es mejor que sus cosas vayan acordes a los valores que enseñamos en el hogar y no transmitirles mensajes que puedan llevar a la violencia.

7. Juguetes con materiales tóxicos

Una masa de colores simple y brillante que ha sido muy popular entre los niños puede darnos sensaciones interesantes al tenerla entre las manos, pero este tipo de juguetes tienen más contras que beneficios. Además de que suelen crear desorden y se ensucian fácil, haciéndolos más propicios a gérmenes, algunos materiales usados para su fabricación podrían perjudicar la salud, siendo irritantes para los ojos, la piel y la garganta.

8. Juguetes que se enchufan

Debes tener mucho más cuidado al adquirir juguetes eléctricos. Aunque hay variaos arreglos que puedes llevar a cabo en tu hogar para hacer los cables y enchufes más seguros para tus niños, es mejor evitar juguetes que se conecten a la corriente eléctrica para prevenir riesgos. Los más chicos tienden a morder los cables, o puede que siguiendo su curiosidad lleguen a la conexión. Por eso es mejor evitar juegos en esas zonas.

9. Juguetes ruidosos

Si te resulta molesto cómo suena un juguete, es probable que para un niño la molestia al final sea mayor. Hay algunos que podrían dañar su sentido auditivo. Si rechinan demasiado, tienen un timbre muy alto o un sonido muy repetitivo, no los compres. Aunque a tu pequeño le parezcan divertidos, puede que sean perjudiciales para sus oídos. Escucha siempre los juguetes antes de adquirirlos: el sonido debe ser cómodo.

10. Juguetes con partes pequeñas

Al escoger juguetes para niños es necesario fijarse en que las piezas no sean demasiado pequeñas. Deben ser lo suficientemente grandes para que no quepan por completo en la boca de un niño. También debemos revisar constantemente todos los juguetes, que no haya piezas sueltas y que los materiales estén en buen estado para cerciorarnos de que sigan siendo seguros.

11. Juguetes que no van de acuerdo con su edad

Mientras los niños crecen, también van cambiando las formas en las que juegan. De acuerdo con la etapa de la infancia que atraviesen, tus pequeños podrían requerir distintos estímulos. Por ejemplo, los bebés aún están desarrollando su visión, por lo que necesitan juguetes con formas, colores y texturas. Desde los 3 hasta los 5 años necesitan fortalecer sus habilidades motoras e interactúan más con el juego. Desde los 6 hasta los 8 años sus juegos suelen imitar su entorno y comienzan a mostrar sus propios intereses, lo que es ideal para apoyarlos en sus habilidades y competencias. Observa sus necesidades, mira las etiquetas de edad de los juguetes, asesórate con tu médico y acompaña sus procesos.

12. Juguetes que causan mucho desorden

Juguetes con arena, muchos materiales o que requieran demasiada supervisión... al final te causarán más trabajo, y muchas veces, comparando el tiempo que jugarán con el que pasarás poniendo todo de nuevo en orden, no valen la pena. Aunque puede ser buena ocasión para motivar a tus niños a ayudarte a limpiar, a menos que tengas un espacio ideal, es mejor si evitas juguetes que puedan causarte mucho desorden.

¿En qué otra cosa te fijas al comprar juguetes? ¿Tienes alguna recomendación para escogerlos mejor?

Genial/Consejos/12 Juguetes que normalmente vemos como educativos, pero que en realidad no son buenos para los niños
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos