Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Cómo recoger vidrios rotos (y evitar cortarnos con ellos)

5-62
388

En todas las casas puede suceder algún accidente que involucre vidrios rotos, como un vaso que se cae o una ventana que se quiebra. Uno de los mayores inconvenientes son los pequeñísimos pedazos que pueden quedar regados que, de no ser recogidos adecuadamente, pueden incrustarse en la piel. Por esta razón, la limpieza de estos fragmentos se puede convertir en una tarea complicada y algo tediosa.

Genial.guru te explica cómo recoger los vidrios rotos sin temor a cortarte.

1. Despeja el área

Lleva a las demás personas o mascotas a otra habitación para dejar libre el área que debes limpiar. Asegúrate de que ninguno de ellos se haya hecho daño con algún vidrio roto.

2. Protégete

El vidrio roto es filoso y puede cortarte la piel. Usa guantes de goma y zapatos (no sandalias ni chancletas) para evitarte heridas innecesarias. Si no tienes guantes a la mano, levántalo con una pinza o tenaza. Nunca te arrodilles al momento de recoger los pedazos que han caído, ya que puedes cortarte las rodillas.

3. Recoge primero los trozos más grandes

Separa los pedazos individuales que tengan mayor volumen, para después poder barrer aquellos que son más pequeños. Coloca cada pieza de vidrio en una lata o un recipiente que sea lo suficientemente grueso como para que el vidrio no lo atraviese. Si no tienes algo de este estilo cerca, puedes envolverlos muy bien con papel periódico para después colocarlos en una bolsa de plástico.

4. Consigue una escoba y una pala

Recuerda pasar la escoba no solo en donde cayó el objeto de vidrio, sino en un área mayor, ya que puede haber restos pequeños en las esquinas o en otras zonas que no alcanzamos a ver.

Asegúrate de sacudir muy bien la escoba después de hacer esto para eliminar cualquier pedazo pequeño de vidrio que haya quedado allí y evitar que, al volver a usarla, se sigan esparciendo por otros lugares de la casa.

5. Cómo recoger los pedazos más pequeños

  • Usa la aspiradora: luego de deshacerte de los pedazos de vidrio más grandes, cubre la manguera de la aspiradora con un calcetín para que puedas recoger los pedazos más pequeños sin dañar la máquina y después descartar cuidadosamente la cubierta que has puesto en ella. Te recomendamos hacerlo solo si es muy necesario y en un radio de tres metros del lugar en el que cayó el objeto de vidrio.

  • Usa cinta adhesiva: ayúdate pegando una cinta adhesiva de treinta centímetros en el suelo para recoger las piezas que no has conseguido ver. Para este método se puede utilizar cualquier cinta, pero la de embalaje es ideal por su grosor, ya que cubre un área mayor más rápidamente. Al terminar, dobla la cinta sobre sí misma y descártala en una bolsa plástica doble o en papel periódico.

  • Usa pan blando: también puedes recoger los pedazos pequeños tomando una rebanada de pan blando y apoyándola sobre la superficie las veces que necesites. El pan funciona muy bien en lugares difíciles de alcanzar, donde puede haber llegado el vidrio. Cuando sientas que el pan se vuelve difícil de sujetar con seguridad, descártalo y toma otro pedazo.

  • Usa un jabón: el jabón en barra funciona del mismo modo que el pan blando, ya que los pedazos de vidrio se incrustan en él, lo que hace mucho más fácil su limpieza. Sin embargo, al tener que desecharlo después, es más económico utilizar una rebanada de pan o, en su defecto, un trozo de papel absorbente previamente humedecido y doblado.

  • Usa un tubérculo: parte un tubérculo por la mitad y pasa la parte con la pulpa por el piso para recoger suave y firmemente los vidrios más pequeños. Luego de esto, podrás arrojarlo a la basura. Este método también se puede utilizar en una máquina lavavajillas, con ayuda de una linterna para ubicar los vidrios rotos (al terminar, enjuaga la máquina).

  • Usa toallitas húmedas: al igual que el papel absorbente, una toallita húmeda también puede ser un gran aliado en este tipo de situaciones, al darle una última limpieza a la zona, así como a la suela de los zapatos, para recoger los últimos rastros de vidrio que puedan haber quedado.

6. Cómo recoger los vidrios rotos de la alfombra

En caso de que hayan caído pedazos de vidrio en la alfombra, lo que debes hacer es, primero, usar un cepillo para agitar las fibras de la alfombra, con el fin de que los pequeños pedazos de vidrio suban a la superficie. Luego, aspira lo que puedas para retirar la mayor cantidad de vidrio posible. Dependiendo del tamaño de la alfombra y de si se puede mover con facilidad, retírala con cuidado para sacudirla en un sitio alejado. Si es posible, pídele a otra persona que esté en casa que te ayude.

¿Qué haces cuando un vidrio se rompe?

5-62
388
Compartir este artículo