Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Alimentos que nunca deberías recalentar en el microondas

Inventado por primera vez por accidente en la década de 1940, el microondas es ahora uno de los principales electrodomésticos de cocina en todos los hogares. Si bien este artilugio significa conveniencia para cocinar y recalentar, hay tipos específicos de alimentos que debes evitar cocinar en el microondas a toda costa.

Genial.guru está aquí para ayudarte a mantenerte seguro y saludable. Al observar estos consejos y seguirlos, disminuirán las posibilidades de que se produzca un accidente.

1. Huevos cocidos

Si calientas un huevo cocido en el microondas, puede producirse un accidente. Cuando las moléculas de agua comienzan a evaporarse a causa de la energía del microondas, se genera dentro del huevo una presión en aumento. Debido a que los huevos tienen una membrana y una cáscara delgadas, no pueden aguantar toda esta presión, lo que puede provocar una explosión muy caliente dentro del microondas, en el plato o incluso ¡cuando lo muerdas!

2. Zanahorias

Aunque las zanahorias se pueden cocinar y calentar en el microondas, estas hortalizas crudas, en especial aquellas que conservan la cáscara, son potencialmente peligrosas. Si las zanahorias no se lavan correctamente y tienen algún residuo de suciedad, los minerales del suelo pueden causar chispas en el microondas, también conocidas como formación de arco eléctrico. Este arco voltaico puede causar daños graves a tu microondas si no se interrumpe a tiempo.

3. Carne procesada

Para empezar, las carnes procesadas no son los alimentos más nutritivos, ya que contienen grandes cantidades de sal, aditivos, productos químicos y conservantes. Pero cuando agregas radiación de microondas a las carnes frías y a tus productos enlatados favoritos, tus niveles de colesterol pueden aumentar, lo que puede provocar problemas cardíacos. La forma más segura de calentar jamones y salchichas es en la parrilla o en la estufa.

4. Agua

Calentar el agua en el microondas puede parecer la opción más simple y sin complicaciones. Pero los estudios muestran que muchos casos de quemaduras provienen de agua hirviendo calentada en el microondas, especialmente cuando son manipulados por niños. Las ondas electromagnéticas de un horno de microondas pueden hacer que el agua se sobrecaliente, lo que hace que las moléculas del agua se vuelvan inestables. ¡Esto puede causar una ebullición intensa e incluso explosiones!

5. Chiles

Los chiles, especialmente los que son muy picantes, contienen altos niveles de capsaicina, la cual puede ser bastante inflamable. Cuando la capsaicina se expone a las ondas electromagnéticas de un microondas, comienza a humear y ¡es propensa a prender fuego! El fuego y el humo que se desprenderán del microondas pueden provocar irritación en la piel y una sensación de ardor.

6. Pollo

El pollo es un culpable popular de propagar la salmonela, ¡especialmente cuando no está bien cocido! Cuando cocinas un trozo de pollo crudo en el microondas, las posibilidades de una cocción uniforme y completa son muy escasas, lo que lo convierte en un peligro potencial de contaminación bacteriana. Lo mismo puede decirse de otros trozos de carne cruda. Es mejor cocinar bien la carne a fuego directo, como en un sartén, en una parrilla o en el horno.

7. Jitomates y salsa de jitomate

Al igual que los huevos duros, los jitomates pueden causar un desastre explosivo cuando pasan demasiado tiempo en el microondas. Debido al contenido líquido en los jitomates frescos y en la salsa para la pasta, la acumulación de presión hace que burbujeen y que arrojen líquido, dejando el microondas cubierto de salpicaduras rojas.

¿Te ha ocurrido alguno de estos contratiempos con el microondas? Según tu experiencia, ¿hay otros alimentos que no deberían exponerse a las ondas electromagnéticas del microondas?