Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Probamos 15 formas de cortar vegetales, y esto resultó (descubre algunos tips para hacerlo más sencillo)

Cuando lees una receta, puedes encontrarte con algunos términos que no te resultan muy familiares. Para la preparación, te piden que cortes las frutas o los vegetales de una manera específica, y quizá muchas de esas técnicas sean desconocidas para ti y no sepas cómo lograrlas fácilmente. Por suerte, en la cocina existen algunos tips útiles que pueden ayudarte a salir de apuros y, sin duda, tendrás más opciones para cambiar la apariencia de tus platillos.

Genial.guru se metió a la cocina para hacer algunos cortes y mostrarte la manera más sencilla de lograrlos. No olvides seguir las líneas punteadas. Al final del artículo encontrarás algunos consejos para usar el cuchillo correctamente y cortar de manera segura.

1. Corte en juliana

Esta técnica consiste en cortar tiras finas y alargadas. Si el cuchillo no es tu mejor amigo, puedes utilizar una mandolina para cortar láminas delgadas y luego convertirlas en julianas. En la cebolla, por ejemplo, si deseas obtener este tipo de corte, es posible hacerlo removiendo el centro. Esto hará que los cortes sean más estéticos y que no queden pequeños trozos por ahí.

También puedes hacerlo capa por capa para obtener el grosor que tú desees y un corte más estético.

2. Corte en brunoise

Este corte consiste en obtener dados muy pequeños, de 2 a 3 mm por lado. La técnica puede emplearse en la preparación de aderezos, ensaladas, salsas o rellenos. Esto puede obtenerse a partir de julianas finas y un giro de 90° para hacer los cubos diminutos.

3. Corte en rondelle

Este es un corte muy sencillo y práctico para las hortalizas y los alimentos redondos y alargados, pero también es posible emplear la técnica en frutas o vegetales como el tomate, la manzana, la berenjena o el plátano. El grosor debería ser de 5 a 9 mm, pero eso puede determinarse de acuerdo al gusto y a lo que se requiere para la receta.

4. Corte en soufflé

Esta técnica se emplea para preparar pommes soufflées (papas hinchadas o huecas) que se hacen con 2 o 3 frituras, usando una papa que no sea demasiado vieja ni demasiado joven. Uno de los tipos más recomendables para hacer esta receta es la papa agria. Para lograr el corte, debe pelarse la papa y, posteriormente, lavarse. Luego de eso, hay que retirar los bordes para obtener algo similar a un prisma rectangular. Finalmente, se hacen cortes para obtener láminas del grosor deseado.

5. Corte en chiffonade

Este corte solo se aplica a las verduras de hojas grandes, como lechuga o espinaca. El truco es enrollar una sobre otra, armando un “taquito” con ellas. Después de eso, es más sencillo emplear la técnica de chiffonade, obteniendo tiras finas y delgadas. En verduras como el perejil o el cilantro no es recomendable usarlo porque no se tendría el mismo éxito, pues son hojas muy pequeñas e irregulares. Esto también puede usarse para otros alimentos que puedan enrollarse como, por ejemplo, las tortillas de maíz.

6. Técnica para tornear

Para emplear esta técnica es necesario practicar, tener paciencia y usar un cuchillo mondador. Se usa en los vegetales para darles una forma ovalada y rectangular, con la intención de darle a los platillos una apariencia más atractiva. Es posible hacerlo con papas, zanahorias, calabacines, pepinos, entre otros. El tamaño puede variar y se puede lograr removiendo los dos extremos para dejarlos planos. Posteriormente, se sostiene la verdura con el índice y el pulgar para hacer cortes de arriba hacia abajo con la otra mano. Con este movimiento se obtendrá una curva, y después de eso, el vegetal tiene que girarse poco a poco para hacer lo mismo en todo el contorno.

Nota: empezar a tornear desde una forma rectangular puede ayudarte a practicar y obtener buenos resultados. Entre más pequeños sean los trozos, posiblemente el manejo del cuchillo sea más sencillo para ti. Para conseguirlos con una papa, pártela en 4 y quita los costados que sobren para obtener una figura como la de la imagen 2, ¡y empieza a tornear!

7. Corte en chips

Si tienes mucho antojo de algo crujiente, este corte puede ser la solución, pues puede serte útil con muchas frutas y verduras. Con la ayuda de una mandolina o uno de los costados de tu rallador, puedes lograr un corte delgado de papa, calabaza, camote, manzana, zanahoria, entre otros. Si no quieres freírlos, puedes usar el horno o, si es posible, comerlas crudas con un poco de limón y chile. Por ejemplo, la manzana, jícama y zanahoria pueden consumirse de esta manera y funcionar como una excelente botana.

8. Corte en paja

Hacerlo con una mandolina o un rallador te ahorraría mucho tiempo, aunque también es posible aplicar esta técnica cortando el vegetal en láminas muy delgadas con un cuchillo, para después cortarlas de una manera similar a las julianas, pero mucho más finas. Usualmente, se emplea en papas para freírlas después.

9. Corte en bastones

Este es un corte muy útil para vegetales como la zanahoria, el pepino, la jícama, el apio, los calabacines, entre otros. Es uno de los más comunes y es conocido como batonnet en francés. En teoría, debería ser de 5 a 6 cm de largo y 5 a 6 mm de grosor, pero esto puede variar en una cocina doméstica.

10. Corte en cerilla

En francés se conoce como allumette. Es un corte plano, fino y alargado. Aunque se usa para vegetales como la zanahoria, el pimiento o los calabacines, se emplea con mayor frecuencia en las papas. Es más grueso que el corte paja y más fino que el bastón.

11. Corte en parisien

Es un corte en el que se forman bolitas y se logra con el uso de un boleador. Es similar al corte noisette, pero en este último, las esferas tienen un tamaño más pequeño. La técnica parisien puede aplicarse para presentar un lindo cóctel de frutas o también para darle una vista distinta a las papas.

12. Corte en cubos o dados

Como su nombre lo indica este corte se hace para lograr figuras cúbicas. Su tamaño puede variar dependiendo de lo que se requiera para la preparación, y es posible emplearlo en papas, y vegetales como la zanahoria, los calabacines, la berenjena, las manzanas, la jícama, el pepino, entre otros. Los dados pueden obtenerse a partir de los bastones.

13. Corte en puente nuevo

Este es un corte más que se emplea normalmente en las papas, pero también puede aplicarse en otros vegetales. Consiste en lograr rectángulos de aproximadamente 8 cm de largo por 2 cm de ancho. Esta técnica es muy usada en la cocina española y puedes lograrla partiendo rodajas gruesas, removiendo los dos extremos y partiendo en dos como se muestra en la imagen. Después de freírse, se apilan para simular una construcción.

Nota: Si utilizas una papa completa para este corte, puedes quitarle los extremos para darle forma de un rectángulo; después de eso, puedes cortarla en dos o tres láminas, y cortar estas últimas por la mitad.

14. Corte en sifflet

Es un corte oblicuo con un grosor de aproximadamente 2 mm. También se conoce como corte biselado o al bies. Puede utilizarse en los vegetales alargados y redondos, como la zanahoria y el calabacín, y consiste en hacer cortes en diagonal a lo largo de la verdura.

15. Corte en bresa o mirepoix

Esta es una técnica que te permite aprovechar al máximo las frutas o los vegetales que se usan en la condimentación de un platillo. Usualmente, se conforma de cebolla, zanahoria, apio y poro, pero se pueden incluir otras verduras como el tomate o el pimiento. Es posible utilizarlo en la cocción de braseado, que consiste en cocinar alimentos en calor seco y posteriormente hacerlo en calor húmedo; es decir, primero se sellan o doran, y posteriormente se cocinan con algún líquido a olla cerrada. También se emplea como guarnición de algunos fondos.

Bono: recomendaciones importantes

  • No olvides empuñar de manera correcta el cuchillo y colocar los dedos adecuadamente para crear una barrera. Así podrás cortar más rápido y de manera segura.

  • Pon dos trapos húmedos debajo de tu tabla (en los extremos). Con esto evitarás que se mueva mientras estás cortando y evitarás un accidente.

  • Es indispensable que tu cuchillo tenga un buen filo, de lo contrario, la presión y la fuerza que apliques tendrá que ser excesiva. Eso puede resultar en malos cortes y en un riesgo innecesario.

  • Cuando cortes una verdura, quita un costado para conseguir una base plana en la cual puedas apoyarte. Esto evitará que se esté moviendo y podrás conseguir mejores cortes.

¿Cuál es tu mejor consejo de cocina? ¿Cuál es la receta que más te gusta preparar?