Genial
Genial

¿Qué le pasa a tu cuerpo si estás pegado a tu teléfono todo el tiempo?

En la actualidad, un teléfono móvil es un elemento indispensalbe en la vida cotidiana. Pero desde que apareció, hemos oído repetidamente que el teléfono empeora la vista, causa la aparición de tumores y otras cosas terribles. ¿Cómo evitar estas desgracias si el objeto en cuestión, tan habitual, resulta ser peligroso? Después de todo, la mayoría de las personas ya no puede imaginar sus vidas sin un teléfono.

Genial.guru decidió averiguar a qué problemas puede llevar un uso constante de dispositivos móviles y comparte contigo también unas técnicas para evitarlos.

1. Riesgo de desarrollo de enfermedades

La Organización Mundial de la Salud considera la radiación del teléfono móvil como un carcinógeno del grupo 2B, es decir, "posiblemente peligroso para los seres humanos." Sin embargo, ningún estudio ha confirmado una relación directa entre el uso del teléfono móvil y la aparición de cáncer u otros tumores. Vale la pena recordar que los teléfonos celulares disponibles han aparecido relativamente hace poco, por lo que la investigación sobre los efectos de la emisión de radio sigue abierta.

El verdadero problema es muy diferente. Científicos de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres llegaron a sombrías conclusiones: en la superficie del teléfono móvil, se encuentra casi la misma cantidad de bacterias que puede albergar la manija de la puerta de un baño público, y uno de cada seis teléfonos presentaba partículas de excrementos encima. Esto se debe al hecho de que la mayoría de las personas no se lava las manos después de ir al baño o no lo hace con sumo cuidado. Especialmente peligrosas son las bacterias de E. coli, que causan enfermedades gastrointestinales.

Las bacterias viven durante varias horas con la cantidad de calor necesaria y se transfieren a través de los objetos que tocamos. ¿Cuántas veces al día tocas tu teléfono?

Para protegerte de las infecciones, sigue esta simple y útil recomendación: lávate bien las manos, especialmente después de visitar lugares públicos.

2. Problemas con la columna vertebral

La cabeza humana pesa alrededor de 5 kilos. Cuando una persona utiliza su teléfono móvil o tableta, su cabeza se inclina hacia adelante y abajo, aumentando así la carga sobre los músculos del cuello. Con una inclinación de 30°, tu cuello experimenta una carga de 18 kilos, y con una inclinación de 60°, hasta 27 kilos. Esta es la carga exacta que recae sobre tu espalda cuando miras tu teléfono.

Los investigadores estiman que una carga similar a diario, poco a poco, conducirá a problemas notorios: dolores en el cuello y espalda, dolores de cabeza y una sensación de rigidez. Este síndrome incluso ya ha recibido su propio nombre: el cuello de texto (text neck).

Los científicos recomiendan encarecidamente no olvidar la posición correcta de la cabeza durante todo el día y también hacer unos simples ejercicios para el cuello.

3. Disminuye la empatía y la compasión

Los estudios de la Universidad de Maryland han demostrado científicamente una paradoja de la vida: aunque los teléfonos están diseñados para unir más a las personas, en el mundo moderno contribuyen a su separación. La comunicación a distancia reemplaza los contactos sociales reales, disminuye la sensibilidad de las personas y su capacidad de empatizar. Así, los participantes del experimento, después de utilizar el móvil, estaban menos dispuestos a involucrarse en asuntos caritativos y resolver problemas donde las respuestas correctas significaban dinero para los necesitados. Incluso si una persona utilizaba su teléfono inteligente, no para la comunicación directa, su necesidad de socialización ya estaba satisfecha y finalmente acaba estando menos dispuesta a realizar actos altruistas.

4. Problemas con el sueño y la psique

Los teléfonos modernos son aparatos multifuncionales. Redes sociales, programas de trabajo, biblioteca electrónica, cámara de fotos y videos: es fácil no soltarlos de las manos.

Los experimentos han confirmado que el uso continuo de teléfonos inteligentes afecta negativamente la salud mental de las personas, especialmente de los jóvenes. La luz azul (blue light) cambia el reloj biológico, interrumpiendo la producción de la melatonina, una hormona que regula nuestros ritmos internos. A causa de esto, aparece el insomnio y un cambio en las fases del sueño.

Además, los científicos también han descubierto una relación entre el uso constante del teléfono y el desarrollo del estrés y depresión. "Pegarse" al teléfono conduce a un aumento de la ansiedad y a un deterioro intelectual: nuestro cerebro simplemente no puede hacer frente a la gran cantidad de información que recibimos al solo ver la pantalla.

Con el fin de no sufrir el posible impacto negativo de los teléfonos inteligentes, los científicos recomiendan dedicarle menos tiempo y, definitivamente, no utilizarlo 2 horas antes de acostarse.

5. Problemas con el oído

Cuando hablamos por teléfono, nuestro interlocutor no nos grita directamente al oído, sino que nos habla con calma. Sin embargo, los investigadores han llegado a la conclusión de que las personas que hablaban por teléfono durante más de 1 hora al día y durante 4 años, han desarrollado trastornos relacionados con el oído. Esto se manifiesta en la incapacidad de distinguir consonantes (s, f, t, z), mientras que todas las vocales se perciben con normalidad. Estos problemas de audición son difíciles de detectar porque el cerebro humano rellena fácilmente las lagunas cuando no oímos lo que nos están diciendo del todo bien.

6. Disminución de la agudeza visual

Las ondas cortas de luz azul que emite la pantalla del teléfono son las más dañinas para la vista. La luz de las pantallas hace que los ojos se esfuercen y puede provocar enfermedades varias: daño en la retina, degeneración macular y cataratas.

Para mantener una buena visión, los oftalmólogos recomiendan a todos los que usan un teléfono, una computadora y otros dispositivos por más de 2 horas al día, adquirir lentes con una protección especial.

7. Una posible causa de accidentes de tráfico

Si le preguntas a un científico especialista en el tema si los teléfonos son peligrosos para la vida humana, lo más probable es que oigas esta respuesta: "Sí, porque el teléfono móvil a menudo se convierte en la causa principal de un accidente".

Efectivamente, este dispositivo puede distraer al conductor e impedirle hacer frente a una situación repentina o complicada. En algunos países, está prohibido hablar mientras se está al volante, incluso estando parado o en un semáforo en rojo. Recuerda las sencillas reglas de seguridad vial y no te distraigas con el teléfono mientras conduces.

8. Desarrollo de nuevas enfermedades

Las estadísticas nos consuelan: las personas que realmente estén enfermas por una excesiva dependencia a dispositivos electrónicos e Internet, son pocas. Pero sí es cierto que una gran cantidad de usuarios abusa de sus teléfonos y tabletas. Ahora incluso aparecen nuevas enfermedades asociadas con el uso diario del teléfono.

El síndrome de la llamada fantasma probablemente ha sido experimentado por todos alguna vez en la vida: parece que oímos la melodía o sentimos la vibración del teléfono en el bolsillo, pero, en realidad, nada de eso ha pasado. En casos graves, una persona puede experimentar esta sensación varias veces al día, entonces ya vale la pena recurrir a un psicólogo. Otra enfermedad está ganando impulso, la nomofobia: miedo a quedarte sin tu teléfono celular. El aumento en el número de personas que experimenta algo parecido al pánico por separarse de su dispositivo, hace que los científicos continúen investigando este problema y traten la nomofobia como una enfermedad en desarrollo en la sociedad. Y los aficionados a los chat pueden desarrollar una dolorosa inflamación de los tendones de las manos: WhatsAppitis, que recibió su nombre en honor a la popular aplicación de mensajería instantánea.

¿Y tú cuántas horas al día pasas mirando tu teléfono?

Imagen de portada depositphotos, pixabay
Genial/Consejos/¿Qué le pasa a tu cuerpo si estás pegado a tu teléfono todo el tiempo?
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos