10 Consejos sobre la lactancia materna que pueden ayudar a las madres primerizas

Además de su valor nutricional, la leche materna también promueve y fortalece el vínculo emocional único entre la madre y el bebé, que es esencial para el desarrollo mental del niño. Sin embargo, la lactancia puede ser un desafío, más aún si eres una madre primeriza. Y es natural tener muchas preguntas al respecto.

Para ayudar a las nuevas madres a disfrutar el período de lactancia, Genial.guru presenta una guía fácil con trucos que realmente funcionan. Y no te pierdas la sección del bono al final del artículo para aprender una forma fácil de sostener al bebé mientras se amamanta.

1. Calentar los pechos hará que salga más leche

Dar masaje a los senos con una toalla húmeda caliente o tomar una ducha tibia antes de amamantar al pequeño puede resultar en una mayor producción de leche. Además, puede ayudar a prevenir los conductos bloqueados.

2. Las galletas y los batidos de lactancia son una forma deliciosa de aumentar el suministro de leche

Si no deseas seguir una vía suplementaria para aumentar la producción de leche, también hay galletas y batidos de lactancia disponibles para tu consumo. Además, puedes prepáralos en casa utilizando ingredientes que estimulan la lactancia, como el fenogreco, la avena y la levadura de cerveza.

3. Utiliza joyería para dar seguimiento a la alimentación

Algunas madres prefieren ofrecer un lado durante la alimentación del bebé, mientras que otras prefieren alimentarlo de los dos lados. Por lo tanto, sea cual sea tu preferencia, es importante recordar con qué pecho se alimentó por última vez, y esto puede ser difícil de recordar en momentos ocupados.

Un truco fácil es colocar un anillo en un dedo de la mano izquierda si se alimentó por última vez del seno izquierdo y un anillo en un dedo de la mano derecha, si se alimentó por última vez con el pecho derecho. También puedes usar un brazalete o una liga para el cabello.

4. Usa protectores de leche para tapar las fugas

Ninguna madre querría dejar que se desperdicie incluso una gota de la preciada leche, y un protector de leche es un dispositivo que te ayuda a lograrlo. Este recoge y guarda la leche materna, protegiéndola contra fugas mientras amamantas del otro lado.

5. Los suplementos de leche materna aumentan el suministro de leche

Los suplementos de leche se pueden usar para aumentar el suministro de leche. ¡Y la buena noticia es que también están disponibles fácilmente! Hay suplementos que incluso pueden ser disfrutados en forma de té. Pero se recomienda que antes de probarlos, consultes a tu médico.

6. Almacena la leche en bandejas de cubitos de hielo

Congelar tu leche materna en bandejas de cubitos de hielo es una forma fácil y rentable de almacenarla. Una vez que la leche se congela en forma de cubitos, puedes almacenarlos en bolsas de congelador regulares. Las bolsas de leche materna son caras, por lo que esto puede ahorrarte algo de dinero. Además, un cubo es aproximadamente un poco más de 28 mililitros, esto te ayudará para saber exactamente cuántos cubos puedes usar.

7. Bebe mucha agua

La leche materna está compuesta de aproximadamente un 90% de agua. Por lo tanto, es extremadamente importante que las madres en período de lactancia beban suficiente agua para mantenerse saludables e hidratadas. También ayuda a mantener y reponer el suministro de leche. Se recomienda que las madres que amamantan tomen aproximadamente 12 tazas de agua (2,7 litros) diariamente.

8. Para mayor privacidad, mientras alimentas a tu bebé en público, usa el truco de la camisa doble

Una manera fácil de hacer que la lactancia sea un poco más privada en lugares públicos es usar el método de la camisa doble. Todo lo que tienes que hacer es usar una blusa sin mangas debajo de una camisa.

9. Realiza paletas de hielo con tu leche materna

Congelar la leche materna previamente bombeada formando paletas de helado es una excelente manera de aliviar la dentición de tu pequeño. Si tu bebé ha comenzado a comer otros alimentos sólidos, incluso podrías agregar frutas como plátano, manzanas, aguacates o peras a la leche mientras se congela.

10. Usa hojas de col para secar la leche

Aunque es emocionalmente difícil, cada madre tiene que dejar de amamantar a su hijo en algún momento. Colocar una hoja de col (puedes usar un rodillo para aplastarla) sobre tus senos ayudará a secar la leche. El repollo secreta enzimas que ayudan en el proceso.

Bono: cómo sostener a tu bebé mientras lo amamantas

Producir leche durante esta etapa es natural, pero para perfeccionar el arte de la lactancia materna se requiere algo de práctica. Sostener al bebé adecuadamente es esencial para ayudar al recién nacido a engancharse de la manera correcta y así evitar cualquier dolor en los pezones haciendo de esta práctica una experiencia placentera tanto para la madre como para el bebé. La infografía anterior te ayudará a decidir qué posición es la mejor para ti.

¿Qué otros trucos tienes en mente? Compártelos con el mundo en la sección de comentarios a continuación.

Imagen de portada Depositphotos.com
Ilustrado por: Alena Sofronova para Genial.guru
Compartir este artículo