Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Formas de enseñarle a tu hijo sobre el tacto “seguro” e “inseguro”

Es posible que enseñarles a tus hijos solo sobre el “peligro de las personas extrañas” no sea suficiente para mantenerlos a salvo y lejos de los abusadores de niños. Aunque la mayoría de los niños de hasta 4 años comprenden el concepto de contacto físico inseguro y seguro, entrar en detalles sin un plan puede hacer que las cosas salgan mal. Si no se maneja con cuidado, puedes llegar a confundir a tu hijo y este podría terminar con más preguntas que respuestas. Una vez que aprendas sobre la diferencia, tu hijo podrá reaccionar en consecuencia e informarte a tiempo, antes de que las cosas salgan mal.

En Genial.guru, queremos ayudarte a abrirte fácilmente con tu hijo y hacer que esta conversación sea más cómoda y mucho más exitosa, incluso si tu hijo es aún muy joven.

1. Habla con tu hijo en un lugar tranquilo lejos de distracciones

Este primer paso es fundamental para que esta conversación tenga éxito y por eso es importante que también te sientas preparado para hablar sobre lo que es seguro e inseguro para tu hijo, y no forzar el tema. Empieza entonces por elegir un lugar tranquilo donde puedas hablar con tu hijo sin que lo molesten. Puedes hacer que la escena sea más cómoda sosteniendo las manos de tu hijo o sentándote junto a él en el sofá o en el piso.

Explícale a tu hijo que no está bien:

  • tocar las partes privadas de otra persona;
  • que alguien se toque sus propias partes íntimas frente a ellos;
  • que alguien le pida que le toque sus partes íntimas;
  • que alguien le pida que se quite la ropa o que tome videos o fotos mientras está desnudo;
  • que alguien le muestre videos o fotos de personas desnudas.

2. Permítele comparar el tacto seguro y el inseguro

Después de haber tenido una primera charla, es hora de dejar que tu hijo te explique lo que significa un contacto inseguro y seguro. De esta manera, sabrás qué tanto aprendió y entendió tu hijo de esta conversación. Mantente atento y pide un ejemplo de ambos tipos de contacto. También puedes hacer un juego de roles y preguntarle a tu hijo: “¿Qué harías si...?” o “¿A quién le dirás ...?”, y así. Tu hijo debe entender que un apretón de manos, un abrazo de alguien de tu confianza, palmaditas en la espalda y un brazo alrededor de su hombro son seguros.

Sin embargo, un contacto inseguro es:

  • alguien que amenaza con hacerle daño si habla de la situación;
  • alguien le pide que no le diga a nadie;
  • alguien lo obliga a tocarlo;
  • el contacto de esta persona lo pone nervioso y asustado;
  • una persona lo toca y esto le incomoda;
  • una persona lo toca donde al niño no le gusta o siente algún tipo de dolor.

3. Explícale que incluso un toque seguro a veces puede doler

Los niños pequeños a menudo pueden tener sentimientos encontrados y describir un contacto seguro como inseguro. Esto suele suceder cuando sienten dolor o cuando son tocados por un médico, que para ellos es un extraño. Puedes usar un ejemplo como, quitar una astilla puede doler, pero hacerlo mantendrá saludable al niño y se considera un toque seguro.

La clave aquí es explicarle a tu hijo que su médico a veces necesitará tocar sus partes privadas para su chequeo. Por supuesto, dile a tu hijo que siempre estarás allí para asegurarte de que todo esté bien.

4. Usa bikinis para explicar las partes íntimas

Muchos padres probablemente eviten el tema de las partes del cuerpo y las relaciones sexuales con sus hijos, pensando que todavía es demasiado pequeño para este tipo de temas, pero esta es la razón por la que los delincuentes tienen la ventaja. Debes ser abierto con tu hijo y hablar sobre actos íntimos apropiados para su edad y discutir las partes privadas con respeto. Ser ajeno a este tema y protegerlo puede darle a tu hijo señales e ideas equivocadas. Incluso si tus hijos han experimentado algo inapropiado, no se abrirán pensando que hablar sobre partes íntimas puede causarles problemas o que probablemente te enojarás.

Si no te sientes cómodo hablando de los nombres de las partes íntimas del cuerpo, usa un bikini como ejemplo. Explica que tocar las parte del cuerpo que un bikini cubre se considera un toque peligroso. Esto les dará una buena perspectiva visual sin que tengas que usar los nombres propios.

5. Explícales que el contacto inseguro no es un “secreto”

La mayoría de los abusadores de niños le dirán al niño abusado que mantenga la situación en secreto y, en la mayoría de los casos, los niños escuchan esto porque piensan que es su culpa o tienen miedo del abusador. Explícales a tus hijos que, si alguien les dice que mantengan en secreto el contacto físico inseguro, deben decírtelo inmediatamente o decírselo a alguien que conozcan y en quien realmente puedan confiar. Aquí, es importante darles ejemplos para que se sientan más empoderados y actúen, cuando sea necesario, y para hacerlo más simple, también puedes practicar el juego de roles para este paso.

6. Diles que tienen derecho a decir “no”

Aproximadamente 70 % de los casos de abuso ocurren con un abusador que el niño conocía y en quien confiaba plenamente. Es por eso que un toque inapropiado, incluso por parte de un amigo o familiar de confianza, puede resultar confuso para un niño. Después de todo, les has estado enseñando a confiar en esas personas y el cambio repentino de acción puede hacer que se sientan no solo confundidos, sino también asustados y en conflicto.

Es por eso que debes decirles a tus hijos que tienen todo el derecho a decir e incluso gritar “¡NO!” a cualquier tipo de toque inseguro. Trata siempre de reforzar esta idea, diles que son dueños de su cuerpo y que pueden hacer cualquier cosa para protegerlo.

Tu hijo tiene derecho a:

  • decir no a alguien que no quiere y que no le gusta que lo toque;
  • huir inmediatamente de la persona abusiva que ha estado tocándolo y nunca más estar solo con esa persona;
  • pedir ayuda e incluso gritar;
  • cree en él mismo, que no es su culpa y no hizo nada malo.

7. Intenta que tus hijos mencionen a algunas personas con las que puedan hablar si alguien los toca

Puedes hacer que tus hijos nombren al menos a 5 personas en las que creen que pueden confiar en caso de abuso, alguien a quien tu hijo pueda correr cuando una persona esté tocándolo inapropiadamente. Si no pueden pensar en alguien, ayúdalos a hacerlo. Además, recuérdales a tus hijos que deben seguir contándole a las personas a su alrededor sobre la situación hasta que alguien actúe y los ayude, y que nunca deben rendirse.

¿Has tenido esta charla con tu hijo en algún momento? ¿Qué edad tenía? ¿Tienes tu propia forma de abordar a tu hijo sobre este tema?