Genial
Genial

Kate Middleton compartió que su maternidad no es como un cuento de hadas

Convertirse en madre puede ser una experiencia maravillosa y gratificante pero, al mismo tiempo, un desafío constante. No existe un libro de las verdades absolutas que indique que lo que estás haciendo esté correcto o mal.

Ni siquiera para Kate Middleton, quien cuenta con mucha ayuda, es una tarea fácil. La princesa admitió que, como muchos padres, ella y el príncipe William también han tenido que hacer malabares y que no han podido cumplir con todo. Como mamá, ha sentido miedo, nervios y hasta culpa. Por este motivo decidió compartir su experiencia con las más sinceras palabras.

¿Qué consejo le darías a una madre abrumada? ¿Cuál ha sido el mejor apoyo que has recibido?

Han pasado 12 años desde que Kate Middleton y el príncipe William anunciaron su compromiso, pero es raro que la princesa de Gales hable con sinceridad sobre su vida personal, y más aún sobre su papel de madre. Sin embargo, en un par de entrevistas, Kate reveló cómo es su maternidad con el príncipe George, de 9 años; la princesa Charlotte, de 7 años, y el príncipe Louis, de 4 años.

Según una fuente del palacio real, Middleton se está exponiendo, y no como un acto de vanidad, sino sobre su labor y de lo que ha aprendido como madre gracias a su trabajo.

Kate admitió que ella también lucha contra la “culpa materna” cuando tiene que dejar a sus hijos para cumplir con los deberes reales oficiales. Ella mencionó que, muchas veces, sus hijos le reclaman por la falta de tiempo con ellos en rutinas matutinas, como llevarlos a la escuela.

“Es un desafío constante; lo escuchas una y otra vez de las mamás, incluso las mamás que no necesariamente están trabajando y no se ven obligadas a hacer malabares con la vida laboral y familiar”, dijo Middleton.

La princesa comentó que todas las familias tienen las mismas presiones y luchas, y que la suya no es la excepción. Ella es consciente de que puede tener circunstancias ligeramente diferentes a la mayoría de las personas, pero “ser padre es ser padre”.

Kate dijo que, al principio, puedes recibir mucho apoyo como madre, especialmente en los primeros días, y tal vez hasta la edad de un año, pero luego es muy difícil: “Después, no hay una gran cantidad de libros para leer”, agregó Middleton.

Durante un discurso en Londres, Kate Middleton habló sobre los desafíos que enfrentó después de convertirse en madre. Para ella, convertirse en mamá ha sido una experiencia muy gratificante y maravillosa. Sin embargo, no todo es color rosa; en ocasiones, también ha sido un gran desafío.

“Incluso para mí, que tengo un apoyo en casa que la mayoría de las madres no tiene. Realmente nada puede prepararte para la experiencia pura y abrumadora de lo que significa ser madre. Está lleno de emociones complejas, de alegría, agotamiento, amor y preocupación, todo mezclado”, mencionó la princesa.

Pool Getty Images/Associated Press/East News

Ella también describió lo despistadas que pueden llegar a sentirse muchas madres durante los primeros meses de vida del bebé, pues no hay un manual de reglas que diga lo que está bien y lo que está mal; solo tienes que reinventarte y hacer lo mejor que puedas para cuidar a tu familia.

“Para muchas madres, incluida yo misma, esto a veces puede llevar a una falta de confianza y sentimientos de ignorancia. Lamentablemente, para algunas mamás, esta experiencia puede volverse mucho más difícil debido a los desafíos con nuestra propia salud mental”.

GEORGE ROGERS/SIPA/SIPA/East News

Kate comentó que dos de cada diez mujeres sufren problemas mentales relacionados con el embarazo, como depresión posparto. Heads Together es una iniciativa benéfica que Middleton creó con su esposo y su cuñado, el príncipe Harry, para minimizar el estigma de las dificultades mentales que a menudo llevan a las madres primerizas a sentirse aisladas y sin esperanza.

“Si alguna de nosotras tuviera fiebre durante el embarazo, buscaríamos el apoyo de un médico. Obtener ayuda con nuestra salud mental no es diferente. Nuestros hijos necesitan que nos cuidemos y obtengamos el apoyo que necesitamos”.

La princesa también se aseguró de mencionar que no importa con cuántos expertos o padres hables, ningún embarazo es igual y ningún parto es igual. Cuando los padres se presionan a sí mismos para que las cosas se desarrollen de una manera perfecta, puede llevar a la decepción y la culpa.

Cuando se trata de combatir las presiones de los padres, la simplicidad es la clave. Pasar tiempo de calidad con tus hijos no se trata de llevarlos y buscarlos de sus actividades, sino de esos momentos auténticos que pasas con ellos y en los que los escuchas de verdad.

MANDATORY CREDIT / AP/ East News

Las palabras de Kate Middleton sobre su vida como madre son admirables. La princesa compartió momentos de franqueza sobre la familia real que suelen ser privados. También es de ayuda para todas las mujeres, pues es aliviador descubrir que incluso una princesa con ropa impecablemente confeccionada y un personal completo dispuesto a ayudarla todo el día puede sentir que no tiene ni idea de lo que está haciendo.

Imagen de portada princeandprincessofwales / Instagram, Pool Getty Images/Associated Press/East News
Genial/Crianza/Kate Middleton compartió que su maternidad no es como un cuento de hadas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos