Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Lo que algunas madres están dispuestas a hacer para brindarles una vida perfecta a sus hijos

7-35
15k

En las películas y los libros se muestra que algunas madres son demasiado amorosas y sobreprotectoras. Tales mujeres se sacrifican diariamente en nombre de sus niños, y no se privan del placer de demostrárselo a la familia cada vez que pueden.

En Genial.guru, utilizando los ejemplos de madres famosas, descubrimos hasta dónde están dispuestas a llegar las mujeres en un esfuerzo por criar a un hijo “perfecto”, al menos, según su punto de vista.

Kate Siegel y su famosa madre, quien le envía 100 mensajes a diario

Según Kate, las madres están dispuestas a poner en práctica los trucos más increíbles para lograr lo que quieren. En su libro, la chica contó: “Mamá estaba obsesionada con mi bienestar, incluso cuando aún estaba en su útero. Durante los 9 meses de embarazo se negó rotundamente a usar desodorantes (‘¡aluminio! ’). Además, leía las obras de Shakespeare durante una hora al día para mejor el desarrollo fetal”.

Una vez, la madre de Kate obtuvo un pasaporte falso para su hija de 12 años, y todo para que pudiera ir a un campamento deportivo muy prestigioso donde solo aceptaban a niños a partir de los 16 años.

En su cuenta de Instagram, la chica sigue publicando los mensajes de texto que su madre le envía, lo que causa una tormenta de emociones entre los suscriptores. Publicamos algunos de ellos en el bono para que puedas disfrutar de su humor.

Sarah Cottrell no se avergüenza de proteger a su hijo de todas las formas posibles, incluidas las quejas

La estadounidense Sarah Cottrell se considera públicamente “una madre sobreprotectora”, y no se avergüenza de ello. Cuando se embarcó por primera vez en el camino de la maternidad, creía que sería una de esas mujeres muy educadas, junto a la cual hay un dulce y peinado bebé. Y todas esas historias con rabietas de niños salvajes en las tiendas y las madres gritando no la afectarían.

Sin embargo, en la práctica, todo resultó ser diferente. Ahora, a Sarah no le importa lo que piensen los demás de ella: “Si mi hijo llega a casa de la escuela y comienza a decir que alguien lo ofendió, entonces me convierto en una madre que llama inmediatamente al servicio apropiado y se queja”.

Además, los niños de Sarah no pueden jugar con juguetes que parecen armas reales: pistolas, rifles de asalto, etc. Tampoco tienen acceso a la comida chatarra.

Los niños de esta familia no les piden a sus padres juguetes que salen en publicidades porque no las ven en absoluto. Solo se les permite ver un canal especial sin espacios publicitarios.

La familia Martin practica un método radical de educación libre

Nada de escuela, exámenes, deberes, comidas programadas y luces nocturnas apagadas: el sueño de casi cualquier niño y una realidad para una familia estadounidense. Dayna, de 39 años, y Joe, de 42 años, se adhieren a una forma de educación no estándar.

Todos los días en esta familia son como un día libre: dado que los niños no necesitan ir a la escuela, se levantan cuando quieren. Por cierto, nadie los obliga a estudiar en casa. Ellos solo hacen las cosas que les parecen interesantes.

Todos los miembros en esta familia tienen su propia tableta. Cuando uno de los hijos de Dayna era muy aficionado a un videojuego, sus padres lo llevaron a una reunión de jugadores para que pudiera conocer al creador. Poco después, el interés del niño por los juegos en línea disminuyó.

Otro punto importante es la nutrición. Los niños comen lo que quieren. Si uno de ellos decide comer helado todo el día, se le dará helado. Si alguien quiere papas fritas, las obtendrá. Los 4 niños deciden por sí mismos si deben lavarse y cepillarse los dientes.

Según Dayna y Joe, sus hijos son más inteligentes que sus compañeros, y se comportan de manera más correcta y respetuosa con los adultos y entre ellos.

Algunas madres dejan que sus hijas se pongan lo que quieran

Una mamá estadounidense llamada Caitlyn le permite a su hija usar la ropa que le gusta. La mujer admite que, en la infancia, su propia madre solía decirle frases como:

  • “¿Seguro que quieres ponerte eso?”.
  • “¡Esas prendas no combinan entre sí!”.
  • “¿Saldrás a la calle luciendo esa ropa?”.

Como resultado, la mujer no desarrolló el sentido del gusto y ahora se viste exclusivamente con jeans y camisetas. Caitlyn quiere un futuro diferente para su hija, por lo que nunca critica sus elecciones. Si la niña decide usar mallas de un color llamativo con botas de goma y un top a rayas brillantes, su madre no la criticará.

La única regla que existe en esa casa es no usar ropa de verano cuando hace frío.

Bono: mensajes de la “mamá loca”

  • — Hoy cené con una amiga y su hija de 4 años. El camarero que nos atendió le dijo: “¡Dios mío! Cuando seas grande, ¡volverás locos a todos los hombres!”, y ella le respondió al instante: “Cuando sea grande, ¡seré doctora!”.
    — Ja, ja, ja, ¡eso es genial!
    — Lo sé. Por favor, activa tu dispositivo de producción de nietos lo antes posible.

  • — Kate, hoy conocí a un chico muy lindo en Starbucks. Es abogado, graduado de Yale. Le mostré tu foto de Facebook y le di tu número.
    — Mamá, ¡no tienes derecho a darles mi número a los desconocidos!
    — YALE.

¿Controlas todos los aspectos de la vida de tus hijos? ¿Cómo reaccionan a eso? En tu opinión, ¿cuál es el mejor método de crianza para que sean felices? Comparte tus pensamientos con nosotros en la sección de comentarios.

Imagen de portada crazyjewishmom / instagram
7-35
15k