Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Por qué involucrar a tus hijos en las tareas del hogar desde pequeños aumenta sus probabilidades de éxito en el futuro

6-22
469

La limpieza y el orden son algunas de las cosas más importantes para un hogar. Pero mantener la casa en buen estado no es algo que se haga por arte de magia, se requiere del apoyo de todos los integrantes de la familia, incluidos los más pequeños. Algunas organizaciones señalan que las tareas domésticas que realizan los niños son una parte integral de su formación personal y de su vínculo con sus seres queridos. Si eras de los que se negaban a lavar los platos o a tender la cama, esta información puede ayudarte a no repetir el patrón con tus hijos y a que ellos puedan desarrollar un mejor porvenir.

Genial.guru cree en la importancia de las tareas del hogar y te muestra, basándose en estudios, las razones por las que estas actividades pueden ayudar a tus pequeñitos y cómo puedes motivarlos a realizarlas.

1. Tiene una influencia positiva en su percepción del mundo y en el desarrollo de la autocompetencia

En un estudio realizado por especialistas del hospital infantil de la Universidad de Virginia, se evaluó a más de 9 mil niños mediante dos métodos: los testimonios de los padres de los niños de nivel preescolar sobre la frecuencia con que realizaban tareas domésticas y un cuestionario aplicado a los niños de tercer grado de la escuela primaria sobre su percepción de ciertos aspectos académicos y sociales.

Los resultados arrojaron que realizar los deberes hogareños con mayor frecuencia tiene una influencia positiva en sus actividades escolares, en su comportamiento en la sociedad y en su calidad de vida. Además, se observó que realizar las tareas del hogar está asociado con una mejora en las calificaciones de matemáticas en los niños de tercer grado.

En pocas palabras y de acuerdo con los especialistas, si tu hijo dedica regularmente una parte de su tiempo a ordenar la casa, esto puede contribuir al desarrollo de las habilidades de autocompetencia y autoeficacia.

2. Genera un sentido de responsabilidad que perdura el resto de su vida

Marty Rossmann, profesora asociada de la Universidad de Minesota, llevó a cabo otro estudio relacionado con las tareas hogareñas y la infancia. En él, evaluó a 84 personas y su grado de responsabilidad del hogar en tres periodos de su vida: entre 3 y 4 años, entre 9 y 10 años, y entre 15 y 16 años. También entrevistó a los participantes vía telefónica cuando ya contaban con alrededor de 20 años de edad, y midió el nivel de éxito de cada uno mediante su grado académico, su inteligencia y sus relaciones sociales.

De acuerdo con su análisis, la catedrática concluyó que el principal indicador de éxito en la vida de un joven de 20 años fue realizar quehaceres a partir de los 3 o 4 años de edad. En contraste, para aquellos que se involucraron en los deberes a partir de los 15 o 16 años, su desempeño resultó inferior y su vida fue evaluada con menos éxito.

Rossmann agrega que si los padres les enseñan a sus hijos a realizar las actividades del hogar desde una edad corta, ellos adquirirán un sentido de responsabilidad, autosuficiencia y autoestima que perdurará a lo largo de su vida.

3. Podría definir el éxito profesional que alcanzará cuando sea un adulto

La escritora y exdecana de la Universidad de Stanford, Julie Lythcott-Haims, hizo referencia en una conferencia a algunos resultados del Estudio Grant de Harvard, una investigación con más de 80 años de antigüedad (que aún continúa). La autora citó uno de sus descubrimientos, según el cual el éxito profesional en la vida reside en realizar labores domésticas en la niñez, y cuanto más temprano se inicie, mejor es.

Además, Julie señaló que los hijos que son absueltos de realizar quehaceres, cuando alcanzan la edad adulta, carecen de un impulso que los motive a trabajar y ayudar. Por ello, resaltó que lo que hace sobresalir a una persona en un lugar de trabajo es una mentalidad diseñada para aportar su esfuerzo y mejorar las condiciones presentes, algo que se aprende realizando las labores de la casa.

4. Si no lo hacen, esto puede influir negativamente en el entorno familiar y en la alimentación

Un grupo de investigadores de la Universidad de Toyama, Japón, incluyó las actividades del hogar como un elemento de estudio en su análisis científico sobre la influencia del entorno familiar y el comportamiento alimentario de los niños en su estilo de vida y su salud.

De acuerdo con los resultados de la investigación, cuando los niños no realizan las tareas de la casa, en combinación con otros factores como la falta de comunicación con sus padres, su grado de ausencia y el bajo nivel de conciencia sobre la alimentación familiar, pueden desarrollar poco interés por comer vegetales y hacer ejercicio. También es menos probable que adquieran altos niveles de satisfacción con respecto a su salud. Por otro lado, tendrán más dificultades en acciones como mantener la calma o creer en sí mismos y en sus capacidades.

Pese a no ser el factor principal en el estudio, este nos señala que la realización de tareas en el hogar tiene un alto nivel de importancia en las relaciones familiares y en la salud física y mental de los pequeños.

Cómo puedo hacer que mis hijos se involucren en la realización de labores en la casa

Es probable que te hagas la misma pregunta, porque pasar de la teoría a la acción puede ser complicado para padres e hijos, y no es algo fuera de lo normal. Un estudio realizado a familias que viven en Los Ángeles reveló que los niños solo cumplen con el 13 por ciento de todas las tareas del hogar. Además, mencionó la inconsistencia y las inciertas expectativas de los padres como causas negativas que influyen en su participación.

Por ello, la profesora Marty Rossmann incluyó en su investigación algunos consejos para que puedas introducir a tus hijos desde temprana edad en el mundo de la limpieza y el orden de la casa:

  • No hay que imponer tareas demasiado abrumadoras para ellos.

  • Hay que enseñar las tareas de modo que se ajusten a sus preferencias de aprendizaje.

  • Se pueden implementar distintos métodos para invitar a tus hijos a cumplir con sus labores, como realizar una lista u organizar reuniones familiares.

  • No se debe incentivar el cumplimiento de las tareas domésticas a cambio de una mesada o de un pago económico.

Estos consejos pueden ser de utilidad para que tus hijos tomen la escoba, limpien la casa y se abran paso al camino del éxito. ¿Qué tareas recuerdas haber hecho en casa cuando eras un niño?

6-22
469
Compartir este artículo