15+ Historias sobre personas cuya lógica es totalmente impredecible

Hay personas cuya lógica es tan difícil de comprender como buscar el caminito correcto en un bosque espeso. Mediante cálculos complejos y un pensamiento sofisticado, pueden convertir una caballa en una vaca, un cordero en un cerdo y fotos de botas a la venta en una excusa para conocerse.

Genial.guru está seguro de que mientras leas estas historias sobre personas excéntricas, tus neuronas comenzarán a trabajar con fuerza y ​​los límites del pensamiento creativo se expandirán significativamente.

  • Mi amigo decidió sorprender a su esposa y cocinar algo. No sabía cocinar nada, y le aconsejaron que horneara caballa: sabroso y fácil. Según la receta, había que rellenar el pescado. ¡Y por alguna razón, decidió tomar 22 manojos de eneldo! Incluso la mujer de la tienda a la que le compró el eneldo expresó dudas sobre si realmente necesitaba tanto. Pero nuestro “chef” rechazó estas dudas indignado. Solo en casa, mirando cuatro pescados y una montaña de vegetación, se dio cuenta de que, de hecho, la caballa no era una vaca y que tanta cantidad de hierba no cabía. Como resultado, terminó horneando el pescado y su esposa congeló los restos de eneldo. En ese momento tenía alrededor de 40 años. © PinkOctopus / Pikabu
  • Cuando estaba en la escuela secundaria, conocí a un chico. Se acercó a mí y me pidió una toallita, él pensaba que le había comenzado el período de menstruación. Pero lo que pasó en realidad fue que se había sentado en una paleta derretida justo antes de eso. © Lady_Croma / Reddit
  • A los 9 años fui a un campamento de verano. Había un chico al que le gustaba demasiado barrer. Un día, otro niño fue enviado a barrer el piso de la cabaña, y ese extraño “niño escoba” se volvió loco. Amenazó con agredir al otro niño si no le daba la escoba. © vonbrunk / Reddit
  • Era amigo de una pareja. Las circunstancias se desarrollaron de tal manera que un día solo les quedó dinero para pagar una cosa: la factura de la luz o la factura de la televisión por cable. Los chicos pensaron, pensaron... y decidieron pagar la factura de la televisión. Después de un par de días, les cortaron la luz. © coffcat / Reddit
  • Trabajo en una tienda de alimentos. Una vez vino una anciana mayor de 80 años: compró chícharos, salchichón cocido y pidió algo blanco en lata para condimentar la ensalada. Le nombré todas las posibilidades: crema, mostaza, mayonesa, yogur. ¡No! Se terminó yendo. Después de un mes volvió, y todas las personas de la fila empezaron a adivinar qué era lo que quería. Ya no soporté y le dije riéndome: “¡¿No querrá condimentar con leche condensada?!”. Y ella dijo: “¡Oh, sí, eso, leche condensada!”. © Lidia Poplavskaya / Facebook
  • Estaba tratando de vender cosas innecesarias en una página web donde solo estaba indicado mi nombre y mi número de teléfono. Un hombre llamó por unas botas de goma blancas y de repente preguntó:
    —¿Y, en general te gusta el color blanco, no?
    —Mmm, bueno, en general, estas no son mis botas, son de mi madre.
    —¿Y a qué te dedicas?
    —Esa ya es una pregunta personal, no publiqué el anuncio para esto.
    —¿Qué tal si nos reunimos para conocernos?
    Le dije que estaba casada y él se despidió de inmediato. Muy raro ese hombre, decidió conocerme viendo la foto de unas botas... © Oídoporahí / Ideer
  • Trabajo en la oficina de una cadena de supermercados en una ciudad de provincia. Cuando no hay suficientes cajeros, los del departamento de ventas van a las cajas. De alguna manera, el gerente compró un producto que se sabía que era un fracaso. Y seis meses después, a una chica del departamento de ventas la obligaron a comprar el resto por su cuenta. Ella renunció el mismo viernes. Y el lunes, llegó el director general y preguntó por qué el sábado ninguno de los gerentes había ido a la caja. El jefe del departamento le explicó:
    —No hubo suficientes personas para esta tienda.
    —¿Y Graciela?
    —Renunció el viernes.
    ¿Y qué? ¿No podía quedarse un sábado más para atender la caja? © LeraValerrra / Pikabu
  • Mi esposo trabaja en el departamento de informática. Ocupa un puesto de gestión, desarrolla todo el proyecto y después supervisa a los empleados. Gana mucho dinero. Le pedí que me imprimiera algo de Excel en ambos lados de la hoja. Entonces me llamó y me dijo: “Oye, tenemos una impresora extraña aquí. ¿Qué tal si simplemente las imprimo y después pegas las dos hojas con cinta adhesiva?”. Maldita sea, ¿en serio? ¿Cinta adhesiva? © Oídoporahí / Ideer
  • Fue hace unos 5 años. Llegamos con mi esposo al lavadero de autos. El auto se estaba lavando, y nosotros fuimos a desayunar a la cafetería ubicada al lado. Pedimos comida y té verde. El mesero trajo el té con un saquito desechable. Le dije: “Es té negro”. Él señaló con el dedo la etiqueta del saquito de té y respondió: “Ves, la etiqueta es verde. Significa que el té es verde”. Qué impresionante lógica. No encontré ningún argumento en contra. Tuve que tomar té negro. © Domokozjwka / Pikabu
  • Una amiga mía trabajaba en una mercería. Una vez, un cliente se le acercó con una pregunta, y por alguna razón le susurró: “Perdón, chica, ¿alguna vez has tenido estreñimiento?”. Mi amiga también le respondió susurrando: “Sí”. Resultó que necesitaba una cremallera. © Marina Taylor / Facebook
  • Soy vendedora en una carnicería. Una clienta se acercó y preguntó: “¿Su cordero es de cerdo o de vaca?”. Intenté explicarle qué es qué. A lo que me respondió: “¡¿Acaso me estás tomando el pelo?! ¡Entiendo de carne mejor que tú!”. Y se fue golpeando con la mano la vitrina© Elena Nepomnyashchaya / Facebook
  • Tengo una forma extraña de calmarme después de una discusión: comienzo a afilar cuchillos. Y con bastante furia. Mis padres ya están acostumbrados, no me prestan atención. Pero ahora me mudé con mi novio. Discutimos por primera vez. Deberías haber visto sus ojos cuando entró a la cocina, ¡y ahí estaba yo afilando cuchillos! Primero estaba de pie, después se sentó espantado. Parece que no volveremos a discutir. © Oídoporahí / Ideer
  • Estaba organizando una boda. La novia era un verdadero dolor de cabeza para todos: llamaba 3-4 veces al día por pequeñas cosas, enviaba correos electrónicos. Tenía unos 40 años y esta era su tercera boda y la primera del novio. Y después llegó el día de la celebración, se trajeron las flores, y la novia se puso histérica, ya que había pedido otras. Traté de calmarla como pude: “Tú eres lo más importante del evento”. Ya me estaba preparando para lo peor, pero ella se calmó y, sorprendentemente, la boda transcurrió sin problemas. Y al final de la fiesta, me acerqué a ella para preguntar por sus impresiones. Su nuevo esposo estaba junto a ella. Me miró con ojos brillantes como estrellas, y dijo: “Todo estuvo genial, quisiera celebrar mi próxima boda aquí también”. © slingerofpoisoncups / Reddit
  • Una vez me devolvieron el papel tapiz porque no les había gustado la forma en la que se veía en la habitación. Simplemente tomaron y arrancaron el papel pegado de las paredes. Tuve que decir que no podía aceptarlo de vuelta con pegamento: el pegamento no me lo habían comprado a mí. Aceptaron ese argumento y se fueron. © Olga Vasilyeva / Facebook
  • Trabajaba en una tienda que compartía el local con una panadería. Una vez, una mujer vino a comprar globos para el cumpleaños de su hijo. Ya tenía el pastel en las manos. La mujer, enojada, me tiró al mostrador unos globos y dijo:
    —¡¿Pero qué clase de panadería es esta?! ¡Mira nada más este pastel!
    Abrió la caja. Adentro había un lindo pastel decorado con trenes. Llevaba las palabras “¡Feliz cumpleaños, Joaquín!”. No entendía nada. Y entonces la mujer comenzó a indignarse:
    —¿Para qué lo escribieron en cursiva? ¡Solo tiene 2 años!
    —¿Pero su hijo ya sabe leer?
    En ese momento, la mujer se puso colorada y mientras yo inflaba los globos y ella hacía el pago, no volvió a decir una sola palabra. © rachelmaryl / Reddit

¿Qué personas extrañas has conocido en tu vida? ¿O tal vez hay alguien tan excéntrico entre tus familiares o amigos que mira todo con su propio punto de vista único?

Compartir este artículo