Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

20 Personas cuya paciencia fue puesta a prueba durante demasiado tiempo (y se agotó)

9272
937

Se dice que la paciencia es la base de toda sabiduría. Sin embargo, incluso los más iluminados a veces tienen un momento en el que ya no tienen las fuerzas para contenerse. Y entonces, algunos lanzan miradas enojadas al mundo que los rodea, otros rompen los objetos que tienen a la mano y unos terceros intentan encajar su indignación en los 140 caracteres asignados para tal fin por Twitter.

Esta vez, Genial.guru decidió centrar su atención en estos últimos. Estamos más que seguros de que ahora ya se han calmado y releen sus tuits con una sonrisa en el rostro.

1.

2.

3.

4.

5.

6.

  • Tengo el pelo largo. Lo cuido mucho: mascarillas, aceites, bálsamos y demás cosas para el pelo, no uso secador ni rizador ni plancha. Tengo una pareja de amigos, marido y mujer. Ella tiene el pelo corto y fino. Y su esposo compara constantemente mi cabello con el de su esposa, me pone como ejemplo y llama a su peinado un montón de paja. Le pedí repetidamente que no hiciera esto, pero no escucha. Ya ni siquiera tengo ganas de seguir visitándolos. Es terriblemente incómodo y molesto. © Oídoporahí / Ideer

7.

8.

9.

10.

11.

12.

13.

  • El año pasado, mi novia y yo compramos un departamento. ¡Era maravilloso! A primera vista, no había nada de qué quejarse. La primera semana estuvimos contentos con la compra. También había un beneficio para el futuro: había una escuela y un kínder cerca. El único problema era que todas nuestras ventanas daban al kínder y a la escuela. Y pronto mi novia y yo nos volveremos locos por los gritos de los niños. © Habitación № 6 / Vk

14.

15.

16.

17.

18.

19.

20.

  • Vivo a 2 mil km de mis padres y no me gusta visitarlos. Mi madre siempre reúne a sus amigas y todas comienzan a elogiarla. Dicen lo buena persona que es ella: crio sola a tres hijos, y crecieron bien. De no ser por ella, su hija, es decir, yo, no habría tenido tanto éxito. Y yo me quedo sentada allí, asiento y recuerdo a mi psicoterapeuta, dermatóloga, cosmetóloga, ortodoncista, estilista, entrenadora... Me tomó 8 años simplemente dejar de odiarme. Sí, la maravillosa crianza de mi madre, cómo no. © Habitación № 6 / Vk

¿Con qué has tenido que lidiar últimamente que te haya causado indignación?

9272
937
Compartir este artículo