20 Pruebas de que comparar la vida en Japón con la vida en el resto del mundo es como comparar peras y manzanas

En el siglo XXI, muchos viajeros no solo quieren broncearse en la playa, sino que también aspiran a conocer a fondo la cultura de otros países. Conocer otras culturas siempre implica descubrir curiosidades sobre la vida de otros pueblos, especialmente si se trata de un lugar tan peculiar como Japón.

Genial.guru ama este país oriental y te trae 20+ pruebas de que Japón es una fuente inagotable de sorpresas, maravillas y confusiones al mismo tiempo.

En Japón, en los salones de belleza te ponen una servilleta sobre la cara al lavarte el cabello. Todo para no echarte a perder el maquillaje y para que puedas relajarte tranquilamente

En los lugares públicos no se pueden mostrar los tatuajes. Por ejemplo, para ir al gimnasio hay que ponerse un parche para cubrir los tatuajes

“Estoy en Japón y en cada elevador de mi hotel hay una cosa así”

“Así dejaron mis zapatos los encargados de la mudanza para que el piso quede limpio”

Las japonesas cuidan mucho de su rostro desde muy temprana edad, especialmente preocupándose de la piel alrededor de los ojos: no se frotan la piel, se la secan suavemente

La goma de mascar se vende junto con papelitos en los que la puedes poner después de masticarla

Las cajas de pizza tienen un mango para poder cargarlas cómodamente

La ciudad de Tokio tiene una enorme población, por eso se construyen más y más casas extremadamente estrechas, pero al mismo tiempo bastante altas

Comida en un hospital japonés

Máquina expendedora de comida donde se puede comprar dashi: un caldo de pescado tradicional

Fresas blancas japonesas. Tiene el mismo sabor que la fresa convencional, solo que es algo más dulce

En Japón aman y miman mucho a los perros. A menudo los visten y los llevan a pasear en carritos, como si fueran bebes

Las etiquetas de refresco se convierten fácilmente en un moño, solo hay que jalar por uno de sus lados

Sistema especial para evitar el robo de maletas

En las calles hay baños públicos con paredes transparentes. Los vidrios se opacan cuando una persona entra

Este es el baño de un bar. Cuando estás haciendo tus asuntos, la cabeza empieza a acercarse hasta besarte las rodillas

Los japoneses no firman los documentos a mano. Para estos fines utilizan un sello personal: el inkan

La mayoría de los restaurantes japoneses mandan a fabricar modelos de plástico de los platos que ofrecen para que el cliente pueda ver cómo es el plato

Las chamarras de los obreros tienen aire acondicionado

En las bibliotecas hay aparatos que esterilizan los libros en 30 segundos

Y a ti, ¿te gustaría visitar Japón para conocer su excepcional cultura?

Imagen de portada Jason Michael / Flickr
Compartir este artículo