Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Mujer estadounidense crea un vestido que se puede utilizar de 101 formas diferentes

Algunas tenemos blusas reversibles, bolsas que se convierten en mochilas y gafas que podemos personalizar con el color de marcos según nuestro estado de ánimo. Pero un vestido que prometa crear más de 100 atuendos para nosotras es algo que va más allá de lo innovador. Es justo eso lo que consiguió la amante de la moda Cristy Pratt y de lo que te contaremos hoy.

Genial.guru te contará cómo surgió esta pieza básica para muchas que ha eliminado el “no tengo qué ponerme” de su vocabulario.

No es una diseñadora de modas, pero puede diseñar mejor que muchas

Cristy Pratt es una diseñadora de modas originaria de Charleston, Carolina del Sur, aunque ella no se refiere a sí misma como tal. “No soy una diseñadora de modas capacitada. No fui a la escuela de moda”, admitió en una entrevista. Pero no necesitó asistir a ninguna de ellas para demostrar su talento. Fue una máquina de coser que su abuela le regaló cuando Cristy era niña lo que desencadenó su pasatiempo por el diseño y la costura.

Con los años, quiso dedicarse a ello y, aunque tenía poca experiencia, las ganas pudieron más y comenzó su propia marca de ropa hecha a mano que se convertiría en un ejemplo de modernidad: su colección MORPH, una etiqueta inclusiva, ecológica y práctica. Y la pieza que lo representa mejor: un vestido que asegura puede ser usado de más de cien maneras.

Una pieza, 100+ usos

Como buena viajera, Cristy se sentía constantemente frustrada de armar y cargar maletas solo para terminar sintiendo que no tenía nada que ponerse. Fue en ese entonces cuando se propuso diseñar una pieza que le permitiera viajar cómodamente, y que fuera lo suficientemente versátil para transformar su atuendo según la ocasión. De ese modo, desperdiciaría menos sin tener que sacrificar verse bien.

Así surgió el “vestido cápsula”, una prenda que sobrepasó las expectativas de lo que Cristy quería crear: es de material orgánico y sostenible, amoldable al estilo de vida de las mujeres.

Además, no solo es una pieza con la que pueden crearse decenas de estilos, sino que se ajusta a todos los tipos y tamaños de cuerpo. Puedes ser una mujer de tamaño “petite” o una chica alta embarazada, el “vestido cápsula” se adaptará a tu cuerpo en las formas que tu creatividad quiera usarlo. Como explicó una vez Cristy, “diseño mis piezas para que se vean bien en cualquier tamaño de cuerpo. Quería crear una pieza que, si hay algo que ames de tu cuerpo, lo muestre; y si hay algo que odies, puedas ocultarlo”.

El resto de sus prendas también son multifuncionales

Cada pieza de su colección está diseñada para convertirse en un elemento básico del guardarropa, ya que cada una de ellas puede reemplazar veinte ítems de nuestro clóset. No solo es una solución funcional y con estilo; también es ecológicamente responsable, pues invita a reducir nuestros desperdicios textiles.

Por ello, su marca se ha convertido en una clave esencial para muchas mujeres que deben viajar de manera frecuente, son amas de casa prácticas o personas preocupadas porque su consumo sea ecológicamente consciente.

El medio ambiente también se beneficia de los diseños

Comprometidos con cuidar de la Tierra, MORPH Clothing forma parte de ese pequeño 2 % de las marcas de ropa en todo el mundo que se fabrican únicamente en EE. UU, donde cada pieza es trabajada a mano por un equipo de artesanos estadounidenses. Sus tres lemas son: compromiso local, conciencia global e innovación. Eso es exactamente lo que entrega a sus trabajadores, a sus clientes y al planeta.

¿Conoces alguna otra marca que apueste tanto por sus trabajadores, clientes y el planeta? ¿Cuál es tu estilo de ropa y la pieza básica en tu armario? ¡Cuéntanos en los comentarios!