Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Dos hermanas se quedaron sin empleo, pero les dieron un giro a sus vidas y ahora son empresarias exitosas

Quedarse sin trabajo repentinamente podría convertirse en una situación fatídica para muchos. Perder el sustento de la familia es un motivo de preocupación, pero algunos deciden ver el lado positivo y tomar esos momentos como una motivación para emprender un nuevo camino. Eso fue lo que hicieron las hermanas Nikki Howard y Jaqi Wright, quienes, tras vivir el desempleo en carne propia, decidieron abrirse camino hacia el éxito.

Genial.guru admira la tenacidad de estas ejemplares mujeres, por lo quiere compartir contigo todos los detalles de su exitoso negocio basado en el arduo trabajo y las ganas de salir adelante.

Su vida cambió de un momento a otro

Las hermanas Jaqi Wright y Nikki Howard trabajaban para el gobierno federal de Estados Unidos. Sin embargo, luego del cierre de diversas oficinas gubernamentales en diciembre del año pasado, las chicas originarias de Oxon Hill, Maryland, se quedaron sin empleo. Se convirtieron en furlough workers, que significa “trabajadores con licencia sin goce de sueldo”. Pero eso no se convirtió en un motivo para deprimirse, sino para buscar nuevas alternativas que les dieran un sabor distinto a sus vidas.

Si quieres resultados diferentes, haz cosas diferentes

Las dos mujeres tenían cuentas que pagar, por lo que debían ingeniárselas para salir adelante. Fue así que, en Año Nuevo, Nikki decidió hacer un cheesecake para la familia. Jaqi lo probó y quedó fascinada con su sabor. Cuando su madre lo comió, quedó tan sorprendida que le dijo: “Esto está tan bueno que podrías venderlo”, y una idea surgió en sus mentes. Decidieron nombrar a su cheesecake como Furlough, y emprender una nueva aventura vendiendo esa delicia.

El sabor se comparte

Fue así como nació The Furlough Cheesecake, un negocio de venta de pasteles en dos presentaciones: original y con batata. Estas creaciones les gustaban tanto a quienes las probaban que se fueron recomendando de boca en boca hasta llegar a las redes sociales y aumentar su popularidad considerablemente.

Una puerta al éxito

Su popularidad creció tanto que Ellen Degeneres invitó a las mujeres a su programa de televisión para hablar sobre su historia y el éxito que habían alcanzado. Las hermanas le contaron un poco sobre la situación que habían vivido después de quedarse sin trabajo, y, después de considerarse una gran fan del cheesecake, Ellen les entregó 20 000 dólares a cambio de uno de sus deliciosos postres para que pudieran hacer crecer su negocio.

Un emprendimiento en crecimiento

Actualmente, los cheesecakes se venden en línea a través de su página web, pero a partir de este verano se podrán adquirir en las tiendas Walmart. Miden 20 centímetros, y tienen una base de galleta que combina a la perfección con la preparación de queso.

Sorpresas que devuelven la tranquilidad

Las hermanas quedaron sorprendidas por la tremenda aceptación de su creación. Ellas idearon este negocio para salir adelante tras perder de manera abrupta sus empleos, pero, en lugar de deprimirse por ello, emprendieron un delicioso camino que les ha traído muchas ventajas y una nueva manera de pagar las cuentas.

¿Conoces a alguien que se haya quedado sin empleo y haya aprovechado esa oportunidad para crear un negocio exitoso? ¡Cuéntanos en los comentarios!