Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Trabajo de manicurista en mi domicilio y comparto mis secretos (al mismo tiempo te cuento por qué abandoné el salón para siempre)

Algunas personas prefieren hacerse la manicura en el salón de belleza, mientras que otras encuentran un profesional que trabaja con los clientes individualmente. Lyubov Martynova es una de los especialistas que trabajan en su domicilio. Lleva un blog en el que cuenta sobre cómo cuidar las manos y revela a sus lectores los secretos de la industria de las uñas.

Creemos que los consejos de la experta en manicura serán útiles para muchos de nuestros lectores. Y en el bono de este artículo de Genial.guru, aprenderás cuánto gastamos anualmente en la belleza de nuestras uñas.

¿Con qué frecuencia hay que hacerse la manicura?

Algunas han escuchado que el esmalte de gel no debe usarse por más de 14 días. Y otras, por el contrario, están seguras de que este revestimiento es tan fuerte como una armadura de tanque, y no puedes quitarlo hasta que seas invitado a interpretar el papel de Wolverine en la siguiente entrega de los X-Men.

Hay un tiempo de uso recomendado (por los fabricantes del esmalte de gel), que es de 14 días. Pero creo que el período óptimo es de aproximadamente 3 semanas.

Si usas ese revestimiento por más tiempo, entonces con un alto grado de probabilidad pueden comenzar a aparecer grietas y desprendimientos que van a acumular la suciedad y humedad, lo que puede tener consecuencias negativas, incluso provocar enfermedades graves y aparición de hongos.

¿Por qué no puedes quitar el esmalte de gel tú misma?

Una vez, vino una cliente que llevó el esmalte durante 1,5 meses, y luego se lo quitó. Como resultado, eliminó el esmalte de gel junto con la capa superior de la placa de la uña. Debido a esto, sus uñas se hicieron muy finas.

La situación podría ser corregida fortaleciendo las uñas con polvo acrílico, pero la cliente rechazó esta idea y me pidió que hiciera el recubrimiento habitual. Después del procedimiento, volví a advertirla de que debido al hecho de que llevaba demasiado tiempo la manicura anterior y se la quitó ella misma, el esmalte de gel no se adheriría bien. Parece haberme hecho caso.

Y un par de días después, la mujer me envió esta foto:

Cuando no tienes posibilidad de visitar a la manicurista profesional, y desde la última visita han pasado 4 o más semanas, recorta cuidadosamente tus uñas con una lima. Pero, en ningún caso debes retirar el esmalte, e intenta buscar un rato libre para hacerte la manicura lo más rápido posible.

Cómo cuidar la manicura en casa

Para mantener tus uñas bien arregladas por más tiempo, debes llevar a cabo procedimientos de mantenimiento regulares.

  • Usa cremas y aceites para las manos, especialmente en otoño e invierno, cuando la piel se deshidrata.

  • Aplica aceite para cutícula y empújala suavemente hacia atrás. Debes comenzar este procedimiento en 1,5 — 2 semanas después de la última sesión de manicura. Es mejor trabajar en las uñas con un palo de naranja o un empujador después de la ducha, cuando las manos están suavizadas con el agua tibia.

  • Usa guantes en la vida cotidiana, porque todos los productos de limpieza tienen una composición química agresiva.

  • Bebe más agua y consume vitaminas.

¿Por qué la secadora UV te quema las uñas?

Creo que muchos de ustedes han experimentado dolor al secarse las uñas con una lámpara LED. A menudo, las manicuristas atribuyen tales sentimientos a la sensibilidad especial de la clienta, pero esto está lejos de ser la verdad.

Puedes sentir molestias en las uñas porque la especialista aplicó una capa demasiado gruesa de la base para esmalte. Otra razón del dolor es que cuando quitó el recubrimiento, dejó una capa demasiado fina de la base (debe ser al menos 5-10 %).

Si sientes que la lámpara UV te está quemando las uñas y experimentas graves molestias por esto, no trates de soportarlas e inmediatamente saca la mano de la secadora. Espera a que las uñas se enfríen (generalmente 3-4 segundos) y colócalas nuevamente en el dispositivo. Importante: cuando saques la mano de la lámpara, ponla con la palma hacia arriba para que la capa base no tenga suficiente tiempo para endurecerse, y no se deforme.

Cuánto tiempo deben descansar las uñas del esmalte de gel

Por experiencia personal, puedo decir que todo depende de las propias uñas. Si se ven saludables, no están demasiado finas y no se descaman, entonces no hace falta tomar un descanso en absoluto. Solo tienes que renovar el esmalte a tiempo.

Si las uñas están débiles, debes visitar al especialista y realizar la remoción correcta (con una máquina, no con líquido de esmalte de gel, que seca las uñas y la piel que las rodea). Después de esto, es aconsejable evitar aplicar el recubrimiento durante 2 a 3 meses, de modo que la placa de la uña, que estaba cubierta con esmalte de gel, se desprenda por completo. Durante este período, es necesario usar esmaltes medicinales y aceite para cutículas, así como baños fortificantes para las uñas.

¿Cómo desinfecto mis herramientas profesionales?

Tengo una regla: la cantidad de juegos de manicura no debe ser menor que la cantidad de personas que puedo atender el mismo día. En mi caso, son 6 juegos. De lo contrario, físicamente no tendría tiempo para desinfectar las herramientas en las pausas entre sesiones.

Para la desinfección, uso un aparato ultrasónico. Echo la solución desinfectante y dejo las herramientas en su interior por unos 15 minutos. Muchas manicuristas se limitan solo a este procedimiento, pero soy una fanática de la desinfección. Por lo tanto, después de este procedimiento, suelo limpiar las brocas de la pulidora con un cepillo metálico.

Después de la desinfección y el cepillado mecánico, todas las herramientas profesionales de acero se depositan en las bolsas de papel, y luego se someten a la desinfección mediante el calor a una temperatura de 180 °C. Se supone que la bolsa debe abrirse solo en presencia de la clienta, para que vea que la herramienta es estéril.

¿Es fácil hacer la manicura masculina?

Cuando recién comencé a trabajar, no sabía dónde buscar los clientes. Mi novio (ahora es mi esposo) y yo decidimos recorrer nuestro barrio colocando los anuncios. Y de repente escuchamos a alguien gritar: “¡Esperen! ¡Ya estoy cansado de correr detrás de ustedes!”

Nos detuvimos. Se acercó un hombre, me enseño sus manos preguntando: “¿Puedes hacer algo con esto?”. Hasta ese momento, ni siquiera pensé en atender a los hombres. Estaba confundida y dije: “Llámeme. Le voy a dar cita”.

Afortunadamente, nunca llamó. Pero tuve una oportunidad de hacer manicura masculina. Fue el esposo de una clienta. Y sabes, no hay nada complicado. Los hombres se sienten muy avergonzados. No dicen una sola palabra, luego te dan las gracias y se van.

Un día en la vida de una manicurista

Por lo general, atiendo el primer cliente a las 10:00. Entonces tengo que despertar a las 8:30 o a las 9:00. Muy a menudo, me levanto de la cama a las 9: 20–9: 30 y me pongo a correr por el departamento. Entiendo que debo levantarme antes, pero cuando tienes 4-5 clientes todos los días (el equivalente a 10-12 horas de trabajo), entonces valoras cada segundo de sueño.

Tomo un desayuno rápido mientras espero que suene el timbre de la puerta.

¡Ding Dong!

Normalmente paso 2 horas y 30 minutos con cada cliente. Si hago mi trabajo más rápido, entonces me lo tomo como mi merecido descanso. Pero sucede que una clienta aún no se ha ido (llegó tarde o pidió un diseño súper sofisticado), y la otra ya está esperando en la puerta. Entonces no tengo un solo segundo para descansar.

Termino a las 22:00 o un poco más tarde.

¿Por qué nunca trabajaré en un salón de belleza?

Después de haberme graduado de una de las escuelas de manicura de la ciudad, empecé a trabajar en un salón. Allí requieren que trabajes rápido. La velocidad es una de las prioridades y la calidad... bueno, digamos, es regular.

Además, las condiciones laborales en el salón tampoco son las mejores. Primero tienes que buscar una paleta para mostrarla a los clientes. Luego intentas averiguar dónde se encuentra el esmalte necesario.
Descubres que solo queda uno y ahora está ocupado. Le dices a la clienta que se agotó ese color por lo que tiene que elegir uno nuevo. Y todo esto se convierte en un círculo vicioso.

En el salón donde trabajaba, las manicuristas trabajaban en una mesa larga, y la distancia entre ellas era de tan solo 40-50 cm. Esto es muy incómodo. Y todo el mundo escucha lo que le dices a tu cliente. Entonces, una vez le dije a una chica que tenía una uña dañada. Cuando me desocupé, se me acercó el administrador preguntando: “¿Por qué se lo dijiste? ¿Quizás fue una de nuestras chicas quien lo hizo?”.

Otro inconveniente importante: incluso cuando no tienes clientes, no tienes derecho a abandonar el lugar de trabajo. Como resultado, puedes pasar todo el día sentada, sin hacer nada.

¿Qué clase de clientes no les caen bien a las manicuristas?

  • Debido al hecho de que tengo una agenda muy apretada, no me gusta cuando algunas clientas llegan unos 20 minutos antes. No les queda otra opción que sentarse en el sofá y esperar viendo la tele.

  • Algunas mujeres vienen con sus hijos, amigas o esposos. Pero si esto sucede, actúo de la misma manera: el sofá, el televisor y la contraseña de Wi-Fi.

  • A veces tengo que aguantar a las personas que suelen aplazar la cita. Entiendo que puede ocurrir todo tipo de circunstancias. Pero cuando la misma clienta vuelve a pedir que se posponga la visita una y otra vez, ya me parece molesto. Entiendo que, a lo mejor, ni siquiera vendrá.

  • Sucede que una clienta solicita cambiar la hora de visita con otra persona. Supone que voy a llamar a todo el mundo para preguntar si quieren cambiar la hora de visita con una persona desconocida. También hay que tener en cuenta que las personas planean su tiempo.

  • Algunas personas, justo durante el proceso de manicura, comienzan a preguntarme cuánto gano. ¿De verdad creen que les diré la verdad?

¿Cómo te pueden insinuar que dejes propina?

Una vez navegando por Instagram me topé con una historia bastante graciosa. Una de mis colegas contaba cómo provocar a un cliente para que dejara propina. Para ello, se le “olvidaban” algunos billetes sobre la mesa. El truco funcionaba de esta manera: la manicurista, junto con un nuevo cliente, al acercarse al lugar de trabajo exclamaba: “Oh, pero el cliente anterior me lo dejó en agradecimiento por la buena manicura. ¡Guau, qué sorpresa!”

Muchos clientes cayeron en esa estafa y también dejaron la propina. Nadie quiere sentirse peor que los demás. Por cierto, en los comentarios mencionaron que este truco fue utilizado no solo por las manicuristas. Con una de las mujeres sucedió lo mismo en un taxi.

“Me debes 25 USD de la manicura y 2 USD del café gratis”

Una de mis amigas antes de salir de viaje fue a un salón de belleza para hacerse la manicura. Llegó a la hora exacta, pero la manicurista estaba ocupada con otra clienta y la administradora invitó a mi amiga a tomar un café.

Con el café el tiempo vuela, ¿verdad?

La manicura se realizó de manera eficiente y rápida. Mi amiga dice que incluso se le olvidó que había tenido que esperar su turno.

Pero a la administradora no se le olvidó un solo detalle, por lo que dijo: “Son 25 USD de la manicura, y creo que nos pediste un capuchino. Son 27 USD en total”. Mi amiga se quedó boquiabierta. Por supuesto, no se puso a discutir. Pero me pregunto, ¿y si solo tuviera dinero para la manicura? ¿No le habrían dejado salir del salón esperando a que su esposo transfiriera dinero del café?

Incluso trabajando en casa tengo café gratis para mis clientes.

Cómo me fui a quitar el esmalte de gel a un salón de belleza

Suelo hacerme la manicura yo misma. Lleva mucho tiempo, pero estoy segura de que es de buena calidad. Pero antes de mi cumpleaños, decidí quitar al menos el último revestimiento en un salón de belleza para no tener que esforzarme. No tengo problemas de removerlo de la mano izquierda (soy diestra), pero sí que me cuesta quitármelo de la mano derecha.

Llamé a varios salones ubicados en las adyacencias de mi casa, encontré una manicurista disponible. Le pedí que me dejara la base vieja (este es un requisito indispensable al remover el esmalte con la máquina, de lo contrario corres el riesgo de dañar la placa ungueal). Ella me dijo: “¡Está bien!”... y eliminó todo junto con la base.

Después de este procedimiento, mis uñas quedaron muy finas. Por primera vez en mi vida, sentí lo que significa la frase “me duelen las uñas”. Apenas pude meter la mano en mi bolso para sacar los billetes. En general, no estoy segura de que algún día vuelva a confiar mis uñas a otra persona.

¿Cuánto tiempo hay que estudiar para convertirse en una manicurista profesional?

Sería genial acostarse por la noche y despertarse por la mañana, por ejemplo, siendo un programador profesional, o un cocinero, o... una manicurista. Pero, desafortunadamente, es imposible.

Algunos especialistas creen que es suficiente seguir un curso de formación básica. Y otros están en el proceso de aprendizaje constante. Obviamente, siempre existe la posibilidad de mejorar.

Aquí hay una lista incompleta de cursos que ya he completado: “Curso básico de manicura y conceptos básicos de diseño de uñas”, “Velocidad”, “Maratón navideño: diseños comerciales”, “Incrustaciones”, “Todo sobre pigmentos”, “Manicura combinada”, “Líneas finas ”, “Formas”, “Reparación y fortalecimiento de uñas”, “Capacitación avanzada en manicura combinada” (el diploma de la foto fue emitido a mi nombre de soltera).

Bono: cuánto gastamos en manicura a lo largo del año

En mi ciudad, el precio promedio del servicio de “manicura + recubrimiento monofónico” es de 23 USD. Agregamos un diseño simple y reparación de 1 uña y obtenemos alrededor de 25 USD por una manicura.

En promedio, las chicas suelen usar el esmalte de gel durante unas 3 semanas. Resulta que una clienta acude a su manicurista unas 17 veces al año. Multiplicamos 17 por 25 y obtenemos 425. Es esta cantidad que una residente de mi ciudad puede gastar en sus uñas hermosas al año.

Algunas clientas hacen manicura 2 veces al mes. Resulta que usan los servicios de manicurista 26 veces al año. Multiplicamos 26 por 25 (el costo promedio de una manicura) y descubrimos que gastan 650 USD en la belleza de las manos.

¿Te haces la manicura en el salón de belleza o ya has encontrado a tu manicurista que desempeña la actividad profesional en su domicilio?