10 Famosos que lucharon contra terribles enfermedades entre los gritos de “¡Cámara!” y “¡Acción!”

La salud es lo más importante en la vida de cada persona y nadie resulta inmune a los problemas con ella. Muchas celebridades, a las que vemos felices y llenas de energía, guardan silencio sobre sus enfermedades. Algunas de ellas revelan estas tragedias personales muchos años después, pero no con el fin de aumentar el interés del público hacia ellas, sino para que el mundo se pare a pensar en su propia salud ya mismo. De lo contrario, podría ser demasiado tarde.

Genial.guru te cuenta hoy sobre las estrellas que se han topado con la traición de sus propios cuerpos, una situación que sirvió para hacerlos más fuertes e inspirar a disfrutar cada segundo de la vida.

Mark Ruffalo

En el año 2001, a este actor le diagnosticaron schwannoma vestibular, un tipo de tumor cerebral, también conocido como neurinoma acústico. En aquel momento, su esposa estaba a punto de dar a luz a su primer hijo y Mark no revelaba a nadie nada sobre su enfermedad. Esperó hasta que su hijo cumpliera una semana para compartir con su pareja aquella triste noticia.

La intervención para extraer el tumor resultó exitosa, este era benigno, pero provocó una parálisis facial parcial de carácter temporal. El actor combatió esta dolencia, aunque se quedó sordo de su oído izquierdo. Sin embargo, esto no le impide ser un hombre de familia feliz y complacer a sus aficionados con sus actuaciones.

Morgan Freeman

En 2013, el actor estadounidense Morgan Freeman hizo público su diagnóstico después de sufrir un accidente automovilístico en 2009: fibromialgia. Esta es una condición en la cual una persona experimenta dolor crónico en las articulaciones, músculos y otros tejidos. Los síntomas de Freeman incluyen “un dolor insoportable hacia arriba y hacia abajo por el brazo”.

Su hombro izquierdo, brazo y codo estaban rotos y el actor tuvo que someterse a una operación. Los médicos le intervinieron durante cuatro horas para corregir el daño del nervio en su hombro y brazo. Morgan es zurdo, pero no puede mover los dedos de su mano izquierda. Lleva un guante de compresión para protegerse contra la acumulación de sangre debido a la falta de movimiento. Él mismo bromea sobre su mano no obediente, mientras continúa participando en diversos proyectos.

Alec Baldwin

Alec Baldwin describió su lucha contra la enfermedad de Lyme en 2017. El actor se infectó debido a una picadura de garrapata, lo que provocó muchos años con síntomas agotadores: desde dolores de cabeza constantes a fotosensibilidad, dolores musculares, escalofríos y erupciones en el cuerpo. Alec cree que cayó enfermo mucho antes de que fuera diagnosticado de forma oficial.

La primera vez que le picó una garrapata fue hace 17 años: los médicos evitaron la infección, pero más tarde, otra picó de nuevo al actor, lo que desencadenó la enfermedad. Alec y su esposa Hilaria revisan constantemente a sus cuatro hijos pequeños para detectar signos de picaduras de garrapatas. “Me gustaría que mis hijos crezcan sin preocupaciones y no tener que inspeccionarlos todos los días en busca de garrapatas. Pero por desgracia, esto ahora es parte de mi estilo de vida”, afirma.

Anastacia

Anastacia vive con la enfermedad de Crohn desde los 13 años. Cuando se le diagnosticó la enfermedad, su intestino delgado estaba tan afectado por los granulomas (tumores benignos) que hubo que extirpar alrededor de 30 centímetros de este órgano, a la vez que varios ganglios linfáticos. La cantante, desde entonces, sufre de algunos síntomas como malestar abdominal y dolores punzantes debajo de la cicatriz. A veces, no puede comer nada en absoluto.

Pero ella mantiene su enfermedad bajo control, en parte gracias a su estilo de vida saludable. No bebe más de una o dos copas de vino, nunca ha tomado drogas y no fuma. Y en 2003, a la cantante también le diagnosticaron una forma agresiva de cáncer de mama. Se sometió a una cirugía para extirpar el tumor, tras la cual, la sometieron a radioterapia intensiva. Anastacia se dedica de forma activa a la música y continúa alegrando a sus aficionados con su talento.

David Beckham

David Beckham ha sufrido de asma leve desde su infancia. No quería hablar de eso, ya que esta no afectaba a su calidad de juego. Pero en 2009, durante un partido, tuvo que recurrir a un inhalador, por lo que la presencia de su enfermedad ya no podía ocultarse. Ya en el año 2006, el futbolista admitió que padecía de un síndrome obsesivo-compulsivo. Este no puede relajarse y calmarse hasta que determinadas cosas no se alinean o ubican atendiendo a ciertas características. Su esposa, Victoria, llama por esto a David su querido excéntrico.

Bono

El líder de U2 afirma que sus típicos lentes de sol están relacionados con una enfermedad ocular crónica: Bono ha estado sufriendo de glaucoma durante los últimos 20 años. Por eso, siempre va con unos lentes especiales, incluso cuando está en zonas interiores. El glaucoma lo causa un aumento de presión en el globo ocular que, si no se trata, puede dañar el nervio óptico y provocar una ceguera. Como entenderás, esto no ha sido un obstáculo para tener una carrera estelar.

Melanie Griffith

La actriz contó que le diagnosticaron epilepsia hace ocho años. La enfermedad se descubrió después de sufrir dos ataques en un yate durante el Festival de Cine de Cannes en 2011. Griffith dice que las convulsiones comienzan después de sentir un fuerte estrés, pero gracias a un estilo de vida más moderado, lleva sin sufrirlas desde los últimos seis años. Melanie vive en armonía consigo misma y trata de hacer que más personas se paren a pensar en cuidar su salud.

Zoe Saldaña

La actriz sufre de una enfermedad autoinmune: tiroiditis o enfermedad inflamatoria crónica de la glándula tiroides, la cual conduce a una producción disminuida de sus hormonas. Esta dolencia puede revelar síntomas como fatiga, aumento de peso, sequedad de la piel, pérdida de cabello, depresión, debilidad, disminución de la frecuencia cardíaca y sensibilidad al frío. Zoe lucha contra estos excluyendo el gluten y los productos lácteos de su dieta, así como llevando un estilo de vida activo e interpretado nuevos papeles.

Daisy Ridley

La actriz admitió que tenía 15 años en el momento en que le diagnosticaron endometriosis, una enfermedad en la que el tejido que recubre el útero crece fuera de él y se propaga a otros órganos. Daisy se sometió a una laparoscopia, pero aun así la enfermedad afecta a su nivel de hormonas, lo que genera problemas con la piel. Ridley ha probado muchos antibióticos y productos para la piel, pero sin demasiado éxito. Solo una dieta estricta permite reducir el efecto perjudicial de su enfermedad sobre su sistema hormonal. La actriz continúa trabajando y busca concienciar para que más personas presten atención a su propia salud.

Emilia Clarke

El 21 de marzo de este año, Emilia precisó The New Yorker que durante el rodaje de Juego de tronos sufrió un derrame cerebral y tres cirugías cerebrales. Durante todo ese tiempo, ella negó las insinuaciones sobre su enfermedad, hasta sus compañeros no lo sabían, tan solo la gerencia del equipo de rodaje de Juego de tronos estaba al tanto.

Después del primer derrame cerebral en 2011, Clarke empezó a sufrir afasia, un trastorno del habla. “En los peores momentos deseaba dejarlo todo. Le pedía al personal médico que me dejara morir. Mi trabajo y todos mis sueños sobre cómo sería mi vida, estaban centrados en el habla y la comunicación. Sin esto, me sentía perdida”, dijo la actriz.

Afortunadamente, la afasia ya ha desaparecido, pero Emilia tenía que hacerse constantemente una resonancia magnética del cerebro: se le descubrió otro aneurisma y su estado requería de monitorearse de manera regular. En 2013, esta se sometió a una operación para extirpar el aneurisma, durante la cual, debido a una hemorragia, se realizó otra intervención ya con el cerebro abierto. Como resultado, la actriz tiene una cicatriz enorme en la cabeza y parte de sus huesos craneales son placas de titanio.

Clarke afirma que seis años después de someterse a la tercera cirugía, se siente perfectamente bien. La actriz es cofundadora de la Fundación SameYou, que ayuda a brindar tratamiento a las personas que han sufrido traumas cerebrales o un derrame cerebral.

¿Qué otras historias como las de este artículo conoces tú? Cuéntanoslas en los comentarios.

Imagen de portada emilia_clarke / instagram
Compartir este artículo