Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Historias que demuestran que la espontaneidad infantil es incluso más tierna que los gatitos

Criar hijos es un trabajo duro, porque a veces es muy difícil entender su lógica y motivos, incluso teniendo en cuenta una gran experiencia de vida. Sin embargo, a pesar de todas las dificultades, noches de insomnio y situaciones incómodas, es simplemente imposible no quererlos, porque los niños son simplemente una fuente inagotable de alegría y espontaneidad que a menudo se convierte en la causa de los incidentes más divertidos.

En Genial.guru, estamos encantados con todo tipo de historias sobre la lógica y las bromas de los niños, así que no pudimos evitar compartir contigo una nueva dosis de situaciones cómicas sobre este tema.

  • Estaba escribiendo una tarjeta de condolencias. Gerardo (5 años) me preguntó qué estaba haciendo. Dije: “Estoy escribiendo una nota para expresar mis condolencias a mi amigo, cuya madre ha fallecido”. Después de una pausa tensa, me preguntó con mucha cautela: “Es solo un gesto amable, ¿no? Tú no tienes nada que ver con esto, ¿verdad?”. © mirielmargaret / Twitter
  • Mi hermano decidió explicarle a su hijo de dos años y medio que mamá y papá también tienen sus propios nombres. Y créeme, no hay nada más divertido que cómo un bebé caprichoso se vuelve hacia su madre y le dice: “Déjame en paz, Margarita”. © acepalindrome / Tumblr
  • Una vez, cuando mi hijo tenía unos 5 años, fuimos a visitar a unos parientes. En el metro, le llamó la atención una joven muy hermosa y dijo: “Tengo muchos juguetes”. Luego agregó: “Si vienes a mi habitación, te los mostraré”. Y luego, durante otros 10 segundos, imitó los sonidos de una motocicleta. © estrogyn / Reddit
  • Por la noche, tomo todos los teléfonos celulares y tabletas de los niños y los guardo en mi habitación. Anoche, estos pequeños rebeldes pusieron alarmas en sus dispositivos que sonaron en diferentes momentos durante toda la noche. Muy impresionada por su ingenio y trabajo en equipo. Ahora todos están bajo arresto domiciliario. © mgigger / Twitter
  • Estaba acostando a dormir a mi hija de 5 años, apagué la luz. Detrás de la ventana, la oscuridad y las luces de los edificios de nueve pisos de nuestra ciudad provinciana. Mi hija, subiendo al alféizar de la ventana, suspirando, dijo: “Mamá, nuestro mundo es hermoso, mira cómo las luces titilan detrás de la ventana, ¡vamos a admirarlo toda la noche!”. Me sorprendí bastante al escuchar esto de una criatura de cinco años. Luego reaccioné: “¡A la cama!”. ¿Qué no hacen los niños para no ir a dormir? © Semsumok / Pikabu
  • Cuando mi hija era una niña, le enseñé a hacer cumplidos a quienes intentaban ofender a alguien. Un día, caminábamos por un centro comercial. Mi mamá estaba buscando un traje de baño para el viaje. En algún momento, me pidió consejo, y una mujer que estaba a su lado de repente le dijo algo grosero. Mi hija notó de inmediato que la abuela estaba tensa, así que se acercó a la mujer y le dijo: “¡Tienes unos dientes amarillos tan bonitos!”. © berthejew / Reddit
  • A mi sobrino le encanta jugar a “McDonald’s”. Dice: “Bienvenido a McDonald’s. ¿Le puedo ayudar en algo?”. Después de tomar la orden, dice: “Está bien, ya les traigo todo” y finge repartir comida. Pero lo más interesante es que tiene otro juego llamado “tonto McDonald’s” que es más o menos lo mismo, pero en este caso, pidas lo que pidas, dice: “Aquí está tu hamburguesa fría”. © stack-o-rocks / Tumblr
  • Recién pasé junto a una mujer con una niña no mayor de 7 años, que estaba llorando por una rodilla lastimada.
    Mujer: “Supongo que nosotras ya no deberíamos llorar más por esto”.
    La niña, sollozando: “¡Claramente esta no es una situación en la que es apropiado decir NOSOTRAS!”. © manda_like _ *** / Twitter
  • Mi nieta de 5 años llamó desde la ciudad. Dijo: “Abuelo, te extraño tanto, ¿cuándo vendrás? Tenemos un arce tan hermoso cerca de nuestra casa, definitivamente debes verlo, te llevaré”. Tuve 3 días libres y decidí ir a visitarlas. También me preguntaba qué tipo de arce sería, ya que hasta donde yo sé, no hay esos árboles en la zona donde viven mi hija con mi nieta. Fui y mi nieta me llevó a ver el arce. También me hizo gastar 70 USD en este “Arce” en juguetes. No sabía que tenían una tienda que se llamaba así en la zona. © stansmith2014 / Pikabu
  • Hace unos días, mi hijo empezó el segundo grado. Un par de semanas antes, la escuela envió tarjetas con la fecha y hora de la apertura del ciclo lectivo y el nombre de la profesora. Le pregunté si estaba contento de estar en clase con ella. Él asintió con la cabeza, pero dijo que estaba preocupado. Le pregunté por qué, y él respondió: “¿Y si ella se enamora de mí y quiere casarse conmigo?”. Me reí y le aseguré que no tenía nada de que preocuparse porque ella ya estaba casada. © jeanneeebeanneee / Reddit
  • Los niños son muy interesantes. Cuidaba a un niño de 9 años al que le dieron la tarea de escribir una historia de ficción. Imagínate, escribió sobre cómo en millones de años el Sol se expandirá, destruyendo toda la vida en la Tierra, excepto una persona que se había quedado dormida en la playa y se perdió todos los anuncios oficiales del fin del mundo. Y logró ser el único sobreviviente de las erupciones solares gracias a que se había aplicado protector solar con FPS 100. © notchicken / Tumblr
  • Un amigo mío intentó una vez enseñarle a su hija a juntar juguetes. Cuando ella una vez más no lo hizo, finalmente amenazó con tirar todo lo que quedaba en el piso. Así que ella los recogió por él y los tiró al cesto de la basura. © xJeffmanx / Reddit
  • Mi hijo y yo tuvimos que esperar una hora para hablar con nuestro pediatra. Tan pronto como llegó, mi pequeño tomó su mano resueltamente, señaló el reloj en su muñeca y dijo: “Esto es un reloj”. Fue el movimiento más pasivo-agresivo que he visto en mi vida. © cydbeer / Twitter
  • Volví a casa del trabajo. Mi hija menor, que estaba sola en el departamento, corrió hacia mí.
    Sus ojos estaban rojos y se veían las lágrimas. Se acercó a mí y estalló en llanto: “Vinieron unos hombres... Ellos estaban vestidos de negro...”. Yo estaba en shock y ya llamaba mentalmente a la policía, pensando en quienes podrían ser. ¿Prestamistas? No tenía préstamos. ¿Son solo ladrones? Imposible, vivimos en el quinto piso y tampoco somos el objetivo más valioso.
    Pregunté: “¿Qué hicieron?”.
    Ella: “Robaron tu pedazo de pastel...”.
    Bueno, ¿cómo se le ocurrió algo así, eh? © MarkinsonNum1 / Pikabu
  • Hace 2 semanas les dije a los niños en la escuela que escribieran un ensayo sobre el tema: “Si yo fuera millonario”. Cuando todos se pusieron manos a la obra, una niña de repente se reclinó en su silla y cruzó los brazos sobre el pecho. Le pregunté: “¿Qué pasa? ¿Por qué no escribes?”. Y ella dijo: “Estoy esperando a mi secretaria”. Recibió 10 de 10. © katortarkaa / Twitter

Probablemente también te hayas encontrado con ocurrencias infantiles inesperadas más de una vez. ¿Puedes contar un par de historias así?

Compartir este artículo