Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

19 Mujeres de la red compartieron los trucos que usan para dejar atrás las inseguridades sobre sus cuerpos

¿Qué mujer no ha recibido una crítica por cómo luce? Parece casi imposible decir que ninguna, y sucede más seguido de lo que se piensa. Esas situaciones nos generan inseguridad y desánimo, pues pareciera que debemos seguir un modelo de perfección y delgadez para complacer a los demás. Sin embargo, todos los cuerpos, pieles y sentimientos son diferentes, y eso no quiere decir que unos sean más hermosos que otros. Algunas mujeres tardaron algunos años en darse cuenta de que lo único que importa es su opinión, y que la felicidad no se esconde detrás de un espejo o la báscula. Así lo dejaron evidenciado en un hilo de Reddit que preguntaba: “Para las mujeres que alguna vez se sintieron inseguras con su cuerpo, ¿cómo lo superaron y aprendieron a amarse a ustedes mismas?”.

Genial.guru recopiló algunos de los consejos más sensatos y sanos sobre cómo querernos y aceptarnos, dejando que el viento se lleve las malas percepciones que podemos tener sobre nuestro propio cuerpo, las cuales, lamentablemente, suelen ser ocasionadas por los comentarios de los demás.

  • Cuando surge un pensamiento negativo sobre mí misma, hago el esfuerzo de “cancelarlo” y reemplazarlo con uno positivo. Por ejemplo: “Ay, no, ¡mis brazos! NO. Mis brazos son capaces y fuertes, ¡y me ayudan a levantar a mis gatitos para que pueda abrazarlos!”. ©heatherkan

  • También en redes sociales: deja de seguir a las personas que te hacen sentir mal o promueven estándares poco realistas. Sigue a gente alegre, real y diversa. Personas gordas, discapacitadas, de color, seres que generalmente viven en sus cuerpos únicos. Ve la belleza en los demás y comenzarás a verla en ti mismo. ©lena_h16

  • Me di cuenta de que este es el único cuerpo que tendré para el resto de esta vida. Necesito comenzar a tratarlo con más respeto, porque es solo mío. ©The_Sweet_Bitters

  • Algo que me ayudó es darme cuenta de que a nadie le importa mi cuerpo, excepto a mí. Soy la única que pierde el tiempo preocupándose por mi apariencia, peso o cualquier otra cosa. A nadie más le importa. ©super_steph

  • Es un proceso que toma trabajo... Para mí, es útil saber que la mayoría de los defectos que veo en mí misma son algo que nadie más mira o incluso nota. Solía ​​hacer ejercicio y hacer dieta obsesivamente, y aun así odiaba mi aspecto. Pero eventualmente, con el tiempo, comencé a hacerlo solo para sentirme bien y saludable. Descubrí que, cuando estoy saludable y feliz, tiendo a sentirme mejor con mi cuerpo, incluso si sé que todavía no soy “ideal”. ©Naive-Cause

  • No me detengo en la culpa basada en la comida. En lugar de “Uf, estoy tan gorda que no debería comer estas papas fritas”, trato de decir algo como: “Estas papas no son muy saludables para mí, así que debería limitar su cantidad. Todavía tengo hambre, pero probablemente sea porque necesito un poco de proteína. ¿Qué puedo comer que me guste y me llene mejor?”. ©Heatherkan

  • Creo que literalmente tuve que dejar de preocuparme y aceptar el hecho de que tengo un cierto tipo de cuerpo que, en gran medida, no puedo cambiar. PERO la confianza es lo más importante, así que dejé de compararme con otras mujeres. ©Genometric

  • Voy a agregar que sigo a muchos tipos de personas en Instagram, especialmente a gente gorda, personas que se parecen a mí y a etiquetas como #fatfashion (“Moda gorda”), y cosas así. Normalizar los cuerpos que no son modelos de talla 0 es muy alentador. Después de unos meses de mirar todo tipo de siluetas en mi inicio, puedo mirarme mejor en el espejo. ©latenighticedcoffee

  • Ahora tengo 26 años y me doy cuenta de que nunca tendré lo que creo que es ideal. Pero estoy sana y me siento bien si me muevo todos los días (caminar, practicar yoga y hacer ejercicio en general). Y mi novio me apoya y me felicita, así que me siento mucho mejor de esa manera. ©yeeyeekoo

  • Crecí viendo a mi madre haciendo dieta constantemente, llorando y perdiendo los estribos en los vestuarios de las tiendas. Simplemente prometí no poner tanto énfasis en mi figura, y tuve éxito. Estoy feliz, amo mi cuerpo y todo lo que he conquistado. ©GCSE23

  • Intento pensar que, en última instancia, todos los demás están más preocupados por sus propias inseguridades que por ver lo “malo” de mi cuerpo. En lugar de “Uf, todos pueden ver qué tan grandes son mis muslos con este vestido”, pienso: “Hay cosas que cambiaría, pero honestamente nadie que amo mirará mi cuerpo así”. También recuerdo el nombre de una amiga que tiene algunas inseguridades corporales, pero nunca me doy cuenta de esas cosas “malas” sobre ella. Noto lo amable y divertida que es, y lo hermoso que es su cabello, y apuesto que otras personas que quiero también notan ese tipo de cosas buenas en mí. ©Heatherkan

  • Me miraba en el espejo todos los días y me decía que era hermosa hasta que comencé a creerlo. También intentaba encontrar un cumplido sobre mí misma sin importar cuán grande o pequeño fuera. Definitivamente fue un proceso gradual. ©Amtyno

  • Me di cuenta de que no importa en absoluto. Los cuerpos perfectos no duran. Te vuelves viejo, ocurren accidentes y la salud falla. Es inútil. Además, no preocuparte por las opiniones de otras personas te llevará a sentirte cómodo contigo mismo. ©futurelullabies

  • Me di cuenta de que estaría atrapada en mi cuerpo por el resto de mi vida, así que podía fomentar una buena relación con él o me sentiría miserable por siempre. Dicho esto, también creo que tratar bien a tu cuerpo es el mayor paso hacia la aceptación. Es como tener una planta: cuanto más la riegues y más la cuides, más te encantará. ©therealestlia

  • Empecé a tomar clases de pole dance. Todas las mujeres ahí son muy alentadoras. Con el tiempo comencé a concentrarme más en bailar que en mi cuerpo. Lentamente dejé de preocuparme por mis defectos y me concentré más en mis fortalezas. ©3_sleepy_owls

  • Esto suena REALMENTE tonto, pero juro que es 100 % real... Comencé a sonreír y a guiñarme un ojo después de mirarme en el espejo (de vez en cuando le doy un beso). Converso directamente y me hace sentir desvergonzada y feliz, incluso cuando estoy luchando por decirme cosas buenas. Siempre termino una sesión de “mirar al espejo” con algo positivo. ©Heatherkan

  • Mírate desnudo a menudo y di cosas buenas. Si puedes cambiar algo que no te gusta, hazlo. Si no puedes, agradece. Es fácil basar tu autoestima en cualquier cosa, pero siempre habrá alguien más inteligente, trabajador, bonito, divertido y considerado que tú. Cuando estaba insegura sobre mi cuerpo, me consoló el hecho de que era inteligente. Cuando inevitablemente conocí a alguien más inteligente que yo, me sentí aplastada. Luego me di cuenta de que no era el final. Me concentré en las cosas que podía hacer (física y mentalmente) y comencé a apreciarlas. Si eso suena loco, comienza con pequeñas cosas. Pero en serio, mira tu cuerpo: tus pechos pueden estar más abajo de lo que deseas, puedes tener estrías o tu barriga puede ser demasiado grande. Decide cambiarlo (con dieta, ejercicio y compromiso) o acéptalo 😊. ¡Buena suerte! ©LaughUncontrollably

  • Tiempo y mucho trabajo por el amor propio y el cuidado. Ya no tengo una báscula y eso me obliga a cuidarme por lo que siento, y no por un número. ©hoodaboodoo

  • Concéntrate en las cosas que puedes cambiar de manera factible y deja de lado las que no puedes. Por ejemplo, no puedes hacerte más alto, pero puedes hacerte más fuerte. ©ClamorityJane

¿Qué cosas haces para mantener tu mente y cuerpo sanos? ¡Comparte tus consejos con nosotros en la sección de comentarios!

Imagen de portada ©3_sleepy_owls