Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

20 Usuarias de la red contaron cuál fue la mejor inversión que hicieron en ellas mismas y de la cual no se arrepienten

No existe nada más satisfactorio que hacer gastos monetarios en una misma. Muchas personas consideran que ciertos “gustos” no valen la pena, cuando, en realidad, son una inversión netamente personal. Mujeres que viajaron a otro país para aprender un segundo idioma, tomaron clases de improvisación para vencer sus temores, o fueron al médico para someterse a una corrección estética, y hasta contrataron a un entrenador personal para que las ayudara a ponerse en forma. Esos y otros gastos son los que un grupo de mujeres compartió en un hilo de Reddit para dar respuesta a la pregunta: “¿Cuáles fueron sus mejores compras y por qué?”.

Genial.guru leyó más sobre las inversiones que algunas mujeres hicieron en ellas mismas y de las cuales no se arrepienten, y ahora quiere compartir contigo algunos de los relatos más conmovedores.

  • Invertí en clases de improvisación solo para salir un poco de mi caparazón y terminé enamorándome y actuando regularmente por mi ciudad. Nunca me hubiera imaginado que podía hacer reír a un sitio lleno de gente, mucho menos pisar un escenario. Aumenté totalmente mi confianza, y los amigos de improvisación que hice son para toda la vida. ©chrissytinaRN

  • Tuve mi abdominoplastia hace unos 14 años y sigue siendo el mejor dinero que he gastado en mí. A los 52 años, mi barriga es plana, ¡y me encanta! ©kmil67

  • Sin duda, mi mejor inversión fue la depilación láser. Es genial no tener que pensar en afeitarse o que te salga sarpullido por eso. Apliqué láser en mis piernas, antebrazos y axilas. No he tenido que afeitarme en años. ©Lilrubberducky

  • ¡Un título universitario! Acabo de recibir un correo electrónico informándome que me gradué. Me llevó años y miles de dólares, pero valió la pena. Abandoné la escuela secundaria hace años, así que esto se siente como un gran logro para mí. ©intheironlung

  • Compré un Jeep Wrangler de cubierta blanda y no he mirado hacia atrás desde entonces. La mejor compra de todas. ©screwitagainsam

  • El mejor dinero que he invertido en mí fue al adquirir frenillos a los 26 años. Ahora tengo 27, casi 28, y pronto me los quitarán. Me siento muy bien, y mejoraron mi confianza y sonrisa. Estoy tan agradecida de poder pagarlos. ¡Eso fue lo mejor que he hecho hasta ahora! ©Peasosweet

  • Definitivamente, la cirugía ocular LASIK. Tenía muy mala visión (-5,5) y no podía vivir sin lentes ni anteojos. Desde de que hice eso, mi calidad de vida mejoró enormemente. Es como quitarse los zapatos que eran de una talla pequeña después de un largo día. ©Fiona-eva

  • Mi mejor inversión fue mi maestría. Me permitió cambiar de carrera y conseguir un trabajo que amo. ©drunkenknitter

  • Aprender a surfear, lo que significaba tener que invertir en mi propia tabla y todas las demás cosas que vienen con eso (cera, soporte para la tabla, correa, aletas, etc.). Escoger un pasatiempo que requiere mejoras y consistencia mejoró mi vida drásticamente. Solía ​​ocupar mi tiempo con cosas que realmente no le agregaban valor a mi vida, lo que significaba tener malos hábitos, gastar en compras compulsivas o comer demasiado. El surf les agregó valor a mis días porque mejoró mi bienestar mental, espiritual y físico. Y mi cuenta bancaria, jajaja, ya no gasto tanto como acostumbraba cuando compraba ropa y otras cosas. Pero no me malinterpreten, todavía compro ropa y, en ocasiones, salgo a comer a un restaurante delicioso. ©justeyez_

  • Entrenador personal y terapeuta: el mejor dinero jamás gastado. Me metí en el levantamiento de pesas hace unos 18 meses y cambió mi vida de muchas maneras positivas. Físicamente, por supuesto, pero, sobre todo, la confianza que he ganado en mí misma ha sido dramática. Tengo 42 años. ¡Nunca es demasiado tarde, señoras! ©gatsbydoodle37

  • En libros. Es algo que me da tanta alegría poseer. ©Needle8Pins

  • En el apio para el jugo de todas las mañanas. Eso solucionó todos mis problemas digestivos. Ya perdí 8 kilos, también incorporando una alimentación equilibrada y ejercicio, por supuesto. Realmente curó mis problemas de síndrome del intestino irritable y problemas hormonales. Vale la pena cada centavo. ©coffeeaddictedturtle

  • En un “CoolSculpting” para mi papada. Fueron 1 500 dólares, pero dos años después, los resultados siguen siendo sorprendentes. ©Crusse5

  • En una máquina de coser. La mejor inversión de todas. Es un impulso de confianza poder hacer ropa que se ajuste a ti correctamente y no tener que probarse un millón de atuendos en una tienda. Ahora entiendo mucho mejor los estilos de ropa, tipos de cuerpo y sé lo que hará más plana mi figura. Hago cosas que puedo vender y doy clases de costura. Así que también fue una inversión financiera decente (jaja, es broma, gasto todo lo que hago en más tela). ©ishtaa

  • ¡En tatuajes! Usar mi cuerpo como un lienzo para la autoexpresión ha sido realmente terapéutico. Cada vez que tengo un acontecimiento importante en la vida, un tatuaje lo acompaña. Soy una persona bastante introvertida y me cuesta abrirme con gente nueva. A veces, los tatuajes hablan por mí, y también son excelentes para iniciar conversaciones. ©alyssaurus_rose

  • Tomando clases de ballet. No solo es un entrenamiento, sino que, a la vez, me hace sentir femenina y fuerte. Enseña una gran disciplina si te lo tomas en serio. ©thortsmagorts

  • En mi educación. Mi madre falleció justo antes de que yo empezara la universidad y mi padre era un vago, así que tuve que pagar mis gastos universitarios con el dinero que heredé de mi madre. Terminé mi licenciatura con solo 21 años, y la compañía donde hice una pasantía ya me ofreció un trabajo para después de que termine mi maestría. ©azaleah_

  • ¡En clases de gimnasia! Son increíblemente divertidas, encuentras amigos rápidamente y son una manera de mantenerte en forma sin siquiera pensarlo. ©ginneapig

  • Invertí en una cama Tempur-Pedic tamaño “king” porque dormir es muy importante. Necesito absolutamente mi espacio, y tener este refugio nocturno nunca pasa de moda. También compré una MacBook Pro simplemente porque ya no tenía una computadora portátil (había muerto) y quería invertir en unos cursos en línea. ©_Americuh_

  • Fui a Guatemala por dos veranos para aprender español. No fue solo una inversión en mí misma, sino también para mi familia: mi esposo es bilingüe y también queremos criar a nuestros hijos hablando dos idiomas. ¡Valió la pena cada centavo! ©woshishei

¿Cuál es la mejor inversión de dinero que has hecho en ti mismo? ¡Cuéntanos en la sección de comentarios! Queremos leerte.