Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Esta joven artista dibuja sus alucinaciones para luchar contra su esquizofrenia

"A veces me preocupa que alguien que conozco encuentre mi Twitter o Instagram, y luego recuerdo que ya le he contado a todo el Internet acerca de mi enfermedad mental", escribe en sus redes sociales Kate Fenner de 19 años. Hace algún tiempo la chica decidió contarle al mundo su historia y compartir las fotos de sus ilustraciones muy peculiares.

Genial.guru decidió descubrir cómo los dibujos de esta joven artista evolucionaron con el tiempo.

A los 17 años, después de un período prolongado de incertidubmbre, Kate por fin fue diagnosticada con esquizofrenia.

Para luchar contra su condición mental, la chica decidió expresar sus alucinaciones en papel.

Kate subió las fotos de sus dibujos a las redes, comentando en cada uno de ellos las circunstancias en las que tenía esas alucinaciones, qué sonidos escuchaba, qué le decían las voces y qué fue lo que sentía en esos momentos.

Por ejemplo, así fue como se vio la chica a sí misma una vez que se acercó al espejo.

Y este es un autorretrato más reciente.

A menudo, Kate ve todo tipo de insectos, sobre todo, escarabajos y moscas, que caminan sobre su cuerpo. Ella cree que las moscas la representan a ella misma y las asocia con futilidad e irrelevancia. Por cierto, esta mosca se llama Don.

En la actualidad, en las páginas de la artista en las redes sociales, se pueden encontrar varios personajes recurrentes que poseen ciertas personalidades y hasta sus propios trastornos mentales.

Por ejemplo, Burton, un niño criado por los osos. La cabeza de este personaje es exageradamente grande porque crecía dependiendo de su nivel de autoconfianza.

O esta ave, Brian. En el dibujo, en el extremo superior izqueirdo puedes ver otra alucinación de la chica.

Terrance es un caracol que tiene paranoia, ansiedad severa y trastorno obsesivo compulsivo.

Y Ledger vive en una cueva subterránea y es amigo de la mosca Don.

Por más tiernos que parezcan todos estos personajes, hablan del problema de Kate más de lo que parece. La esquizofrenia a menudo va de la mano, no solo con la baja autoestima, sino también con la depresión, la ansiedad severa y otros trastornos. Todo esto se ve reflejado en sus personajes.

Según la misma Kate, no quiere que las personas tengan una noción falsa de que esta enfermedad es tan buena como sus trabajos, porque los trastornos mentales no tienen nada de bonito.

En su página de Instagram, la chica a veces escribe sinceramente de los miedos que la invaden y la sensación de que está maldita, toda su vida le parece tan caótica como sus ilustraciones.

Sí, en ocasiones ella crea dibujos coloridos y vivos. Según ella, algunos hasta le gustan a los niños.

En ocasiones, ella dibuja a los personajes de cómics y cine. Simbólicamente, Kate tiene muchas ilustraciones con el Guasón, un personaje que también tenía diversos trastornos mentales.

Sin embargo, el arte no puede curar a la chica, solo le ayuda a distraerse del "paisaje infernal".

Kate está segura de que la sociedad tiene muchos estereotipos acerca de las personas con este diagnóstico, creyendo que solo pueden existir dentro de una institución especializada. Por eso, la chica habla abiertamente acerca de muchos aspectos de su vida que, a primera vista, de verdad parece totalmente normal.