Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

La emotiva razón que inspiró a J.K. Rowling para crear a los dementores

En la saga de Harry Potter, los dementores son los tenebrosos custodios de Azkaban, la prisión del mundo mágico. Se caracterizan por absorber la energía y la felicidad de las personas. Lo que no todos saben es que su creadora, J. K. Rowling, se inspiró en un momento muy difícil de su vida para darles forma a estos siniestros personajes.

En Genial.guru te contamos cómo se originaron los dementores en la inspiración de la famosa autora británica.

Quien haya leído los siete libros de la saga de Harry Potter o haya visto las películas, sabe que los dementores se encuentran entre los personajes más tenebrosos creados por J. K. Rowling.

En el mundo mágico inventado por la autora británica, los dementores son los guardianes de Azkaban, la prisión de los magos. Se caracterizan por absorber la alegría y la energía de las personas que se encuentran cerca de ellos, y el mismo Harry Potter les teme más que a Lord Voldemort.

Pero estos siniestros personajes tienen una historia detrás: J. K. Rowling se inspiró en la vida real para crearlos. ¿En qué se basó la famosa autora para diseñar a estos personajes?

Para empezar, todos los fans de Harry Potter conocen la anécdota que muestra a Rowling escribiendo en distintos bares mientras su hija, que era una bebé, dormía a su lado. Lo que no todos saben es que en esa época, Rowling acababa de separarse de su marido, el padre de su hija, porque él era violento con ella. Este hecho la dejó en una situación de vulnerabilidad emocional y económica, y fueron malos tiempos para la escritora.

Como si eso no fuera suficiente, poco tiempo después de este hecho, mientras la autora se hallaba escribiendo Harry Potter y la piedra filosofal, su madre murió luego de luchar durante una década contra la esclerosis múltiple. Esta muerte afectó mucho a Rowling, ya que su madre y ella eran muy unidas, y su madre había sido una de las pocas personas que siempre habían alentado sus ambiciones como escritora.

Luego de esta tragedia, y sumada a la inestabilidad emocional y económica en la que había quedado luego de su divorcio, J. K. Rowling cayó en una profunda depresión, pensando, incluso, en la posibilidad de suicidarse.

Por fortuna, la autora logró salir de esa depresión. Tiempo después, al escribir Harry Potter y el prisionero de Azkaban, libro en el que aparecen por primera vez los dementores, J. K. Rowling recordó los sentimientos que la habían invadido luego de la muerte de su madre: desesperanza, tristeza extrema, la sensación de que nunca más podría ser feliz. Y decidió que esos sentimientos que tanto la habían atormentado en el pasado serían las características aterradoras de los dementores.

En Genial.guru nos alegramos porque la escritora supo convertir en ficción los peores momentos de su vida.

Bono: ¿Sabías que J. K. Rowling también escribe novelas policiales?

Bajo el seudónimo Robert Galbraith, J. K. Rowling ha escrito, hasta el momento, tres novelas policiales para adultos protagonizadas por el detective Cormoran Strike. Los títulos son El canto del cuco, El gusano de seda y El oficio del mal. Sus fans dicen que también estas novelas son excelentes, y esperan con ansias el cuarto volumen.

En junio de este año, estas novelas se convirtieron en serie de televisión, y prometen ser un éxito más.

Imagen de portada Warner