Genial
Genial

La historia Karyme Lozano y sus hijos adoptivos, cuyo amor va más allá de los lazos sanguíneos

Hay familias que tienen un corazón gigante y que se atreven al desafío de adoptar a un nuevo miembro para darle todo el amor que no ha podido recibir en otra parte. Y ver a los famosos atreverse a dar ese paso nos hace darnos cuenta de que, si para ellos es posible, también puede serlo para nosotros. Por eso te contamos la historia de Karyme Lozano, quien, tras haber tenido una hija, decidió agrandar su familia por medio de la adopción de dos bebés.

¿Qué historia conoces sobre adopciones que cambiaron la vida de las familias que se animaron a dar ese paso?

Las desilusiones la terminaron llevando a los grandes amores de su vida

Karyme tuvo a su hija Ángela con el actor Aitor Iturrioz, su anterior pareja. Sin embargo, tras un tiempo juntos, los dos decidieron que era mejor continuar sus caminos por separado. Aunque fue doloroso, con el tiempo, Karyme volvió a creer en el amor cuando conoció a Michael Domingo, con quien está casada actualmente.

La pareja decidió darle un hermano a Ángela, pero tras varios intentos, no pudieron concebir: “No pudimos tener más niños biológicos, aunque tratamos, y un día que estábamos en misa y vimos niños corriendo, de pronto, pensamos: ’¿Y si adoptamos?’. Así surgió todo”, contó la actriz.

Decidió embarcarse en la aventura de la adopción

Sin embargo, aunque deseaba adoptar un hijo, primero debía saber cómo hacerlo. Buscó muchas opciones y decidió proveer a los niños un hogar temporal con posibilidades de adopción. Aunque esto la llevó a esperar meses, no se lamentó en ningún momento de aquel proceso: “La experiencia de la adopción es algo maravilloso. Tu corazón se llena de amor. Estamos encantados, Michael y yo, y Ángela, claro, como hermana mayor. Es una dicha enorme”.

La espera valió la pena. Cuando finalmente pudo adoptar a Mateo y tenerlo entre sus brazos, decidió celebrarlo en sus redes sociales escribiendo: “Bienvenido, amor de mi vida, mi pequeñito... ¡Mateo! ¡Una bendición del cielo! ¡Ahora sí ya formalmente!”.

Mateo pasó a ser un miembro más de la familia, pero...

Cuando fue oficial que Mateo podría tener el apellido de la familia, le dieron la noticia a la actriz de que la progenitora del niño estaba embarazada otra vez de una bebé y que también pensaba darla en adopción. Con su esposo decidieron entonces adoptarlos a los dos, y celebró la llegada de la niña en sus redes sociales: “Te amamos, Ana Lucía. Eres una enorme bendición en nuestras vidas”.

La actriz ama a sus tres hijos por igual, sin distinción, afirmando que: “Mi hija mayor, Ángela, nació de mi pancita, y mis hijos adoptivos, Mateo y Ana Lucía, nacieron de mi corazón... ¡Estoy encantada con ellos!”.

Ella decidió darles la noticia de su origen y hoy en día son una familia más unida que nunca

Desde un comienzo, decidió ser honesta con sus hijos sobre sus orígenes: “Nosotros queremos lo mejor para ellos... y lo mejor es que ellos sepan la verdad. Hay que manejarlo siempre con mucho amor, con mucha honestidad y con mucha inteligencia”, confesó la actriz. Así que “aunque son muy pequeños, ya saben que son adoptados (...), lo saben porque me encanta invitar a la gente a que se anime (a adoptar)”.

Aún con sus altibajos, Karyme celebra la maternidad y recomienda la adopción

Karyme Lozano admite que la maternidad después de los 40 años puede ser algo agotador, y que ha tenido que renunciar a algunos trabajos para dedicarse a su familia: “Ha sido hermoso, pero también cansador; no lo voy a negar. No es lo mismo ser madre hace 20 años que ahorita”.

Pese a ello, volvería a tomar la misma decisión: “Sí, es pesado, pero a la vez muy gratificante, porque me los como a besos”, contó. “Es una dicha enorme. Cuando nos dicen que qué bendición para Mateo y Anita que les hayan adoptado, siempre contesto que en realidad ellos son la bendición para nosotros”.

Luego de pasar por el proceso, Karyme recomienda a las familias indecisas que se animen a adoptar: “Es algo que recomiendo muchísimo porque hace mucha falta ahí afuera (...). Si alguien está pensando en hacerlo, ¡que no lo piense tanto y que lo haga!”.

Genial/Historias/La historia Karyme Lozano y sus hijos adoptivos, cuyo amor va más allá de los lazos sanguíneos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos