Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Niña de 9 años envía carta a Disney para pedirle que dibuje princesas con lentes, y anima a otras a que se sientan valiosas

Lowri Moore es una niña de 9 años que hace su vida con total normalidad: va a la escuela, le gusta jugar y divertirse, además de compartir con sus hermanos y padres. No obstante, ella tiene una cualidad que la diferencia del resto. Desea ayudar a otras niñas que usan anteojos a que se sientan hermosas. En búsqueda de un buen resultado sobre su idea, hizo algo muy importante, escribir una carta al director ejecutivo de Disney para que cree princesas con lentes.

Genial.guru está a favor de los valores de igualdad y por eso comparte la historia de esta niña de 9 años para inspirar a otras pequeñas a luchar por sus ideales.

Personajes de princesas que se parezcan a ella

Esta historia comienza cuando Cyrilyn Moore‏, madre de Lowri, aprovechó el cumpleaños número 9 de su hija para compartir en redes sociales la carta que la propia niña escribió a los ejecutivos de Disney, pidiendo ver más personajes parecidas a ellas.

Una carta sincera y espontánea

Lowri argumenta en su texto que creció viendo las princesas de Disney, pero ninguna de ellas usa gafas, lo que la hacía sentir que no era hermosa. Además, enfatizó preguntando por qué solo los “freaks” o extraños usaban lentes en las películas y series de la reconocida compañía de entretenimiento.

Hay algunos personas femeninos de Disney con lentes, pero ninguna con el rol de princesa

En otras palabras, resulta difícil recordar de la lista de princesas de Disney alguna que haya llevado lentes. Aunque en el último tiempo, la compañía ha integrado personajes con la misma cualidad de Lowri, tales como Meg Murry de Un viaje en el tiempo, Edna en Los Increíbles, la Dra. Lucille Krunklehorn Robinson en Descubriendo a los Robinson, Honey Lemon en Grandes héroes, Tristeza y Jill Andersen de Intensa-MenteBellwether en Zootopia.

Las limitaciones que tiene al no usar sus anteojos

La niña, además, explicó a los medios que aprendió desde muy pequeña a jugar con muñecas sin utilizar sus anteojos, pero la limitaba mucho, pues cuando quería jugar con sus hermanas u otras amigas, no podía ver nada.

Solo quiere que otras niñas sepan lo valiosas que son

A pesar de sentir ese rechazo por parte de la industria, Lowri tiene un gran respaldo de sus padres y se acepta por completo. Con esto busca representar a otras niñas como ella. Según explicó a los medios de su localidad, “ahora tengo la edad suficiente para saber que soy hermosa con gafas”, pero siente pena por otras niñas que todavía no se dan cuenta de lo valiosas que son.

Padres orgullosos que apoyan a su hija en todo

Los padres de la niña también son los fundadores de la organización Orphan para niños, y estos se sienten orgullos de su hija y su idea. “Ella es una pequeña defensora, estoy orgullosa de ella”, explayó su madre en la misma entrevista, quien además suele promover mensajes de apoyo no solo para su hija sino para millones de personas que también tienen problemas a la vista.

Aunque Disney no se pronuncia sobre el caso, la niña sigue promoviendo sus valores

Aunque no se conoce de una respuesta formal por parte de Disney, la niña sigue impulsando su idea. Recientemente, su madre comentó en una publicación que la pequeña se presentó frente a cientos de personas para explicar por qué debe haber “princesas y personajes que las niñas pequeñas puedan admirar”. Además, sus profesores de colegio se sienten admirados por lo que ha logrado, porque hace bandera respecto a los valores de igualdad que se promueven dentro de clases. Sin duda, es una hermosa historia para destacar, porque a pesar de su corta edad, ya sabe la importancia de las oportunidades equilibradas que todas las personas merecen sin importar su color, discapacidad, raza u otras.

¿Qué te parece la lucha de esta niña de 9 años? ¿Consideras que las princesas deben mostrar otras realidades para generar empatía en el colectivo? ¡Compártelo en los comentarios!

Imagen de portada cyrilynsilver / Twitter
Compartir este artículo