Genial
Genial

Organización de los EE. UU. se ocupa del bienestar de los perros ancianos y los acompaña en sus últimos años

Los perros mayores siempre son los más abandonados, especialmente cuando su salud requiere de mucha dedicación y trabajo. Por dicha razón, la organización Grey Muzzle se encarga de mejorar la vida de estos perritos ancianos. Su trabajo es proporcionar fondos y recursos a refugios de animales, cuidado de hospicio, exámenes médicos y otros programas especiales que sirven para mejorar el bienestar de estos animales.

Genial.guru te cuenta todo sobre esta organización, que busca brindarle el amor y el apoyo que todo perrito se merece en los últimos días de su vida.

Los perros adultos se merecen una oportunidad

La mayoría, en algún momento, hemos vivido con algún perro anciano. Estos queridos compañeros enriquecen nuestras vidas, desde el momento en el que ingresan a nuestro hogar hasta su último día.

Aunque tenerlos de mascota es todo un privilegio, muchas veces las familias deciden abandonarlos cuando aparecen los primeros signos de vejez, comienzan a requerir cuidados adicionales o cuando los niños crecen y se van de las casas. A los perros ancianos suelen dejarlos en refugios, abandonados en los garages o simplemente los sueltan en las carreteras, dejándolos solos, confundidos y asustados.

Este fue el principal motivo que llevó a Grey Muzzle a convertirse en una organización que busca brindarle el amor y la ayuda que estos animales se merecen. Su principal propósito es mejorar la calidad de vida a los perros mayores que se encuentran en riesgo, y por dicha razón, proporciona fondos y recursos a refugios de animales, organizaciones de rescate, santuarios y otros grupos sin fines de lucro que se encuentran en los Estados Unidos.

Creen firmemente en que las personas deben entender que los perros no son un producto desechable, y que dependen de sus dueños para recibir los cuidados que necesitan en cada etapa de su vida.

Asimismo, destacan que cada perro mayor merece vivir sus años, meses, semanas o incluso días dorados en un lugar repleto de amor, seguridad y paz. Por este motivo, deciden trabajar diariamente con diversas organizaciones que comparten sus mismos valores y proporcionarle educación a aquellos que deciden cuidar a estos bellos animales.

En busca de una mejor calidad de vida

Actualmente, existen muy pocos grupos de rescates en los Estados Unidos que se especialicen en ayudar a perros mayores sin hogar. Por este motivo, Grey Muzzle insiste en la importancia de generar programas especiales que sean exclusivos para los perros adultos, como el cuidado de hospicio o programas de atención médica en hogares. Aun así, para que estas ideas funcionen se necesita ayuda financiera a medida que el perro va envejeciendo.

El objetivo de Grey Muzzle es permitir que las organizaciones de bienestar animal mejoren su capacidad de proporcionar cuidado, comodidad y hogares para los perros ancianos. Por eso, al momento de trabajar y ayudar con la financiación, escogen cuidadosamente las organizaciones con las cuales llevarán adelante el bienestar de los animales.

Para lograr todos sus propósitos, Grey Muzzle recauda dinero que se distribuye anualmente, a través de subvenciones, a organizaciones de bienestar animal y grupos de rescate aplicables. Estos fondos se obtienen mediante donaciones públicas, debido a que ellos no son una fundación privada.

La importancia de trabajar en equipo

Desde 2008, Grey Muzzle ha otorgado más de un millón de dólares en subvenciones a 108 organizaciones sin fines de lucro en 32 estados. Las subvenciones generalmente varían de 2 500 USD a 7 500 USD. Esta gran suma de dinero depende completamente de la generosidad y del apoyo que reciben por parte del público y otros donantes.

Al proporcionar subvenciones, la organización ayuda en el desarrollo de programas dentro de todo el país, que buscan satisfacer las necesidades especiales de los perros mayores. Cabe destacar, que solo apoyan a programas dirigidos por organizaciones sin fines de lucro de bienestar animal. Para eso, evalúan personalmente cada organización y programa escogido, y exigen que sean responsables durante todo el proceso y vida del animal.

Entre los requisitos que solicitan para poder otorgar una subvención se encuentran los siguientes: permitir que un miembro de la junta de Grey Muzzle visite su organización, beneficiar exclusivamente a los perros adultos, tener objetivos bien definidos e incluir resultados que puedan ser medibles y verificados.

Por otra parte, solicita que las organizaciones tengan un programa que evite que los propietarios de perros mayores los entreguen a refugios a causa de circunstancias económicas. En el caso de las mascotas que viven con ancianos, la organización deberá hacerse cargo de encontrarle un nuevo hogar al animal si su dueño ya no puede cuidarlo a causa de su edad. La atención médica para los perros adultos es un requisito fundamental, ya que ayuda a aumentar el potencial de adopción.

Resultados que conmueven

El trabajo arduo de Grey Muzzel, no solo se ve reflejado en las millones de subvenciones entregadas a organizaciones para mejorar la condición de vida de los perros mayores, sino también en las historias de los perritos que muestran los grandes resultados que se obtiene cuando alguien trabaja con esfuerzo, dedicación y mucho amor hacia el otro.

Scooby es uno de esos casos. Este perro adulto se encontraba en el patio trasero de un hogar en Tijuana, México, completamente adolorido, paralítico y ladrando sin parar. La mujer que lo encontró, publicó un video donde se veía al perro cubierto de moscas, tumbado al sol y sin poder moverse.

A través de esta publicación, logró contactarse con la familia del animalito pero la respuesta que recibió a cambio no fue la que esperaba. La familia había abandonado a Scooby, debido a que el perrito ya no podía caminar y como no tenían dinero para llevarlo al veterinario, tomaron la decisión de dejarlo fuera de su casa.

La mujer se ofreció a llevar a Scooby al veterinario y en la visita obtuvo un diagnóstico muy triste: el perrito había tenido un trauma en la columna vertebral. Como solo podía ayudarlo con analgésicos y dándole comida, la rescatadora tomó la decisión de comunicarse con la organización Dharma Rescue, quien se encargó de los arreglos para que Scooby cruzara la frontera de México y llegara a los Estados Unidos para recibir los cuidados que se merecía.

Cuando llegó al país, Scooby visitó al veterinario para recibir nuevamente una atención médica. Esta vez, con la financiación otorgada por Grey Muzzle, no había barreras que impidieran que el animal obtuviera la atención necesaria para sentirse cómodo y estabilizado. Después de unos días en la clínica veterinaria, comenzaron su viaje hacia la curación.

Actualmente, Scooby cambió su nombre a Ethan, y realiza hidroterapia semanalmente, recibe terapia con láser frío y utiliza una silla de ruedas. Cuando llegó a Dharma por primera vez, este perrito adulto ni siquiera podía levantarse, pero ahora ha ganado la fuerza necesaria en la parte superior del cuerpo y puede levantarse y hasta darse vuelta.

¿Qué piensas de la iniciativa de esta organización? ¿Adoptarías a un perro adulto y lo cuidarías hasta sus últimos días? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Imagen de portada Dharma Rescue / facebook
Compartir este artículo