Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Pizzería en Brasil organizó un día de pizza para los más pequeños, y creemos que su idea es adorable

6--5
292

Alrededor de 5 mil millones de pizzas son vendidas por todo el mundo anualmente. Por esto es que es el plato más popular en muchos países. Sin embargo, a pesar de que las pizzas son muy conocidas, es muy raro encontrarse con alguien que nunca haya comido pizza en su vida. Esto le pasó al dueño de la pizzería Serve Bem, ubicada en Brasil, a quien, gracias a tan inusual situación, se le ocurrió esta hermosa idea.

Genial.guru te quiere contar más de por qué fue que Manoel decidió regalarles pizzas a los más pequeños de dos de las guarderías de la zona.

“Nunca he comido pizza”

Todo empezó cuando Gabriel, un pequeño recién llegado a Rive, en el estado Espírito Santo, Brasil, le contó a Manoel, dueño de la pizzería Serve Bem, que nunca había comido pizza y que solo las había visto en fotos y dibujos. Al escuchar esto, Manoel de inmediato se sentó con el pequeño y pidió una pizza para los dos. Desde ese día, Manoel se dijo a sí mismo que no quería volver a escuchar de nuevo a otro niño decir lo mismo, y así empezó esta admirable iniciativa.

Buscando a Gabriel, encontró algo más

Manoel no vio de nuevo a Gabriel y decidió buscarlo en la guardería de la ciudad, pero no lo encontró porque el pequeño aún estaba mudándose. Sin embargo, el dueño de la pizzería tuvo la idea de hablar con la directora de la guardería para darles a todos los niños un día especial repleto de pizzas. Su idea fue bien recibida y, junto a otras personas, esta iniciativa se hizo realidad.

En ese día especial, todo el equipo de la pizzería puso su grano de arena para poder darles las mejores pizzas a cada niño de la guardería. Para Manoel, fue un día de mucha alegría y realización al poder haber hecho feliz a otras personas, y en especial a los más pequeños.

Siguen los días felices y estómagos llenos

El 20 de agosto, Manoel volvió a hacer felices a más pequeños. Esta vez en Araraí, a unos 50 minutos de Rive, donde se encuentra la pizzería. Todo fue muy parecido a la última vez, donde Manoel contactó a la directora de la guardería de la comunidad para contarle sobre su idea, y esta se emocionó mucho puesto que en la zona no hay mucho que hacer.

Nuevamente, Manoel y su equipo trabajaron duro para llevarles las pizzas calientes a los niños de la guardería y recrear otro día de pizza para que los niños, además de comer, puedan tener un hermoso recuerdo lleno de este delicioso platillo.

¿Qué piensas de esta iniciativa? ¿También ayudarías a alguien que nunca ha comido pizza u otra cosa? Dinos en los comentarios.

6--5
292