Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Una niña entregó su alcancía a un centro de rescate para que le salvaran la vida a una perrita callejera

9-25
785

Muchas veces, las acciones de un niño pueden enseñarle a un adulto el significado del amor incondicional y de la bondad. Un ejemplo de eso es el gran gesto que tuvo Victoria, una niña de 11 años, quien donó todo el dinero que había ahorrado para ayudar a una perrita enferma y abandonada, en lugar de ocuparlo para comprar juguetes, como cualquier otro niño de su edad haría. Con su acción, esta pequeña de gran corazón les trasmitió a todos la importancia de cuidar a los animales.

¿Por qué lo hizo? La mamá de Victoria compartió con Genial.guru los detalles de esta historia, la cual es un ejemplo que podría tener un impacto en otros niños y adultos al concientizarlos sobre la importancia que tiene la vida de otros seres.

Una perrita indefensa

Una perrita callejera tenía heridas con huesos expuestos y sangrando en la parte pélvica, las patitas traseras, la cadera y la colita. El reporte lo recibieron las personas del centro “Rescates con Amor Culiacán”, quienes, al leer la descripción del caso, pensaron que se trataba de una perrita atropellada. Sin embargo, al ver las fotos que enviaron junto con el aviso, descubrieron que padecía cáncer, y dedujeron que había sido transmitido por otro perro. Aunque esta enfermedad, conocida como tumor venéreo transmisible (TVT), es contagiosa entre esta especie (cuando los animales están en celo o por el simple contacto de la lengua o el hocico), eso no aplica para los humanos. Sin embargo, muchos de los abandonos bajo estas circunstancias se dan porque los dueños piensan que no hay remedio y que los animales son un peligro para ellos.

El gesto amoroso

La directora del centro le mostró a la mamá de Victoria las fotografías de la perrita y le contó sobre el caso. Ella, cuando se enteró de la situación en la que se encontraba “Nani”, nombre que le dieron al animalito, quiso compartirlo con su hija. Al ver las fotografías de la perrita, Victoria quedó impresionada por la gravedad de sus lesiones. Lo primero en lo que pensó fue en que quería adoptarla, sin embargo, su mamá le explicó que eso no sería posible en ese momento, pues era necesario que Nani recibiera un tratamiento especial y mucha atención médica para curarse.

Ante esas circunstancias, a la niña se le ocurrió la idea de donar todos sus ahorros, así que tomó su alcancía y fue a entregarla para que salvaran a la perrita, pues esa era la única manera de protegerla y ayudarla. Sabía que estaba indefensa y que podría morir, así que no dudó ni un segundo en darle un regalo para que sobreviviera. Este acto generoso conmovió a la directora del centro, y toda la emoción desbordó en lágrimas de alegría, pues es sorprendente que una niña se preocupe de esa manera por la salud de un animalito, y que muestre ese nivel de empatía y sensibilidad. “Victoria ve a Nani con compasión y respeto. Esos son los valores que sus padres le han inculcado y es algo que aplaudimos y agradecemos”, comentó la directora.

Sin embargo, esta bondad destacó desde que Victoria era una niña. No solo ha apoyado a que la recuperación de Nani sea una realidad, sino que, desde pequeña, acude al trabajo de su padre con un bote para recaudar fondos y entregarlos a fundaciones encargadas de la protección animal. De hecho, es común que la niña les dé agua y comida a los perros y gatos que se encuentran en la calle. Incluso ha rescatado a algunos para darlos en adopción después.

Una madre orgullosa

Ver todo el amor que entrega Victoria y la empatía que muestra con otros definitivamente ha sido muy emocionante para su madre. Saber que su hija es compasiva, amorosa, sensible y solidaria solo hace que su ilusión crezca día a día, pues está segura de que estos valores harán que su hija siga creciendo en todos los aspectos y sea una persona feliz. Lo mejor de todo es que puede compartir con Victoria su gran labor, acompañándola a recolectar dinero para ayudar a Nani y a otros animales. La niña les explica a todos por qué y para qué lo hace. A cambio de su apoyo, Victoria les entrega un dulce como agradecimiento.

Más personas se sumaron a la causa

La familia de Victoria se unió a su gesto de generosidad. Gracias a lo que han recaudado, Nani podrá ser operada para avanzar en su recuperación. Desde que conoció su historia, la niña se ha encargado de seguir buscando donadores, y su esfuerzo ha dado grandes frutos. No hay día en el que no pregunte por la salud de la perrita, y la visita cada vez que tiene la oportunidad. Nani lleva más de dos meses internada en el centro, pero eso cambiará pronto, pues los padres de Victoria apoyan la idea de convertirla en un integrante más de la familia cuando se recupere completamente. Finalmente, se unirá a los 6 perros que estas personas ya tienen en casa, y será parte de una familia numerosa, feliz y llena de amor perruno.

¿Qué opinas de esta historia? ¿Te gustaría que tu hijo o tu sobrino siguiera este ejemplo? ¿De qué otra forma se podría generar conciencia sobre lo importante que es cuidar de los animales? Cuéntanos en los comentarios.

9-25
785