Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Maneras para recuperarse más rápidamente de una cesárea

6-55
15k

Casi 1 de cada 3 mujeres tendrá a sus bebés por medio de un parto por cesárea, y es por eso que es cada vez más importante conocer los detalles del procedimiento. Hay muchas cosas que una nueva mamá puede hacer para facilitar el proceso de recuperación inmediatamente después de someterse a una cesárea.

En Genial.guru, siempre queremos ayudar a las nuevas madres y a los padres, así que compartimos lo que debes hacer después de someterte a una cesárea.

1. Tomar probióticos y comer alimentos fermentados

Los antibióticos administrados a una madre durante la cirugía pueden afectar las bacterias saludables en el intestino. Debido a esto, una madre que se ha sometido a una cesárea debe consultar a su médico acerca de los probióticos, o bacterias vivas, para ayudar a restaurar la flora intestinal saludable. Esto puede ayudar a mejorar la inmunidad e incluso a prevenir la diarrea. Los alimentos fermentados también pueden tener beneficios similares.

2. Ir a pasear

Una vez que tu médico te permita comenzar a hacer ejercicio, realiza caminatas cortas durante 30 minutos a la vez. Caminar puede liberar gases, aumentar la circulación, reducir el riesgo de coágulos de sangre, mejorar las funciones intestinales y ayudar al cuerpo a recuperarse. En algunos casos, se puede recomendar a una madre que salga a caminar tan pronto como llegue de regreso a casa.

3. Evita los alimentos que inflaman

La nutrición es muy importante para las nuevas madres. Limita los alimentos que pueden inflamar como, por ejemplo, la carne roja, el pan blanco y los alimentos fritos. Prueba alimentos que sean antiinflamatorios, como las bayas, la col rizada, el brócoli, las nueces y las semillas. Los alimentos con aminoácidos, como el pollo y el salmón, también pueden ayudar a reparar los tejidos.

4. Probar con analgésicos

Es normal que una madre tenga dolor incluso hasta dos semanas después de la cesárea. Es probable que los médicos receten medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno, el cual puede ser necesario tomar hasta 4 veces al día durante 2 semanas. Pregúntale a tu médico acerca de los medicamentos, especialmente para determinar qué será lo suficientemente fuerte para tratar el dolor específico que padeces.

5. Descansa lo suficiente

El descanso es importante después de cualquier cirugía seria y una cesárea no es la excepción. Por supuesto, no es fácil dormir mucho cuando tienes un recién nacido en casa. Idealmente, una nueva madre debe tratar de dormir cuando el niño duerme y obtener ayuda de sus seres queridos para apartar el tiempo de una siesta. Si bien la carga de trabajo que conlleva atender a un nuevo bebé puede ser abrumadora, el descanso es demasiado importante para renunciar a tu salud.

6. Obtén un apoyo para la lactancia materna

Si una nueva madre planea amamantar a su bebé, debe buscar un apoyo para ayudarse, en especial si el parto fue por cesárea, ya que este procedimiento se ha relacionado con un mayor riesgo de dificultades para alimentar al bebé. Este tipo de ayuda viene de muchas formas, como una silla para amamantar, un cojín especial o incluso un asesor de lactancia. Todas estas cosas pueden ayudar a una nueva madre a amamantar con éxito o incluso a reducir el dolor.

7. Lucha contra el estreñimiento

Después de una cesárea, una nueva madre puede tener riesgo de estreñimiento debido a los cambios hormonales, los músculos del estómago cansados e incluso algo tan simple como pasar demasiado tiempo acostada. Esto no solo es doloroso, sino que también puede lesionar la incisión del procedimiento. Para combatir esto, es necesario beber mucha agua, comer alimentos ricos en fibra, como frutas frescas, e incluso pedirle a su médico que le recete un laxante.

8. Presta atención a los síntomas de infección

Después de la cirugía, es importante que te controles y observes para detectar cualquier signo de infección. Las mamás deberán controlar su temperatura cada 24 horas y tener en cuenta cualquier cambio como, por ejemplo, hinchazón, dolor intenso, la aparición de rayas rojas o escalofríos. Si aparecen estos síntomas, debes comunicarte con un médico o ir a una sala de emergencias.

9. Usa toallas femeninas para el sangrado vaginal

A pesar de que un parto por cesárea reemplaza al parto vaginal, la nueva madre todavía puede tener un sangrado vaginal, que se conoce como loquios, durante el primer mes después del parto como resultado de este. Es por ello que se recomienda usar toallas femeninas para absorber el sangrado. En general, se deben evitar los lavados vaginales o el uso de tampones, ya que podrían causar una infección a menos que el médico haya indicado lo contrario. La madre que tiene sangrado vaginal excesivo, mal olor o fiebre deberá comunicarse con su médico lo antes posible.

10. Haz frente a tus emociones

Dar a luz por cesárea o naturalmente puede ser un proceso emocionalmente agotador, incluso después puede provocar que las nuevas madres se sientan culpables o avergonzadas. Si tienes estos sentimientos, hay muchas maneras de obtener ayuda para luchar contra estos sentimientos, como por ejemplo, acudir a un terapeuta o reuniones de apoyo en línea. Cuando se trata de obtener ayuda, la intervención temprana y el apoyo pueden prevenir el riesgo de desarrollar depresión posparto.

Bono: ¿Cómo debes cuidar una cicatriz de cesárea?

Cuando se trata de sanar, muchas madres también querrán tratar de minimizar la cicatriz. En realidad, existen diferentes tipos de cicatrices que las madres podrían tener y estas podrían afectar las opciones de tratamiento.

  • La cicatriz del útero se cierra con puntos de sutura soluble. La cicatriz de la piel se puede cerrar con grapas, puntos de sutura o pegamento quirúrgico. Pedirle a tu médico que use pegamento puede ayudar a minimizar la apariencia de la cicatriz y acelerar el proceso de curación, pero no siempre es una opción. Muchos factores pudieran intervenir en la decisión del médico, como, por ejemplo, la grasa abdominal y la piel de la futura mamá.
  • Limpia la cicatriz con agua jabonosa, dejando que gotee sobre la herida. No frotes el área sino más bien sécala suavemente con una toalla.
  • Expón el área al aire, especialmente usando ropa suelta. Dicho esto, la cicatriz debe mantenerse fuera de la luz solar directa.
  • Pregunta a tu médico si puedes aplicar antibióticos o vaselina.

Existen diferentes métodos que pueden ayudar a minimizar la apariencia de la cicatriz, pero los planes deben ser aprobados por un médico de antemano.

  • Las hojas para cicatriz de silicona pueden ayudar a suavizar y aplanar las cicatrices. Sin embargo, solo deben usarse alrededor de un mes después del procedimiento. Los geles y las cremas de silicona también pueden tener un efecto similar.
  • En casos más graves, la terapia con láser, las inyecciones de esteroides e incluso la cirugía conocida como la abdominoplastia podrían ser necesarias para reducir la apariencia de la cicatriz.

¿Cuáles son algunos consejos que recomiendas a las madres después de un parto por cesárea? Compártelos con nosotros en los comentarios.

lustrado por Ekaterina Gapanovich para Genial.guru
6-55
15k
Compartir este artículo