Genial
Genial

10 Productos para las mujeres que prometen maravillas, pero realmente no funcionan tan bien

En un mercado de más de 270 billones de dólares, las alternativas en cuanto a productos de belleza que se encuentran hoy en día son tales que parece haber un invento para cada reto al que nos enfrentamos frente al espejo. Algunos artículos ofrecen resultados tan increíbles que es casi imposible resistirse a probarlos. Así que acabamos agregando un artilugio más a nuestra rutina de belleza, para después darnos cuenta de que no hizo diferencia en nuestra apariencia, pero sí en nuestro bolsillo.

Desde Genial.guru queremos hacerte más fácil la elección de ese tipo de productos. Por eso, elaboramos esta lista con los que podrían no funcionar tan bien, además de decirte por qué.

1. Rodillo de espuma para la celulitis

Los rodillos de espuma son una herramienta recomendada para evitar y aliviar los dolores musculares que se pueden presentar luego de una rutina de ejercicios o esfuerzos físicos. Pero aunque a veces los promocionen como tal, no van a ser útiles para combatir la celulitis. Esta apariencia de la piel es causada por depósitos de grasa, y lo ideal para mejorarlos es aumentar la actividad física.

2. Masajeador con piedras para el rostro

Los rodillos con piedras, como el cuarzo y el jade, se han mostrado como el aparato perfecto para librar el rostro de las arrugas, pero eso no es precisamente lo que logra. Si bien es cierto que un masaje con este producto puede ser refrescante para la piel, también es verdad que no es necesario tener tal objeto para lograr ese efecto, ya que un masaje con las manos tendrá el mismo resultado.

3. Extensiones de pestañas

Agregar extensiones de cabello sobre las pestañas naturales, para hacerlas lucir más grandes y gruesas, es un procedimiento estético que podría tener algunas consecuencias no deseadas. Provocar que el cabello natural de esta parte de los ojos se debilite o se caiga son unas de ellas.

4. Antifaces de gel para las ojeras

Las ojeras aparecen por cambios anatómicos, a veces originados por factores como el cansancio, o vienen determinadas por componentes hereditarios. Los antifaces de gel frío no son útiles ante este problema, pero pueden ayudar a disminuir otro, como las bolsas que aparecen cuando nuestros ojos están inflamados.

5. Toallitas de limpieza facial

Por su facilidad de uso, las toallitas desechables para limpiar la cara se han posicionado como un artículo de uso diario, pero usarlas tan seguido puede tener un efecto completamente contario a lo que prometen. Al emplearlas siempre en las rutinas de limpieza, lo que se produce es fricción sobre la piel, lo que puede ocasionar irritaciones en ella.

6. Paletas de sombras de muchos colores

Las tendencias en maquillaje para ojos pueden tentarnos a comprar una gran paleta de sombras brillantes y multicolor, solo para probarlas. Sin embargo, lo que en realidad sucede es que la mayoría de las veces no tenemos ocasiones para lucir toda esa variedad de colores, así que acabamos usando solo una pequeña parte de esas grandes paletas.

Además, lo fundamental al escoger una paleta es identificar los tonos que nos van mejor, de acuerdo con el color de ojos que tengamos.

7. Succionador de puntos negros

Los succionadores de puntos negros son aparatos que, en teoría, funcionan como una aspiradora sobre las zonas en que se aplican, retirando ese tipo de impurezas del rostro. Sin embargo, en la práctica, ese objetivo solo se conseguirá sobre aquellos puntos que ya no estén tan incrustados en la piel.

Además, un uso inadecuado del succionador puede ocasionar irritaciones cutáneas. Por esas razones, lo más recomendable es usar productos tópicos que puedan exfoliar penetrando en los poros, ayudando así a su limpieza.

8. Aceites para aumentar el busto

Hay aceites que aseguran que con su aplicación, se puede lograr incrementar el tamaño del busto, pero eso está muy lejos de ser verdad. El crecimiento de los pechos está dado por factores como las hormonas, el peso corporal y la edad, por lo que no hay aceites que puedan incidir en ninguno de ellos.

9. Mascarillas faciales de oro

Resultados antiedad y antiinflamatorios son algunos de los beneficios que se atribuyen a este tipo de tratamientos faciales con oro. Sin embargo, no hay pruebas científicas suficientes que los avalen, así que lo más seguro es valerse de productos con ingredientes que dermatológicamente hayan demostrado ser eficaces, como la vitamina C o la glicerina.

10. Fajas moldeadoras de cintura

Las cinturillas o fajas son piezas que ofrecen la posibilidad de lograr, con su uso, una cintura más pequeña. A pesar de lo bien que suena, esa aparente reducción de medidas será una consecuencia pasajera y solo durará mientras se tenga puesta la faja. Mientras que, por otro lado, usar demasiado este tipo de productos puede venir acompañado de molestias musculares como dolor de espalda.

¿Con qué productos de belleza te llevaste una desilusión porque el resultado no fue el que esperabas?

Genial/Mujer/10 Productos para las mujeres que prometen maravillas, pero realmente no funcionan tan bien
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos