Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Rutinas diarias de mujeres japonesas que pueden ayudarte a verte y sentirte más joven

8295
15k

Las mujeres de Japón baten todos los récords cuando se trata de aparentar ser décadas más jóvenes que su edad verdadera. Algunas de ellas se ven tan jóvenes que ni siquiera puedes imaginar quién es quién cuando miras las imágenes en las que aparecen juntas madre e hija. Si piensas que todo esto responde a una cuestión genética y al clima, te sorprenderá saber que existen cosas que tú puedes hacer para sentirte y verte mucho más joven.

Genial.guru eligió para ti estos consejos y trucos de mujeres japonesas “eternamente jóvenes” que puedes comenzar a aplicar de inmediato.

Lávate el rostro con agua de arroz

El arroz es rico en vitaminas, minerales y antioxidantes, los cuales protegen la piel del envejecimiento prematuro, la suavizan y hacen que esta luzca brillante. Las japonesas han estado usando el agua de arroz para lavarse el rostro y el pelo desde hace mucho tiempo y existen varios métodos para preparar el agua de arroz en casa. Si no tienes prisa, prueba a hacer agua de arroz fermentada.

  • Pon media taza de arroz en un cuenco limpio y acláralo con agua limpia varias veces.

  • Añade dos tazas de agua y déjalo en remojo durante 15 minutos.

  • Cuela el arroz y conserva el agua obtenida en un frasco durante 1-2 días a temperatura ambiente.

  • Puedes saber que tu agua de arroz fermentada está lista cuando su olor te resulta un poco ácido. Ahora puedes emplear esta solución de arroz para lavarte la cara y aclararte el cabello, tras diluirla en 1-2 tazas de agua. Guarda el agua de arroz restante en el refrigerador.

En vez de frotar la cara con las manos, prueba a usar una red de espuma para purificar el rostro

Muchas de nosotras aplicamos productos de manera directa con nuestras manos al lavarnos la cara. En realidad, cuando nos frotamos el rostro, estiramos nuestra piel, por lo que pierde firmeza. Para resolver este problema, las japonesas emplean redes de espuma o mallas de espuma a la hora de aplicar sus productos para el cuidado del cutis. Esta red puede fácilmente producir una espuma densa a partir de una pequeña cantidad de producto, para después limpiar tu cara con esta espuma sin tocar tu rostro con los dedos. Todo lo que necesitas es aplicar un poquito de limpiador facial en la redecilla y frotarlo entre las palmas de tus manos.

Prueba las mascarillas faciales a base de algas

Las algas marinas son bien conocidas por sus increíbles propiedades beneficiosas para la salud y se recomiendan como parte de una dieta saludable. Son utilizadas ampliamente en Japón. Pero además de sazonar tus platillos con un poco de algas, también puedes aplicártelas en el rostro para hacer que tu piel luzca sana y esté más hidratada. Para hacer una mascarilla de algas en casa, mezcla media taza de algas en polvo con un poco de agua tibia y aceite de oliva hasta obtener una sustancia espesa y homogénea. Aplica esta mezcla sobre tu rostro y cuello, dejando que actúe durante 15 minutos para después aclararla con agua. También puedes aplicar tiras de algas humedecidas directamente sobre tu rostro, como se muestra en la imagen de arriba.

Sigue una dieta equilibrada

No es un secreto que la forma en que nos sentimos y nos vemos depende en gran medida de lo que comemos. La dieta japonesa, en este sentido, es súper fresca y saludable, y si deseas ponerla en marcha en tu vida, necesitas lo siguiente:

  • comer más alimentos frescos y sin procesar, bien pescado, cereales, verduras, frutas, algas, productos de soya fermentada (como la sopa miso, por ejemplo) y el té verde;

  • comer moderadamente productos de origen animal;

  • dejar de comer alimentos procesados, refinados y azucarados.

Intenta mantener un alto nivel de colágeno

El colágeno es una proteína estructural importante de nuestra piel y su pérdida nos hace aparentar una edad mayor. En Japón, se puede comprar todo tipo de suplementos de colágeno, los cuales, se venden en forma de pastillas, jaleas, dulces y bebidas. Algunos científicos estiman que no sirve de nada comer suplementos de colágeno con este propósito, pero existen maneras de aumentar el nivel de colágeno en tu piel de forma natural. Añade caldo a base de huesos, pescado, pollo, claras de huevo, verduras de hoja verde y frutas cítricas a tu dieta para ayudar a tu cuerpo a producir más colágeno.

Escoge productos para el cuidado de la piel con aceite de camelia

Camelia, o tsubaki, es uno de los árboles florecientes japoneses que goza de gran popularidad. A las japonesas les encanta usar el aceite de camelia que se extrae de las semillas de esta planta, ya que es conocido por su capacidad de penetrar en las capas más profundas de la piel, evitando así que esta se reseque. Este aceite es rico en ácidos grasos, vitaminas y antioxidantes. Protege nuestra piel de la exposición al medio ambiente y la hace más suave y tersa. El aceite de camelia se puede encontrar en muchos de los productos cosméticos ampliamente utilizados por las japonesas, desde cremas faciales a champús.

Sumérgete en un baño caliente

A la gente en Japón le encanta sumergirse en una bañera, ya sea una caliente o una tradicional fuente termal, onsen. Este último se considera un baño terapéutico: minerales que se encuentran en las aguas termales penetran en el cuerpo y te ayudan a calmar tus nervios, deshaciéndote de posibles enfermedades de la piel, así como haciéndote sentir y aparentar ser más joven. Pero si no puedes ir a un onsen, también puedes disfrutar de un baño caliente en casa. Sumergirte en agua caliente te ayudará a reducir la inflamación, mejorar la calidad de tu sueño e incluso te ayudará a quemar calorías adicionales.

Bebe té verde y aplícalo como mascarilla facial

En Japón, nunca sobra el té verde. Además de tomar de manera regular esta poción de la juventud, rica en antioxidantes, puedes probar a elaborar una mascarilla facial casera a base de té verde. Esta puede eliminar pequeñas arrugas, juntar los poros y desintoxicar la piel.

  • Toma 0,5-1 cucharadita de té verde matcha en polvo, añade 1 cucharada sopera de agua y media cucharada sopera de miel.

  • Mezcla todos los ingredientes juntos y aplícalo por todo el rostro. Deja que actúe durante 20 minutos y aclara con agua.

Premia a tu rostro con un automasaje de manera regular

Justo después de lavar con suavidad sus rostros, las japonesas realizan un automasaje facial con las palmas de sus manos. Las técnicas japonesas de masaje de contornos se hicieron muy populares entre las féminas debido a los sorprendentes resultados que pueden apreciarse justo después de unas pocas sesiones. Lo mejor de estos masajes es que puedes hacerlos tú, por tu propia cuenta. Esta es una de las técnicas de masaje facial más populares y puedes probarla ahora mismo siguiendo las instrucciones del video. Cualquiera que sea la técnica de masaje facial que elijas, recuerda:

  • Aplica aceite o loción de masaje para reducir el impacto de tus dedos sobre la piel.

  • Tus movimientos deben ser suaves y delicados.

Protege tu piel del sol

Las mujeres en Japón evitan exponerse al sol siempre que les sea posible. Los agresivos rayos solares UVA y UVB dañan nuestra piel y aceleran el proceso de envejecimiento, generando la aparición de arrugas y manchas. Según los expertos, incluso en un día nublado, el 80 % de los rayos ultravioleta pueden atravesar las nubes. Siempre que salgas a la calle, considera aplicarte un protector solar y productos para el cuidado de la piel que contengan este.

¿Cuáles de estos consejos te gustaría poner en marcha? ¿Podrías compartir tus propios trucos de belleza que pueden ayudar a nuestros lectores a verse y sentirse más jóvenes?

Ilustrado por Alena Sofronova para Genial.guru
8295
15k