Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Remedios caseros para combatir las náuseas durante el embarazo

Alrededor de 80 % de las mujeres sufren de náuseas, vómitos o mareos durante el embarazo. Generalmente, comienzan en la quinta o sexta semana y pueden volverse más graves al comienzo del tercer mes. Los síntomas generalmente desaparecen al principio del segundo trimestre. Sin embargo, entre 15 y 20 % de las madres pueden continuar experimentando náuseas durante más tiempo.

Genial.guru quiere compartir contigo la lista de remedios caseros que te pueden ayudar a combatir las náuseas para que tengas una mejor experiencia durante el embarazo.

1. Comer pan o galletas saladas por la mañana, antes de levantarse

Para suavizar las náuseas en la mañana, intenta colocar algunas galletas saladas, pan seco o cereal al lado de tu cama para que puedas comer una pequeña cantidad tan pronto como te despiertes. Empezar el día con algo en el estómago servirá para mitigar los síntomas del primer trimestre del embarazo.

2. Tomar té o chupar caramelos de menta

Existen diferente tipos de tés de hierbas que ayudan a reducir las náuseas. Los más comunes son las infusiones de manzanilla, bálsamo de limón y menta. Estos también sirven si sufres de acidez estomacal durante el embarazo. Por su parte, solamente con oler el refrescante aroma de la menta puede ser suficiente para que te sientas mejor. Sin embargo, masticar planta fresca o tomar una taza de té de menta también es un eficaz remedio para las náuseas.

3. Agregar jengibre a tus comidas

Tomar una taza de té de jengibre caliente puede ayudar a calmar el estómago. Esta hierba picante también se utiliza para aliviar el mareo causado por los movimientos. Otra opción es masticar la planta directamente, incluso se pueden hacer conservas de jengibre para que sea más apetitoso.

4. Beber agua de arroz

El agua de arroz proporciona almidón el cual es rico en minerales y vitaminas que necesitan las mujeres durante el embarazo. Esta bebida ayuda a combatir no solo las náuseas matutinas sino que además sirve para la diarrea y es una opción saludable para mantenerte hidratada. Es normal que después de vomitar necesites líquidos en tu cuerpo.

5. Consumir alimentos con vitamina B6

Los nutrientes de la vitamina B6 son esenciales para que el cuerpo funcione a máxima capacidad. Asimismo, tiene un efecto significativo para reducir o detener las náuseas y los vómitos. Puedes encontrar esta vitamina en las siguientes comidas:

  • guisantes verdes;
  • salmón;
  • huevos;
  • bananas;
  • aguacate;
  • espinaca;
  • carne;
  • zanahorias;
  • atún;
  • leche.

6. Tomar agua helada

La temperatura fría del agua calma el estómago y puede parar los vómitos. Cuando estas embarazada, esta bebida facilita el proceso de la digestión, lo que puede hacer que te sientas un poco mejor, especialmente si la tomas después de comer. También te ayuda a mantenerte hidratada.

7. Comer alimentos con zinc

Los bajos niveles de vitaminas y zinc pueden ser una de las razones por las que tengas náuseas durante el embarazo. Consumir comidas que son ricas en zinc aportara proteínas en tu sistema que también ayudará con el crecimiento del bebé. Sirve para curar heridas y para que el cuerpo pueda producir insulina. Algunas de las comidas ricas en zinc son:

  • chocolate negro;
  • arroz integral;
  • huevos;
  • cangrejo;
  • ostras;
  • carne de res;
  • semillas de calabaza;
  • semillas;
  • nueces;
  • huevos;
  • vegetales.

8. Mascar chicle

El chicle contiene Stevia, una planta que está relacionada con la reducción de la sensación que provocan las náuseas y es un sustituto del azúcar. Esto, combinado con el acto de masticar, hace que el cuerpo logre encontrar algo de alivio y volver a la normalidad, ayudado aún más por el sabor y el olor del chicle. Las mujeres embarazadas generalmente experimentan acidez estomacal después de una comida. Cuando masticas un chicle, aumentas la producción de saliva en la boca, la cual abre el camino en el estómago para contrarrestar cualquier ácido estomacal residual.

9. Dormir semisentada

Cuando estás embarazada, puede resultar difícil encontrar una posición para dormir en la que te sientas completamente cómoda. Puedes practicar acostarte boca arriba, en una posición de medio sentado tomando el apoyo de algunas almohadas. Esta pose no solo te ayudará con las náuseas, sino que también sirve para combatir la acidez estomacal.

10. Comer poco y muy seguido

Tal vez pienses que, si no tienes comida en el estómago, no tendrás necesidad de vomitar. Sin embargo, no comer puede empeorar las náuseas. Para evitar tener la barriga vacía, intenta comidas más pequeñas y frecuentes en lugar de tres comidas grandes cada día.

11. Chupar medio limón

Chupar un limón es una forma de reducir las náuseas, pero no es la única forma que esta fruta te puede ayudar. Cortar un limón o simplemente rascar su cáscara puede funcionar de una manera similar, debido a que libera los aceites cítricos al aire, y tan solo con olerlo puede hacer la diferencia. Un frasco de aceite esencial de limón puede ser una alternativa práctica para usar cuando estás lejos de casa.

¿Has usado o conoces a alguien que ha utilizado alguno de estos remedios caseros? Cuéntanos, ¿cómo fue la experiencia? ¿Conoces algún otro truco que puede ayudar a calmar esta etapa del embarazo?