Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Errores en el cuidado de la piel que hacen que tus poros se vean más abiertos

7-86
30k

El exceso de aceite, las células muertas de la piel, la suciedad y las bacterias pueden obstruir los poros y hacer que parezcan más grandes o abiertos. Cuidar tu rostro es crucial para evitar eso, por lo que a veces puedes obsesionarte. Sin embargo, resulta que demasiado cuidado no es bueno, y algunas rutinas, así como hábitos de belleza diarios, dañan nuestros poros mucho más que cualquier otro factor externo.

Genial.guru adora descubrir nuevos consejos de belleza para compartir con sus lectores, y esta vez siente la necesidad de advertirte sobre algunas cosas que podrías estar haciendo mal con tu piel. ¡Asegúrate de tomar nota!

1. Usar frecuentemente papel secante con efecto mate

El papel secante con efecto mate remueve el aceite del rostro y puede ser un salvador durante días calurosos, cuando nuestra piel tiende a ponerse más grasosa y sudorosa. Sin embargo, usarlo una y otra vez hará más daño que bien. En realidad, una fina capa de aceite es necesaria para tu rostro. Si la eliminas constantemente, obligarás a tu piel a producir más. Esto conducirá a obstruir los poros y a agrandarlos.

2. Extraer por la fuerza puntos negros, espinillas y granos

Sí, puede ser realmente satisfactorio reventar espinillas, pero debe hacerse de manera segura. Hay bacterias en tu piel, por lo que reventar los granos expone una herida a esos microorganismos. Si fuerzas a un punto negro a salir cuando aún no está listo para extraerse, dejarás que las bacterias entren en las capas internas de tu piel. Esto puede empeorar la situación, ya que la irritación se extenderá, lo que provocará poros y cicatrices grandes.

3. Demasiada exfoliación

La exfoliación ayuda a eliminar la suciedad, las células muertas de la piel y el exceso de aceite que puede bloquear los poros. Esta simple acción es refrescante y puede hacer que estos últimos parezcan más pequeños. Sin embargo, solo necesitas hacerlo de 1 a 2 veces por semana. La exfoliación excesiva puede provocar piel seca y poros abiertos, los cuales, sin una capa natural de aceite, absorberán el polvo de su entorno. Esto hará que se abran aún más.

Además, lavarse la cara más de 2 veces al día eliminará su capa natural de aceite. La piel es sensible al polvo y a la suciedad del exterior, por lo que eso puede provocar inflamación y acné.

4. Dejar que tu piel se reseque

La piel seca provoca arrugas y te hace ver mayor. Además, los poros pueden aplanarse y verse más abiertos. Afortunadamente, es fácil prevenir esto. Elige un buen tónico con agua humectante para tu tipo de piel y aplícalo diariamente en tu cara.

5. Usar productos que tapan los poros

Hay algunos productos extremadamente populares que se usan en el cuidado de la piel, pero que no deben ser aplicados en la cara. La manteca de cacao, el aceite de coco y la crema de lanolina tienen propiedades de obstrucción de poros. Pueden ser buenos para mantener la piel hidratada, pero también pueden causar imperfecciones y mantener la suciedad dentro de los poros, creando granos que pueden estirarlos. Es mejor encontrar una buena crema para la cara y usar los otros productos solo en el cuerpo.

6. Retocar tu maquillaje con demasiada frecuencia

Durante el día, tu maquillaje podría desaparecer naturalmente. Retocarlo un poco no produce ningún daño, pero no debes hacerlo con demasiada frecuencia. Tu piel produce aceite, por lo que, al frotarla constantemente con polvo, crearás una capa de aceite, suciedad y maquillaje. Si te retocas frecuentemente, ¡los brotes de espinillas y el acné están garantizados!

7. Comer alimentos nocivos

Los productos lácteos, el alcohol y los alimentos con alto contenido de azúcar refinada, los picantes o los alimentos fritos son perjudiciales para la piel. Pueden desencadenar inflamaciones en tu cuerpo y provocar piel propensa al acné. Este último debilita las glándulas sebáceas y provoca la abertura de los folículos pilosos, lo que aumenta el tamaño de los poros. Por lo tanto, un buen plan de dieta siempre es una excelente opción para cuidar la condición de tu piel.

8. No usar protección solar

La exposición al Sol es dañina para tu piel de muchas maneras, ya que la engruesa y endurece, elimina el colágeno, la elastina y el agua, y también provoca la contracción del tejido. Esto hace que los bordes de los poros se estiren y se vean caídos. Por lo tanto, ¡una crema protectora solar siempre es imprescindible!

¿Tienes poros dilatados o pequeños? ¿Tienes tus propios trucos para reducir su apariencia? ¡Compártelos con nosotros en la sección de comentarios!

7-86
30k