Genial
Genial

10 Bailes para ponerte en forma que puedes elegir según las zonas de tu cuerpo que desees trabajar más

El movimiento es vida, sinónimo de juventud, fortaleza y salud, por eso es tan importante incluirlo en nuestras rutinas diarias. A muchas personas no les agrada ir al gimnasio, sus entrenamientos repetitivos y las máquinas les resultan aburridos, y por más que lo intentan, acaban abandonando al poco tiempo de haber empezado y sin llegar a ver resultados. Si tú eres de esas personas tenemos una gran alternativa que ofrecerte para que además de moverte y mantenerte en forma, lo pases en grande: bailar.

Hoy en Genial.guru te contamos qué tipos de bailes puedes realizar para poner tu cuerpo a punto. En cada imagen, señalado en color verde, podrás ver qué grupos musculares trabaja cada estilo, para que puedas escoger el adecuado para ti dependiendo de tus necesidades u objetivos.

1. Ballet

Existe la creencia popular de que el Ballet se debe practicar cuando se es pequeño y que de mayor ya no puede hacerse, pero esto no es cierto. La práctica de esta danza en adultos, además de ser un ejercicio muy completo, aporta a nuestro cuerpo grandes beneficios tanto a nivel físico como psicológico. Al igual que cualquier otra disciplina, su aprendizaje debe ser guiado por profesionales y ser paulatino, dando tiempo al cuerpo para adaptarse a las diferentes técnicas y movimientos.

Su práctica habitual fortalece todos los músculos del cuerpo y les otorga elasticidad y agilidad. A su vez nos ayudará a corregir las malas posturas adquiridas a lo largo de los años y mejorará nuestro equilibrio, memoria y capacidad de concentración.

2. Bailes urbanos: Hip hop, Break dance, Funky, etc.

Si lo clásico no es lo tuyo, tenemos aún muchas más opciones que ofrecerte. A ritmos más veloces e intensos tenemos los bailes urbanos, que son un gran ejercicio cardiovascular. Durante una sesión de Hip Hop de unos 45/50 minutos, podemos llegar a quemar hasta 500 calorías, más aún que pedaleando durante una hora en una bicicleta estática.

Sus movimientos son más rápidos y pequeños, pero no menos efectivos, además, al no incluir saltos, no causa impacto en los tobillos y las rodillas. A nivel tonificación muscular, te ayudarán a fortalecer principalmente los brazos, la espalda y los abdominales, y en menor grado también las piernas.

3. Danza árabe u oriental

La práctica de esta femenina y delicada danza es también un ejercicio muy completo y nada agresivo. Sus movimientos suaves y circulares, además de relajarnos y ayudarnos a eliminar tensiones, también nos ayudarán a tonificar y estilizar nuestra figura. Los músculos que se activan al realizarla son principalmente los abdominales oblicuos y los cuádriceps, y a su vez fortalece también los brazos, los hombros y la zona pectoral.

Si bien no es una actividad de impacto, incluye un trabajo profundo a nivel pélvico, por eso en caso de lesiones o molestias en la espalda es de suma importancia tanto consultar con un profesional de la salud antes de empezar a practicarla, como informar de ello al profesional a cargo de la clase.

4. Jazz

Si no tienes muy claro qué es la danza Jazz vamos a aclarar primero que no tiene nada que ver con el estilo musical llamado de la misma manera. Piensa en Broadway, musicales como West Side Story o Chicago, eso es la danza jazz. Un estilo de danza plástico que combina técnicas de danza clásica y danza contemporánea, a la vez que también incluye elementos otras danzas más modernas.

Como actividad física su práctica supone un ejercicio muy completo, ideal si lo que estamos buscando es perder peso y tonificar el cuerpo en general. Cabe destaca también, que el intenso trabajo cardiovascular que supone ayuda a mejorar el ritmo cardiaco y la capacidad pulmonar.

5. Bailes de salón

Este es el primer baile de nuestra lista que tiene una ventaja extra, se puede practicar en compañía de tu pareja, un amigo o algún familiar, para que además de que ambos disfruten de sus beneficios, puedan pasar un buen rato juntos un par de veces a la semana. La intensidad de la actividad dependerá un poco de la modalidad que estemos trabajando, ya que este baile abarca diversos estilos.

Entre los más tranquilos están el Vals y el Foxtrot, y entre los más intensos el Mambo y el Quickstep. La mayoría de los movimientos, tanto para la mujer como para el hombre, son de piernas, con lo cual los músculos que más se trabajan son los de los miembros inferiores especialmente. En el caso de la mujer, como casi todo se realiza en puntas de pie, se fortalecen considerablemente los gemelos.

6. Flamenco

Además de ser perfecto para liberar la tensión y el estrés a base de palmas y zapateo, este baile lleno de pasión nos permitirá trabajar tanto la parte superior como la parte inferior del cuerpo. Sus grandes movimientos de brazos nos ayudarán a tonificar todos los músculos de los mismos, al tiempo que los zapateados fortalecerán los músculos de nuestras piernas, glúteos incluidos, y el abdomen.

Cabe aclarar que esta sí es una actividad de impacto y que en caso de lesiones en rodillas o espalda, es importante tener antes que nada el visto bueno del médico para realizarla, y siempre poner al profesor en conocimiento de nuestro diagnóstico.

7. Bailes latinos

Salsa, Merengue, Bachata o Cumbia, todos los bailes latinos están actualmente haciendo furor por todo el mundo. No hay límite de edad para practicarlos, son divertidos, nos ayudan a sociabilizar y conocer gente nueva, y añaden un buena dosis de actividad física a nuestra rutina semanal.

A pesar de no suponer una gran esfuerzo, son un buen ejercicio cardiovascular que nos puede ayudar a quemar calorías extra con su práctica habitual. A nivel muscular fortalece todos los músculos de las piernas, y gracias a la activación del sistema circulatorio, también el corazón.

8. Pole dance

Se cree erróneamente que para practicar este estilo de danza hay que estar preparado a nivel físico, ser joven, tener elasticidad o estar en forma, pero no es así, cualquiera puede comenzar a practicar Pole dance, tanto hombres como mujeres, y a cualquier edad, siempre y cuando no haya lesiones físicas que lo impidan.

No tengas miedo, no tendrás que colgarte de cabeza desde el primer día. Los movimientos están divididos por niveles y su dificultad se irá incrementando poco a poco a medida que estemos preparados para poder realizarlos. Al trabajar en suspensión casi constantemente, es un ejercicio de fuerza que trabaja intensamente todos los músculos del cuerpo, comparable a levantar pesas, pero levantando el peso de nuestro propio cuerpo.

9. Capoeira

Este estilo reúne todos los beneficios de la danza y de las artes marciales, convirtiéndose en una gran actividad física apta parar todo público. Además de ponernos en forma, su práctica nos ayudará a mejorar nuestra concentración, equilibrio y reflejos.

A su vez trabaja todo el cuerpo, tanto quemando grasas, como fortaleciendo todos los músculos. Al estar constantemente haciendo levantamientos de piernas y flexionando el tronco para tocar el suelo con las manos, los músculos de la zona abdominal son los más implicados y los que más se trabajan.

10. Tango

Por último, pero no por ello menos efectivo, tenemos este elegante baile en pareja argentino. Si lo que estamos buscando es fortalecer y estilizar nuestras piernas, este estilo de baile puede ser una gran opción.

Además de ayudarnos a corregir nuestra postura, sus movimientos nos darán agilidad y elasticidad en las piernas y activarán todos sus músculos, desde los gemelos hasta los glúteos. Su práctica habitual, combinada con una alimentación equilibrada, puede ayudarnos a perder peso y ponernos en forma de manera amena y de bajo impacto.

¿Qué tipo de baile practicas o te gustaría practicar? Si ya has acudido a clases de baile nos encantaría que compartieras con nosotros cómo fue tu experiencia y qué resultados obtuviste.

Genial/Mujer/10 Bailes para ponerte en forma que puedes elegir según las zonas de tu cuerpo que desees trabajar más
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos