Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Paso a paso para tener un guardarropas perfecto con tan solo 24 prendas

Un armario cápsula es un conjunto de prendas básicas que toda persona debería tener, ya que, al combinarlas entre sí, pueden crearse atuendos perfectos. Este método es muy útil para reducir espacio y contribuir con el cuidado del medioambiente, puesto que dejamos de comprar mucha ropa que, usualmente, terminamos usando solo una o dos veces.

Genial.guru recogió algunas de las prendas básicas que deberías tener si lo que quieres es crear tu propio armario cápsula para todo el año.

Prendas básicas

1. Camisetas y blusas

  • La camiseta rayada es un must have que no puede faltar en tu fondo de armario, ya que no solo es clásica y atemporal, sino que puedes combinarla con distintos objetos debido a su versatilidad: jeans, joggers, faldas, shorts o pantalones de un color entero.

  • Si quieres dinamizar un poco tu guardarropas, puedes optar por una camiseta con un mensaje, lo que le aportará a tu look un poco de tu personalidad.

  • La camisa blanca es el básico entre los básicos. Puedes usarla de tantas formas distintas que incluso podrías sorprenderte: ya sea solamente con unos jeans o combinándola con una falda midi, o con un pantalón neutro y un abrigo, etcétera.

  • Una prenda clásica en primavera o verano es una blusa con un estampado floral. Puedes encontrarla con mangas cortas o sin mangas, en distintos tipos de telas y colores. Lo importante es que puedes combinarla muy bien con un jean, pantalón blanco o alguna otra prenda de tono neutro para que la blusa sea la protagonista.

  • Una camiseta básica de color entero puede salvarnos de cualquier apuro, porque podemos combinarla con muchas otras prendas y seguirá viéndose bien. Para resaltar un poco tu atuendo, usa accesorios llamativos.

2. Shorts y pantalones

  • Unos jeans de color azul oscuro quedan bien siempre, además de dar un aspecto más elegante o formal. También estilizarán tus piernas, y podrás usarlos con muchas otras prendas, ya sea con un abrigo, una camiseta básica o un bléiser.

  • El beige, al ser un color neutro, es muy fácil de combinar con otros tonos o diseños. Es por eso por lo que te recomendamos tener un pantalón de este tono, ya que podrás usarlo con distintos abrigos, chaquetas o simplemente cambiando de blusas o camisetas.

  • Los pantalones negros pueden combinarse con todo: para trabajar, con unas blusas o chaquetas que se lleven el protagonismo, o junto con tacones altos. Y si lo que deseas es armar un atuendo más casual, puedes llevarlos con una camiseta estampada o una de mezclilla.

  • Los jeans claros son la mejor pareja para tus blusas de colores fuertes y vibrantes, así como las estampadas. Hoy en día puedes encontrarlos en distintos modelos: con cintura alta, skinny, acampanados, etc.

  • Los shorts de mezclilla son un clásico del verano, aunque también puedes llevarlos en primavera si los combinas de la forma correcta. Puedes usarlos con una camiseta básica y sandalias, o también con una blusa bonita y accesorios glamorosos para resaltar tu look.

3. Vestidos y faldas

  • El vestido negro corto es un básico que debes tener. Puedes llevarlo durante el día con zapatos sin tacón (o hasta con zapatillas para darle un look urbano), y durante la noche con tacones altos para conseguir un estilo mucho más elegante.

  • A aquellas amantes de lo clásico y atemporal no podemos dejar de recomendarles tener un vestido blanco en su armario. Puedes llevarlo con unas sandalias planas durante el día o con tacones durante la noche.

  • El vestido camisero es tan versátil que puedes usarlo para la oficina, para una cita o para salir con tus amigas. También puedes combinarlo con zapatillas para salir a caminar, o cambiarte y ponerte tacones y accesorios para ir a una reunión.

  • Las faldas estilo midi, de por sí, tienen mucha personalidad: dependiendo de con qué las utilices, puedes armar un look romántico, deportivo o elegante. Además, puedes encontrarlas en distintos tejidos y diseños. De cualquier modo, no puedes dejar de tenerlas en tu armario.

  • La falda de jean es un básico en la época más calurosa del año. Te recomendamos llevarla en modelo mini o en el favorecedor midi, ya sea en diseños básicos, desteñidos u oscuros.

4. Calzado y accesorios

  • Siempre es importante tener zapatillas en nuestro armario, ya sea para caminar o para hacer deporte. Sin embargo, las blancas destacan porque, en los últimos años, han ido apareciendo en distintos escenarios aparte de los urbanos, como en las oficinas o eventos un poco más elegantes.

  • Las botas altas, inspiradas en la equitación, son una excelente opción en los días fríos, ya sea para ir al campo, salir a caminar, etc. Te recomendamos llevarlas sobre unos skinny jeans para que se luzcan mucho mejor.

  • La pashmina es uno de los accesorios más confortables cuando llega el frío, pero además de abrigarnos, podemos lograr un look distinto si la agregamos a otras prendas básicas. Te recomendamos escoger una con un diseño para llevarla junto con colores enteros.

  • Las sandalias planas son unos de los zapatos que más buscamos durante el verano, ya que, al no tener tacón, podemos usarlas durante largo tiempo sin sentirnos incómodas, sino muy frescas. Para eventos especiales, busca aquellas que tengan personalidad propia, quizá con algún adorno o diseño especial. Lo mejor es escogerlas en colores neutros para tener más opciones de combinación con otras prendas.

5. Abrigos y chaquetas

  • El trench coat se ha convertido en una prenda básica del armario femenino, especialmente para los días de lluvia o cuando el frío no es muy intenso. Llévalo en colores neutros para que puedas combinarlo con tacones o hasta con un vestido y zapatillas.

  • Los abrigos camel son un clásico que nunca pasará de moda. Este color hace que sean muy combinables con distintas prendas, ya sea con jeans, pantalones claros u oscuros.

  • Las chaquetas negras (y más aún las de cuero) son totalmente atemporales: se veían bien hace 50 años, y hoy en día siguen haciéndolo. Con ellas puedes hacer un poco más casual tu atuendo, gracias al aire roquero y a la gran personalidad que poseen.

  • Una chaqueta de mezclilla siempre va a rejuvenecer tu estilo y a darte un aire más casual. Te recomendamos combinarla con otra prenda que no sea de la misma tela, para generar contraste.

  • Un bléiser negro siempre caerá bien en tu atuendo para el trabajo, así como para otras ocasiones más informales. Puedes llevarlo con una camiseta básica, rayada o con mensaje. Igualmente, no dudes en usarlo con pantalones semielegantes o jeans para conseguir un look más informal.

Cómo combinar las prendas en cada ocasión

Puedes combinar una camiseta rayada con shorts de mezclilla y sandalias planas para salir a caminar o a hacer recados en un caluroso día de verano. También puedes usarla para una cita en el parque, combinándola con unos jeans claros y sandalias planas.

Las camisetas con mensajes son ideales para formar atuendos más relajados, como para usar en un almuerzo con amigos, junto con unos jeans claros y zapatillas blancas. Por otro lado, puedes usarlas junto con unos shorts de mezclilla y las mismas zapatillas si vas a viajar, ya que esto te permitirá sentirte más cómoda y fresca.

Puedes usar una camiseta básica de color entero junto con una falda midi y sandalias planas para llevar a pasear a tu perro, aunque también podrías combinarla con una falda de mezclilla y zapatillas blancas para ir a tomar un helado con una amiga.

Una chaqueta de mezclilla no solo te abrigará un poco, sino que también te dará un look más relajado. Por eso, puedes usarla junto con un vestido camisero y zapatillas blancas para una fiesta de cumpleaños, así como con un vestido negro corto y sandalias planas en un evento de noche.

Te recomendamos llevar una blusa con estampado floral con una falda midi y zapatillas blancas si debes hacer encargos o ir de compras. Sin embargo, puedes usarla también con una falda de mezclilla y sandalias planas para caminar por la playa.

Unas sandalias planas son una opción muy fresca y cómoda para llevar en los meses más calurosos del año. Puedes combinarlas con un vestido negro corto para lograr un look más formal, como para una cita, o con un vestido camisero para una salida con amigos.

Si te animas a llevar un vestido blanco, puedes hacerlo con unas sandalias planas en una reunión con amigos, o con zapatillas blancas y una chaqueta de mezclilla al hacer las compras en el supermercado.

Un abrigo camel es una prenda muy versátil: puedes usarlo con una camisa blanca, jeans oscuros, botas altas y una pashmina para una fiesta al aire libre en una noche fría, aunque también puedes llevarlo con pantalones negros para salir a la calle.

Si tienes una cita en otoño o invierno, puedes usar un bléiser negro con una camisa blanca, jeans oscuros y botas altas. Modifica tu vestuario con distintas opciones usando el mismo abrigo con pantalones negros y una pashmina para ir al supermercado.

Si quieres salir de compras o a pasear a tu mascota, puedes vestir una camisa, ya sea con un bléiser, pantalones negros y botas altas, o con jeans oscuros.

Usa unos pantalones beige con una camisa blanca, bléiser y botas altas para ir a comer con amigos. También puedes usarlos para un día de trabajo en la oficina, ya que existen muchas prendas con las que puedes combinarlos.

Una excelente opción de abrigo ligero es un trench coat. Puedes combinarlo con una camisa blanca, jeans oscuros y botas altas para salir a pasear, o también con pantalones negros para ir a un restaurante.

¿Qué otras prendas agregarías a tu armario cápsula? ¿Cómo las combinarías?

Compartir este artículo